El sevillano Antonio David, «Triunfador» de la Granada de Plata de Guillena

0
919

El joven novillero de Écija cortó dos orejas en la final de estas novilladas de promoción, el pasado 15 de marzo. Antonio David es un joven valor de la novillería sevillana, hijo de Ecijano II. También en esa final cortó dos trofeos el joven jiennense Luis Olmo. En total se han celebrado cuatro festejos en la antigua y singular plaza de Guillena.


El joven Antonio David, saliendo a hombros en la final de Guillena.

Francisco Mateos.-

     El joven novillero Antonio David, de Écija, ha sido proclamado 'Triunfador' de la V Feria de Novilladas de Promoción 'La Granada de Plata' de la localidad sevillana de Guillena. Luis Olmo, de Vilches (Jaén) ha quedado segundo, tras la deliberación del jurado. Ambos cortaron dos orejas en la final del ciclo celebrada el pasado 15 de marzo en la plaza de toros de Guillena. Antonio David es hijo de Ecijano II.

     Los dos novilleros compartieron cartel con Daniel Sotillo, Javier Jiménez, Mario Diéguez (que sustituyó a Antonio Espaliú) y Daniel Muñoz. Lidiaron erales de Hermanos Tornay. La Granada de Plata 2008 ha constado de cuatro festejos: tres clasificatorios celebrados los días 1, 2 y 8 de marzo, y la gran final. En total han participado quince novilleros.

     El 1 de marzo, Martínez Enamorado, Juan Orozco, El Gallo, Luis Olmo, Sergio Blanco y Antonio David se enfrentaron a reses de Julio de la Puerta; y al día siguiente, José Antonio Chulvi, Adrián de Torres, Javier Jiménez, Antonio Espaliú y Daniel Muñoz se pusieron frente al ganado de Manolo González. Finalmente, el día 8, Francisco Gallego, Mario Diéguez, Fran González, Daniel Sotillo y Jonathan Muñoz lidiaron erales de los Hermanos Tornay.

     La quinta edición de la Feria de Novilladas de Promoción La Granada de Plata, organizada por la empresa Paco Dorado y la colaboración del Ayuntamiento de Gullena, ha contado con dos novedades. La primera ha sido su carácter benéfico: la mitad de lo recaudado ha sido a beneficio de la Hermandad de la Vera-Cruz de Guillena. Y la segunda, el carácter festivo y popular que ha tenido cada festejo, ya que al final de cada novillada se ha realizado la suelta de una vaca.

Dejar respuesta

cuatro × tres =