El matador de toros sevillano Antonio Punta decide hacerse banderillero

0
825

El diestro de Gerena cierra la etapa de matador, inciada en 1991 tras tomar la alternativa en plena Feria de Abril de manos de Paco Ojeda. Punta, fiel intérprete de un toreo puro y de sevillanas maneras que le hicieron gozar del beneplácito de la afición maestrante, llegó a estar apoderado por el empresario Eduardo Canorea. Ahora espera poder cuajar en el escalafón de banderilleros, etapa que inicia a partir de ahora.


Francisco Mateos.-

     El matador de toros sevillano Antonio Punta, natural de Gerena, ha decidido a sus 38 años hacerse banderillero y dar por cerrada su carrera como matador. El diestro hispalense ha toreado muy poco en las últimas temporadas.

     Según ha declarado a Sevilla Taurina el propio torero, "es una decisión que no es grata tomarla pero hay que ser realista. Mi carrera llevaba varios años estancada y no podía mantener más esa situación, porque entre otras razones uno ya tiene cargas familiares que no permiten como en mis inicios tomar la situación con otros tiempos de esperas. Asumo la decisión con ilusión y espero poder cuajar en el escalafón de banderilleros para seguir formando parte del toreo".

     Antonio Punta tuvo una destacada carrera de novillero, con importantes actuaciones en la Maestranza, entre otros cosos. Fiel intérprete de un toreo puro, destacaban sus sevillanas maneras con el capote y el gusto con la muleta. Siempre gozó del beneplácito de la afición sevillana y de la empresa Pagés, llegando incluso a estar apoderado por Eduardo Canorea en la etapa en la que era empresario de la plaza su padre, Diodoro Canorea.

     Tomó la alternativa el 17 de abril de 1991, un jueves de farolillos, de manos de Paco Ojeda, con el toro 'Atrevido', de la ganadería de Torrestrella. Confirmó en Las Ventas el 12 de julio del año siguiente. La última vez que ha toreado en Sevilla, plaza en la que ha completado más de una veintena de paseíllos, fue el 15 de junio de 2006, junto a Luis Vilches y Jesuli de Torrecera, lidiando una mansa corrida del Conde de la Maza el día del Corpus; fue ovacionado en sus dos faenas.

Dejar respuesta

5 + dieciseis =