El toro, contradicciones de un destino

0
953

Los veterinarios de la plaza de toros de El Puerto y Málaga, Antonio Ruiz López y Antonio Moreno Boiso, respectivamente, han pronunciado un emotivo relato comparativo entre la vida de una res destinada a la producción de carne y un toro de raza brava. La conferencia, la segunda de las ‘Lecciones Magistrales’, de Aula Taurina, puso en pie al auditorio en la Maestranza tras su finalización.


Los veterinarios Antonio Ruiz López y Antonio Moreno Boiso.
FOTO: Sevilla Taurina.

Manuel Viera.-

     'El toro, sentimientos y contradicciones de un destino' ha sido el titulo de la conferencia que, a modo de relato, han pronunciado en la Maestranza Antonio Ruiz López y Antonio Moreno Boiso, veterinarios de las plazas de toros de El Puerto de Santa María y Málaga, respectivamente. La exposición, apoyada por diapositivas, vídeos, música y sonidos ambientales en total sincronía, ha tenido momentos de gran emotividad, de manera especial en el final feliz de 'Largavida', el toro de Torrestrella, protagonista del relato, indultado por Enrique Ponce el 3 de agosto de 2003 en la plaza de El Puerto de Santa María.

     "Me llamo 2696, tengo 4 años y nací para producir carne…", Así comenzaba su relato Ruiz López en el que narraba el triste destino de una cría de vaca de leche, separada de inmediato de su madre, e instalada en un cebadero con el único fin de una pronta alimentación para su posterior sacrificio. La historia se intercalaba con otra muy distinta, la de otra cría de una vaca brava.

     "Soy un toro de raza brava y nací hace 10 años en la dehesa de la baja Andalucía, con abundantes pastos que fueron la base de mi alimentación". Lo decía la voz de Moreno Boiso, comenzando una historia que enseguida produjo la atención de los jóvenes aficionados que llenaban el salón de carteles de la plaza de toros de la Maestranza.
La vida de ambas reses transcurría intercalada con una puesta en escena de gran gusto, con una prosa sencilla y amena y el mensaje final del triunfo de la vida tras la demostración de la bravura, y del exquisito trato que vaqueros y mayorales dan al toro bravo en su hábitat natural. Excelente conferencia de Ruiz López y Moreno Boiso, que tras homenajear a la gente del campo, a ganaderos como Miura, Algarra y Cebada Gago, entre otros, se extendieron en la figura de don Álvaro Domecq, criador de 'Largavida', y Enrique Ponce, quien lo indultó.

NOTICIA RELACIONADA:

Comentarios disponibles:
Fecha: 2009-02-28 12:18:40 Autor: fernando.
bonito………estuve alli y la verdad que estuvo bien!!!!!!!!!

Dejar respuesta

1 × cuatro =