Las varas de medir de la Junta de Andalucía

Duro con el pobre y complaciente con el rico

0
838
La plaza de Valverde con su nuevo callejón.
La plaza de Valverde con su nuevo callejón.

«…¡Qué fácil le resulta a la Junta aplicar mano dura contra una plaza pequeña de apenas 3.000 espectadores, que ha dado muestras de buena voluntad para corregir posibles anomalías, aunque eso sí, del PP, y qué difícil les resulta aplicar el mismo nivel exigencia en una plaza como la Maestranza, pero eso sí, donde mandan los influyentes maestrantes…!»

Francisco Mateos.-

     Me llamó la atención leer una noticia hace unos días sobre que corrían peligro los festejos taurinos en la placita onubense de Valverde del Camino. No anda el mundo del toro para más sustos y recortes. El caso es que la amenaza de ‘prohibición’ venía desde la propia Junta de Andalucía. Para poder tener datos suficientes, me fui directamente a hablar con el concejal de Urbanismo del Ayuntamiento valverdeño.

     La plaza de Valverde no disponía de callejón. Es un modesto coso de tercera categoría que apenas puede albergar unas 3.000 personas en sus tendidos. El anterior equipo de Gobierno municipal (PSOE) acometió la instalación de un callejón, perdiendo por tanto un poco de diámetro de ruedo. Ahora que ha cambiado el Gobierno municipal (PP), la Junta de Andalucía le ha requerido para que modifique el callejón para cumplir con el diámetro mínimo de ruedo exigible en el Reglamento Taurino Andaluz. Concretamente, el ruedo debe medir 33 metros, y el de Valverde ha quedado tras la obra del callejón en 32,40 metros en algunos zonas, y en otras en 32,60 metros. Es decir, ¡sólo unos 40 centímetros menos del exigible! Y la Junta ‘amenaza’ al Ayuntamiento local (ahora del PP) con no autorizarles festejos mayores (corridas de toros y rejones) por estos 40 centímetros, poco más de lo que mide un pie de un torero.

     La cosa parece tener un trasfondo político PP-PSOE, porque de otra forma no se entiende la ridícula y estricta exigencia de la Junta. Más aún cuando fue el anterior equipo de Gobierno municipal (PSOE) el que llevó a cabo la construcción del callejón. Cabe preguntarse si, en caso de haber seguido gobernando el PSOE en el Ayuntamiento de Valverde, la Junta habría sido igual de exigente. Según fuentes municipales, ya el año pasado llegó otro requerimiento advirtiendo que no se autorizarían festejos mayores si la altura de las tablas no se corregía. La buena voluntad del Ayuntamiento local quedó demostrada con la rectificación de la altura de las tablas. Las mismas fuentes municipales aclaran a este portal que en el contrato de reforma y construcción del callejón han encontrado varias irregularidades. Curiosamente, parece que en todo este proceso de reforma de la plaza por parte del anterior gobierno del PSOE tuvo un papel destacado un concejal tránsfuga de IU, que se fue al PSOE, y que tras ganar el PP el Ayuntamiento de Valverde ha sido ‘reubicado’ en la Diputación de Huelva, entre otras funciones, como ‘asesor de aeropuertos’; justamente en Huelva, una provincia que no dispone de aeropuerto alguno…

     ¿Y qué tiene que ver esto de la plaza de Valverde, que al fin y al cabo es de Huelva, con Sevilla? Pues un ejemplo de la arbitrariedad de actuación de la Junta. ¿Sabe usted, señor lector, cuántas anomalía se producen en la todopoderosa plaza de la Maestranza sin que la Junta de Andalucía se atreva ni a ‘toserle’ a los influyentes maestrantes? Desde el uso de vasos de cristal en espectáculo público por parte de los maestrantes y a la vista de todos los demás a los que se lo prohíben, hasta la falta de los corrales exigibles en el Reglamento, y pasando por el grave incumplimiento del obligado número mínimo de escaleras y su ancho de dimensiones en los tendidos de sol. Y no quiero ni hablar de las inexistentes señalizaciones de emergencias, extintores, mangueras, luces de emergencias,… en los pasillos interiores de la plaza por donde se desplaza y circula el público. ¡Qué fácil le resulta a la Junta aplicar mano dura contra una plaza pequeña de apenas 3.000 espectadores, que ha dado muestras de buena voluntad para corregir posibles anomalías, aunque eso sí, del PP, y qué difícil les resulta aplicar el mismo nivel de exigencia en una plaza como la Maestranza en la que acceden más de 10.000 personas, pero eso sí, donde mandan los influyentes maestrantes, que además ceden pases de cortesía a varios políticos de la Junta en zonas privilegiadas de la plaza…! Capaces son -los de la Junta- de dejar a Valverde sin corridas de toros por 40 centímetros de ruedo, y permitir el uso de los maestrantes de vasos de cristal en la Maestranza o la falta de escaleras, corrales y señalizaciones de seguridad.

Dejar respuesta

cinco × cuatro =