REAL MAESTRANZA - 1ª San Miguel

Nada de nada

0
1173
López Simón intenta levantar a su primer novillo. (FOTO: Sevilla Taurina)
López Simón intenta levantar a su primer novillo. (FOTO: Sevilla Taurina)

Los novillos de Toros de la Plata, mansos, flojos y descastados, no han propiciado el lucimiento en el primer festejo del ciclo de San Miguel. El debutante López Simón ha dejado detalles de valor y quietud. Esaú Fernández mostró ambición y oficio. Martín Núñez anduvo inseguro toda la tarde.

LA FICHA

 
NOVILLOS: Se han lidiado seis novillos -el sexto como sobrero- de Toros de La Plata, muy desiguales de presentación, mansos, descastados, flojos y complicados.

NOVILLEROS: –Martín Núñez, de lila y oro, silencio y saludos tras aviso.
Esaú Fernández, de azul y oro, saludos y saludos.
López Simón, de blanco y oro, saludos tras aviso y ovación tras aviso.
 
CUADRILLAS: Saludaron tras parear César Puerto, Curro Robles, Francisco J. Alarcón, Jesús Arruga e Isaac Mesa.
 
INCIDENCIAS: Media plaza. Martín Núñez ha sido asistido en la enfermería de sus dos novillos. En el primero, «herida inciso-contusa en cara externa de muslo izquierdo, que sólo interesa a piel y celular subcutáneo. Se practica cura y continúa la lidia. También presenta herida incisa en palma de mano izquierda. Pronóstico leve». En el cuarto, «varetazo corrido en pala iliaca izquierda sobre lesión anterior. Sutura de la herida con anestesia local. Pronóstico leve».

 

 

 

GALERÍA GRÁFICA
AL NATURAL
¡Qué coñazo!

 

Manuel Viera.-

     Los novillos de ‘Toros de la Plata’ ni eran toros, ni eran novillos, ni eran nada. Nada de nada. Masas de carne que deambularon por el ruedo mostrando mansedumbre, falta de casta, escasas fuerzas, malas embestidas y un sinfín de complicaciones con las que se estrellaron los que con ganas quisieron y no pudieron. Aunque también hubo desconfianza en quien tardes antes había hecho en esta plaza cosas buenas apuntando un toreo que gusta y llega.

     Hoy, Martín Núñez, mostró una actitud demasiado apagada. Una exagerada inseguridad delante del manso y descompuesto primero. Un toreo cambiante y anodino que más que banal resultó indiciario de un estado de ánimo bajo mínimos. Luis parecía estar en una fase de letargo y desconfianza que incluso le llevó a bajar la guardia y sufrir la cogida. Una herida en el muslo izquierdo de pronóstico leve no le impidió continuar la lidia. Fue un trasteo agresivo, de medios pases, con el que ni siquiera supo ocultar su preocupante desconfianza. Con la espada mal. Con el cuarto, de cambiantes embestidas aunque aprovechables, lo intentó en un largo trasteo de izquierda, oscuro, en la línea de lo banal y con escasos momentos de calidad. Con una estocada precedida de pinchazo puso fin a una tarde que no fue, ni mucho menos, la suya.

     Esta vez no pudo ser. Y aunque Esaú Fernández no aportó nada especialmente nuevo, sí encaró este segundo y difícil compromiso con decisión y enormes ganas. Del resultado no cabía esperar menos: capacidad, no sólo técnica, para resolver con oficio las dificultades de la lidia. Satisfactorio hacer con el manso y complicado segundo con el que se enfrentó, con valor y técnica, a la difícil tarea de capturar las escasas y discontinuas embestidas de un novillo sin calidad. Una fea cogida en los inicios de faena lo dejó sin taleguilla. Con un pantalón vaquero encaró la lidia de su segundo.

     En cierta forma, Esaú no dejó de mostrar un toreo, con el también manso y orientado quinto, en el que el temple y el valor primaron en una faena de escasos pero buenos detalles tanto a izquierda como a derecha. Al igual que en su primero se fue decidido a portagayola para entregarse después en unos lances a la verónica que tuvieron sabor. De pinchazo y estocada finiquitó al segundo y con un certero espadazo termino con el quinto.

     Y uno ve lo que hace un debutante abajo y se pregunta, ¿qué significa esto? Es lo mismo que se preguntarían quienes veían la ceremoniosa puesta en escena de Alberto López Simón. Tendrían una sensación rara, ridícula, igual que yo, porque precisamente el madrileño no andaba, se cimbreaba arqueado y parsimonioso como si caminase por la pasarela del toreo hasta llegar a la misma boca de riego para iniciar el solemne brindis. E, insisto, no es que sea pomposo el muchacho, ni mucho menos; simplemente fue ridículo. Aunque, quién sabe, igual acaba convirtiéndose en alguien importante en esto. Valor no le falta, y quieto se queda.

     De todas formas, con el descastado tercero poca quietud y credibilidad pudo mostrar con un novillo parado que se echó nada más comenzar la faena de muleta. Con el sexto, chico y flojo pero noble, sí apuntó un toreo vertical y de cintura poco frecuente en el que empieza. Fue faena de detalles, tanto de derecha como de izquierda, de pases sueltos, no más de dos ligados, de un toreo más agradable que sorprendente que dejó intuir que no todo en López Simón es solemne ritual amanerado. A ambos los mató de estocada. 


AL NATURAL

¡Qué coñazo!

Francisco Mateos.-

     No hay nada más pesado que una mala tarde de toros. ¡Qué coñazo! Hay quienes se aferran a que en una tarde de toros siempre se vé algo interesante. ¡Y una mierda! Una mala tarde de toros es el espectáculo más aburrido que puede existir. Los novillos no prestaron una pizca de emoción, rodando por el albero, descastados. Frente a ellos, cabe salvar las ganas de ‘querer ser’ de Esaú Fernández. Sólo las pintorescas maneras de López Simón, que al caminar en los brindis más bien parecía un legionario a cámara lenta de lo derechito, estirado y lento que lo hacía, como un soldadito de plomo a pilas; qué cosa más horrorosa y antinatural. Y toreando no se aclaraba: o es Talavante, o es Joselito, o es… En fin, una mala tarde de toros…

 

La imagen los resume todo: novillo y novilleros de rodillas, por los suelos. (FOTO: Sevilla Taurina)

 

 


GALERÍA GRÁFICA

Esaú Fernández. (FOTO: Sevilla Taurina)

Martín Núñez. (FOTO:Sevilla Taurina)

Martín Núñez. (FOTO:Sevilla Taurina)

     

Martín Núñez. (FOTO:Sevilla Taurina)

Martín Núñez. (FOTO:Sevilla Taurina)

Los novillos de 'Toros de La Plata'. (FOTO: Sevilla Taurina)

Los novillos de 'Toros de La Plata'. (FOTO: Sevilla Taurina)

Esaú Fernández. (FOTO: Sevilla Taurina)

Esaú Fernández. (FOTO: Sevilla Taurina)

 Esaú Fernández. (FOTO: Sevilla Taurina)

Esaú Fernández. (FOTO: Sevilla Taurina)

López Simón. (FOTO: Sevilla Taurina)

 

 

 

 

Dejar respuesta

20 − 9 =