AL NATURAL

Moreno Bonilla traiciona la afición de Joaquín

0
584
El futbolista Joaquín y el presidente de la Junta de Andalucía, Juanma Moreno Bonilla, en la corrida del primero de los tres brindis recibidos por Joaquín en la Feria de Abril.

«…un mes después de la supuesta propuesta de sanción a Joaquín, seguimos sin saber si es así o no. La Junta, en materia taurina, ni está ni se le espera. Flaco, muy flaco favor, le haría el candidato Moreno Bonilla a la Fiesta si decide traicionarla, traicionar la afición de Joaquín de forma pública…»

Francisco Mateos.-

     Hace más de un mes que el jugador de fútbol Joaquín recibió el brindis del extremeño Antonio Ferrera. Bueno, recibió hasta tres brindis: el del mencionado Ferrera, anteriormente el de Diego Urdiales, y posteriormente al de Ferrera, el último día de Feria, el de Manuel Escribano. Desconozco si los tres espadas son béticos o no. Teniendo en cuenta que sólo uno de los tres es sevillano (Escribano), y que los otros dos son extremeño y riojano, no creo que sea precisamente su filiación futbolera el que determinó hacer un brindis al jugador verdiblanco.

     ¿Será quizás que no haya entrevista que le hayan hecho a Joaquín, sea en el medio que sea, que siempre ha afirmado que su sueño siempre ha sido ser torero? ¿Será que en algún que otro tentadero ha sentido el toreo entre sus manos? ¿Será que siempre ha hecho apología de su afición taurina? ¿Será que allá en los equipos en los que ha estado, le hemos visto siempre en celebraciones sacando un capote y dando unos lances en estadios llenos y retransmitidos por televisión?

     El propio Manuel Escribano, el que cerró el trío de brindis a Joaquín, desvelaba en el suyo el motivo coincidente y claro, con un poquito de humor sevillano: «Te vamos a brindar más veces que al Rey, pero te lo mereces por cómo amas la tauromaquia, por lo buen aficionado y por el carácter que tienes».

     La cuestión es que el primero de esos brindis a Joaquín, el de Diego Urdiales, lo recibió cuando estaba al lado del actual candidato del PP a la presidencia de la Junta de Andalucía en las próximas elecciones andaluzas, Juanma Moreno Bonilla. Y fue el primero; como dicho queda, recibió dos más. Quizás aquello no le gustó mucho a Moreno Bonilla, que estando al lado, las flores y las fotos se las lleve su invitado en el burladero de la Junta. El segundo de ese trío de brindis fue el famoso de Ferrera. Ya se sabe que el extremeño es tan peculiar como transparente. Quiso reconocer esa tarde toda la defensa que hace de la Fiesta el futbolista, un embajador extraordinario del toreo, cuyas declaraciones y gestos hacia el toreo tienen más repercusión que los loables intentos de promoción de la Fundación del Toro de Lidia, los de la Junta o los de cualquier otra institución. Por eso le insistió en pisar el albero para recibir el brindis; era un reconocimiento del toreo. El acto no interfería para la lidia, no era un espontáneo. El toro estaba perfectamente fijado en otra zona muy alejada. Nada se alteraba más allá de los cuadriculados, rancios y arcaicos pensamientos de algunos (pocos). Joaquín se resistió, pero cedió a la voluntad de Ferrera.

     A los pocos días de dicho brindis, se publicó que Joaquín sería propuesto para sanción por la Junta de Andalucía por pisar un par de metros de albero. Ya saben que a los presidentes de la Maestranza los nombra la Junta de Andalucía, la Junta que preside Juanma Moreno Bonilla. Nombramientos ‘digitales’ (a dedo, vaya). Moreno Bonilla, el que estaba al lado de Joaquín el primer día de los tres brindis y que se quedó compuesto… y sin brindis. Y dos más que se llevó el bético. Por su afición; por su defensa sin complejos de la Fiesta.

     La Feria ha dado para otros motivos de sanción. Como un presidente que retrasó por agenda personal un reconocimiento a la noche, incumpliendo los plazos del Reglamento andaluz para dicho reconocimiento. El mismo que en la parte final de la Feria negó una primera oreja pedida de forma muy mayoritaria por la plaza a Roca Rey, incumpliendo el Reglamento. Y el mismo que hace tres temporadas bajó del camión a un novillo cuando se trataba de una corrida de toros. Y ahí sigue, sin sanción por parte del presidente de la Junta, Moreno Bonilla, que lo sigue nombrando año tras año.

     Ahora eso sí, en brindis en la pasada Feria: Joaquín 3; Moreno Bonilla 0. ¿Será realmente éste el motivo por el que uno de los presidentes que la Junta nombra proponga para sanción a Joaquín? Sea como fuere, un mes después de la supuesta propuesta de sanción de la Junta de Andalucía a Joaquín, seguimos sin saber si es así o no. Ya saben que la Junta, en materia taurina, ni está ni se le espera. Flaco, muy flaco favor, le haría el candidato Moreno Bonilla a la Fiesta si decide traicionarla, traicionar la afición de Joaquín de forma pública. Sería el colmo que Moreno Bonilla sancionase de forma pública a un embajador de la afición taurina. Si así lo hace, para qué preocuparnos de los enemigos, si los tenemos en casa.

Dejar respuesta

14 − seis =