REAL MAESTRANZA - 7ª Feria de Abril

¿Toros?

0
1074

Tarde infumable y de bostezos marcada por el comportamiento manso, descastado y flojo de los toros de El Ventorrillo. Iván Fandiño y Jiménez Fortes fueron ovaciones en el segundo de sus respectivos toros. Diego Urdiales se marchó entre silencios.

LA FICHA

TOROS: Se han lidiado toros de El Ventorrillo. Cuarto y sexto devueltos por inválidos y sustituidos por uno de la misma ganadería y otro de Montealto lidiado en sexto lugar. Mansos, descastados y flojos. Noble el de Montealto.

ESPADAS: -Diego Urdiales (de verde pistacho y oro), silencio y silencio tras aviso.

-Iván Fandiño (de verde manzana y oro), silencio y ovación tras aviso.
-Jiménez Fortes (de azul y oro), que debutaba como matador en esta plaza, silencio tras aviso y ovación tras aviso.

CUADRILLAS: Destacó el picador Tito Sandoval en el tercio de varas del tercer toro.

INCIDENCIAS: Menos de media plaza.


 

CLICK PARA DEJAR SU OPINIÓN

 

 

CLICK PARA IR A LAS IMÁGENES
GALERÍA GRÁFICA
lopezmatito.com
GALERÍA GRÁFICA
Paco Díaz
OTRAS IMÁGENES
Javier Martínez
PUERTA DEL PRÍNCIPE
Javier Martínez
VIDEO DE LA CORRIDA

 

Pase cambiado por la espalda de Iván Fandiño. (FOTO: lopezmatito.com)

 

CLICK PARA IR A LAS ARTÍCULOS
AL NATURAL
Cemento

Francisco Mateos
MEDIA BELMONTINA
Los elefantes del Rey
Juan Belmonte
LA CORRIDA, AL COMPÁS
Tu escaparate… Sevilla

Fernando Naranjo

¿Toros? Animales mansos, flojos, a la defensiva, agotados, que, para colmo, carecen hasta de la deseada nobleza


Manuel Viera.-

     El cielo cárdeno amenazante de lluvia y el viento frío que hiela las gradas de los tendidos altos de la Maestranza hizo insoportable tan infumable tarde. La primavera en Sevilla se ha trasformado en otoño molesto y desagradable que nada bueno presagia cada tarde de toros. ¿Toros? Animales con hechuras de ‘bravos’, de finas y punzantes arboladuras que deambulan por el inmenso ruedo maestrante sin un gramo de casta en sus adentros. Animales mansos, flojos, a la defensiva, agotados, que, para colmo de desdicha del toreo moderno, carecen hasta de la deseada nobleza.

     Porque ni embestidas nobles tuvieron en los engaños cuatro de los cinco lidiados de El Ventorrillo. Desastroso comportamiento de unos toros que decepcionaron a una gente que aguanta la adversa climatología y también el sinsentido de un espectáculo venido a menos. En cierta forma, es lo que hay.

     A las dificultades del toro se unió un querer y no poder de una terna ilusionante. Diego Urdiales es uno de esos toreros que han estado relegados a una posición marginal sin que nadie pueda explicar verdaderamente el por qué. Sus formas son auténticas y tampoco le falta a su toreo comunicatividad. Tal vez el hecho de no tener una estética al uso, no ha contribuido a popularizar su imagen. En realidad hoy, Diego, ha estado vulgar. Tardó en demasía ver al manso y difícil primero, y entre probaturas y la inseguridad que le provocaba el molesto viento, le pasó su tiempo. Tras la estocada y el descabello ‘escuchó’ su primer silencio.

     También tuvo la misma manifestación del público tras la lidia del cuarto, un sobrero del mismo hierro ganadero, bronco y de nula calidad en su ir y venir a los engaños. Más movilidad, sí; casta no. Con él, Urdiales, tuvo sus razones para intentar con la zurda un toreo sobrio y profundo, más aún, cuando en los primeros muletazos atisbó la posibilidad de hacerlo trascender, pero no hubo manera. Acabó con un toreo por bajo y genuflexo y una estocada precedida de pinchazo.


Diego Urdiales es uno de esos toreros que han estado relegados a una posición marginal sin que nadie pueda explicar verdaderamente el por qué


El único de El Ventorrilo que acudió con nobleza fue el flojo quinto, al que Iván Fandiño lo recibió con suaves lances


 

     El único toro de El Ventorrilo que acudió a las telas con nobleza fue el flojo quinto, al que Iván Fandiño lo recibió de capote con suaves lances a la verónica. Después se adentró sin disimulo en un laberinto de pases, prologados por uno ajustadísimo cambiado por la espalda atornilladas las plantas en la arena, sin conseguir poner en orden una faena de buenos muletazos diestros de mano baja y notables, aunque aislados, naturales sin demasiado contenido emocional. Tras la estocada saludó a la ovación.

     Al descastado primero, parado y a la defensiva, lo toreó despacio y asentado a la verónica, cosa que no pudo hacer con la muleta. Faena de intenciones a derecha e izquierda sin que lo hecho pasara de unas tremendas ganas de agradar. Se paró el toro y se acabó el toreo. Perfecta la estocada en su ejecución.

     El toreo de Jiménez Fortes, pese a mantenerse dentro de un tono de autenticidad sin demasiadas estridencias, escaseó con el astifino –el pitón izquierdo era un puñal- manso y descastado tercero. Firme y seguro, el malagueño, lo intentó todo para no conseguir nada. Se la jugó al final del trasteo consiguiendo sólo algún que otro muletazo de mano baja, para terminar con unas formas encimistas demostrativas de su característico valor. Mató mal

     Al sexto, un sobrero de Montealto tardo en sus embestidas aunque noble, le realizó una faena incisiva, basada en un alarde de valor y recursos, de minuciosa concentración, con algunos naturales sueltos que se adaptaron a la perfección a las dificultades del toro. El hondo muletazo desplegó la intensidad de un toreo que se quedó a medias, pese a epilogar con su ya acostumbrado arrimón. Y esta vez mató bien.


AL NATURAL

Cemento

Francisco Mateos.-

     Cemento. Ese ha sido el ‘abonado’ más destacado del primer tramo de la Feria de Abril que ha concluido con la corrida -mala, mala, mala- de esta tarde. Según la empresa, la culpa es exclusivamente de la crisis económica, que ahoga a los andaluces y le obligan a recortar gastos, entre ellos tener que prescindir del abono de toros. Caeo por su peso, es un motivo fundamental, pero ¿el único? Según otros que tendremos que estar ‘locos’ por ver más allá, el fuerte desceneso de la calidad de los carteles con sonadas ausencias, el hartazgo de la empresa Pagés que va camino de estar 100 años como gestor de los carteles y su falta de atención a la afición sevillana, el inmovilismo empresarial más allá del sota, caballo y rey de cada año, los carísimos precios,…

  Aspecto de un tendido durante la preferia, completamente despoblado. (FOTO: Javier Martínez)

     Pero ya ven, una imagen vale más que mil palabras y cemento, cemento y cemento. Poco más de 3.500 abonados actuales deberían encender todas las alarmas del toreo, pero parece que con media placita y carteles de coste baratito se salvan los muebles, y a otra cosa…

     Una vez comprobado la gravedad de la situación durante este primera tramo del ciclo ferial, en el que queda patente que al abono le sobran un mínimo de cuatro festejos de preferia, a partir de mañana viernes comienza el desfile de crateles con las figuras y los nombres de toreros más llamativos. Se podrá entonces valorar desde otra perspectiva la gravedad del asunto, ya que es cuando la plaza se debe llenar y colgarse los ‘No hay billetes’. Vendrá más gente, obvio. ¿Pero la que tendría que ser? Veremos y analizaremos.


 

MEDIA BELMONTINA

Los elefantes del Rey

Juan Belmonte.-

     Volvemos a la selva. Lo dije. Proclamaba yo el toro de Sevilla, terciado y embestidor, el de siempre, el de la movilidad. Volvemos a la selva. Soy consciente que no sólo es cuestión de peso y fuerza, sino de raza… pues de eso, tampoco. Los elefantes de El Ventorillo se cargaron la corrida. Y cuando nos alegrábamos de que al menos la corrida iba ‘ligerita’… ¡toro al corral Cabestros, tiempo…. Y cuando comento que me gusta la solvencia de Fandiño, se pone pesado, pesado, pesado con el quinto. Y cuando creo que Urdiales aprovechará los menos malos… ausente, sin ideas…. ¿y otro toro al corral…? ¿qué hago yo aquí?. Fortes se arrimó con el de Montealto… y las nueve de la noche… vaya tela. El Rey no debió ir a Africa… ¡a Sevilla y sin errar un solo tiro!

 


 

LA CORRIDA, AL COMPÁS

Tu escaparate… Sevilla

Fernando Naranjo.- 

¡Ay… Sevilla… mi Sevilla!
Quién te ha visto y quién te ve…
No nos hagas padecer,
yo te dedico coplillas…
Ya sabes… Cosas sencillas
a tu esencia rumorosa.
A mi pluma jubilosa
no le des pares y nones,
dale tan sólo razones,
Maestranza caprichosa…

Háblame de tus corrales
y del misterio que esconde.
¡Dime tú cómo y adónde
gobiernan tus generales
tus puntos más cardinales
antes de sonar clarines!
¿Quiénes son los malandrines
que manejan tu platea?
Malditos, malditos sean
afanado los ‘florines’…

El usía del festejo
no manejó bien tú barca.
Inaudito este jerarca,
tuvo al lado un perro viejo.
¿No le prestará su espejo?
Pronto un ‘Rosco’ sevillano
se lucirá cual villano
y ya nunca nada igual…
La Sevilla más cabal
tendrá un ‘Florito’ a su mano…

 

 

 

 

De rico oro y verde aceite
elegante vino Urdiales.
Serio y honesto a raudales,
bien ‘colocao’ y valiente.
Pechó con patata ardiente
en faena laboriosa
aseada y no jocosa.
Con paladar de buen vino,
ojalá que en su destino
disfrute la más sabrosa.

Y de Orduña ese moreno
que vino de verde y oro
a poderle a cualquier toro,
maneja engaños sereno
y a este pueblo nazareno
ha de robarle el alma…
Cualquier torero con calma
con ese manejo diestro
aquí se erige en maestro
atronándolo con salvas.

También llegó un malagueño,
el que le gusta a Molés…
No paraba de hablar de él.
Quizás que le quite el sueño,
¿se le nota tanto empeño?
Aún así este templario
llegado de calle Larios
estuvo demás sincero,
es ‘mú’ valiente el torero
y no necesita emisarios.

 


GALERÍA GRÁFICA (lopezmatito.com)

Diego Urdiales. Iván Fandiño. Jiménez Fortes.

Diego Urdiales.

Diego Urdiales.

Diego Urdiales.

Diego Urdiales. Iván Fandiño. Iván Fandiño.
Iván Fandiño. Jiménes Fortes.
Jiménes Fortes. Jiménes Fortes. Jiménes Fortes.

La suerte de varas de Tito Sandoval.


GALERÍA GRÁFICA (Paco Díaz)

Diego Urdiales. Diego Urdiales. Diego Urdiales.

Diego Urdiales.

Iván Fandiño.

Iván Fandiño.

Iván Fandiño. Iván Fandiño. Iván Fandiño.

Iván Fandiño.

Jiménez Fortes.

Jiménez Fortes.

Jiménez Fortes.

Jiménez Fortes.

Jiménez Fortes.

  Jiménez Fortes.  

 


OTRAS IMÁGENES (Javier Martínez)

Poco negocio haría Canorea con los maestrantes si tuvieran que pagar sus entradas El director general de Espectáculos de la Junta, Luis Partida, el palco de convidados. El veterano crítico taurino Andrés Amorós, autor de las crónicas del diario ABC.
Los banderilleros de moda: Juan JoseTrujillo y Curro Javier. Juan Ramón Romero ha tenido hoy como asesor a Tomás Campuzano. Hambre física ante el ayuno de momentos taurinos artísticos sobre el ruedo.
Paseíllo en Sevilla. Otro día de frío. Ternura al caer la tarde.
  El portón de los sustos.  

 

PUERTA DEL PRÍNCIPE (Javier Martínez)

El ganadero sevillano Antonio Miura. Rafemo, decano de los fotógrafos taurinos sevillanos. Ignacio Rebollo, veterinario de La Merced de Huelva.
  El registrador Ignacio Madrid y el abogado Joaquín Moeckel.  


NOTICIAS RELACIONADAS


 

Dejar respuesta

12 − 2 =