Dirigía la política taurina de la Junta

Dimite Luis Pizarro, consejero de Gobernación

0
902
El dimitido consejero Luis Pizarro, y tras él, la delegada de la Junta, Carmen Tovar.
El dimitido consejero Luis Pizarro, y tras él, la delegada de la Junta, Carmen Tovar.

El consejero de Gobernación y Justicia de de la Junta, Luis Pizarro, ha presentado su dimisión al presidente, José Antonio Griñán, por no estar de acuerdo en cesar al delegado de la Junta en Cádiz. Pizarro era pieza clave en los apoyos tanto a la delegada de la Junta en Sevilla, Carmen Tovar, como al director general de Espectáculos, Manuel Brenes. 

Redacción.-

     El consejero de Gobernación y Justicia de la Junta de Andalucía, Luis Pizarro, ha presentado al presidente de la Junta, José Antonio Griñán, este mediodía su dimisión al frente de esta responsabilidad en el Gobierno andaluz. Entre las competencias de esta consejería se encuentra la taurina, y por lo tanto Luis Pizarro era, hasta este mediodía, el máximo responsable de la política taurina andaluza. Esta sorprendente decisión de Pizarro, actual número tres en el organigrama del Ejecutivo autonómico, se ha producido tras tener conocimiento de que el Consejo de Gobierno tiene previsto cesar mañana martes a Gabriel Almagro como delegado de la Junta de Andalucía en Cádiz, provincia por la que además es diputado autonómico y a la que ha estado vinculada toda su carrera política.

     Luis Pizarro accedió al cargo de consejero de Gobernación y Justicia en abril de 2009 coincidiendo con la llegada de José Antonio Griñán a la presidencia de la Junta tras la renuncia de Manuel Chaves para incorporarse a la Vicepresidencia Tercera del Gobierno central. No está descartado que se produzcan en los próximos días más movimientos entre los delegados de las provincias andaluzas. La delegada de la provincia en Sevilla, Carmen Tovar, tenía en Luis Pizarro un especial apoyo, y más aún el también gaditano Manuel Brenes, director general de Espectáculos Públicos de la Junta de Andalucia, que fue nombrado por Pizarro hace un año.

     Ahora, la dirección de la política taurina deberá esperar a conocer quién será el elegido por el presidente de la Junta de Andalucía para la Consejería de Gobernación y Justicia, que deberá tomar las riendas taurinas andaluzas y tendrá que introducir cambios a la actual política taurina de desconcierto taurino de la Junta de Andalucía, con la situación de Sevilla como referente del caos administrativo taurino. En cualquier caso, el nuevo responsable de la política andaluza que nombre el presidente de la Junta de Andalucía tendrá poca margen para trabajar, ya que en un año como máximo habrá elecciones autonómicas. 

Dejar respuesta

4 × dos =