REAL MAESTRANZA - Novillada sin picadores

Daniel de la Fuente, oreja y a la final

0
310
Daniel de la Fuente, con la oreja ganada hoy en Sevilla.
Daniel de la Fuente, con la oreja ganada hoy en Sevilla.

El sevillano Daniel de la Fuente ha sido el único de los seis aspirantes de la última novillada del ciclo de promoción que ha cortado una oreja a la desigual novillada de Cayetano Muñoz. También destacaron Alfonso Ortiz y Álvaro Passalacqua. La final, con cuatro novilleros.


SEVILLA / Novillada sin picadores

ERALES: Se han lidiado erales de la ganadería de Cayetano Muñoz, desiguales de presentación y juego. Flojo y a la defensiva el primero; encastado el segundo; noble y soso el tercero; manso el cuarto; sin humillar el quinto, distraído y a su aire el sexto.
NOVILLEROS:Rodrigo Pipio (Sevilla), silencio.
Daniel de la Fuente (Escuela de Sevilla), oreja tras aviso.
Alfonso Ortiz (Escuela de Arganda), saludos tras aviso.
José Fernando Molina (Escuela de Albacete), silencio tras aviso.
Alejandro Adame (México), silencio tras dos  avisos.
Álvaro Passalacqua (Escuela de Málaga), vuelta al ruedo
.
INCIDENCIAS: En la enfermería fue atendido Rodrigo Pipio de un “varetazo corrido cara anterior muslo derecho y contusión región dorsal. Pronostico leve que no le impide continuar la lidia”. Media plaza.


Manuel Viera.-

     El ruedo maestrante volvió a ser privilegiado escenario para los que se entregan en cuerpo y alma a desmenuzar su toreo y hacer de la lidia un derroche de actitud. Una entrega hecha a golpe de ilusión para mostrar de forma inmediata incipientes conceptos. Y así lo dejó dicho Rodrigo Pipio que, con paso firme, caminó hasta la puerta de chiqueros para recibir de hinojos al primer eral de la noche. Un animal flojo y a la defensiva, con demasiadas complicaciones para el escaso oficio del principiante sevillano que sólo pudo atisbar buenas maneras en algún que otro templado muletazo diestro. Las volteretas se sucedieron y la paliza en el cuerpo fue lo único conseguido tras hundir el acero trasero.

     Mejor suerte tuvo Daniel de la Fuente con el encastado segundo. El mejor eral del desigual encierro de Cayetano Muñoz. El alumno de la Escuela de Tauromaquia de Sevilla, muy arropado por su gente, dibujó el lance con gusto, y aunque su toreo se aceleró levemente en el comienzo de la lidia, logró después el temple y la ligazón en una faena discontinua, muy jaleada, mejor con la derecha que con la izquierda, acabada con bonitos adornos y una media estocada que sumó para la concesión del apéndice.

     Mejor presencia que los anteriores lució el noble y berreón tercero. Alfonso Ortiz  prologó faena con estimables pases por alto para hacer después lo mejor con la derecha. Muletazos templados aunque algo despegados, hilvanados a veces, y rematados. El natural resultó enganchado y con la espada no estuvo bien. Tras el silencio se decidió a saludar.

     José Fernando Molina mostró su buena colocación y mejor oficio con el manso cuarto. Incluso consiguió estimable muletazos diestros en continua huida del eral. También dibujó el natural con gusto el alumno de la Escuela Taurina de Albacete en una faena a la que le faltó continuidad por las características del animal. Finalizó con manoletinas, como todos, y necesitó del descabello para finiquitar.

     Alejandro Adame quiso mostrar al completo su concepto con el quinto, un animal que iba y venía a su aire sin humillar. Faena larga, desigual, con momentos interesantes desde el toreo a la verónica hasta los naturales de frente con los que epilogó la lidia. Al mexicano se le vio puesto, exhibió un toreo de muleta adelantada, de pases ligados, de naturales largos, aunque algo despegados, bien colocado y cruzado en los cites. Pese a sus inmensas ganas, al final, todo quedó en silencio.

     Y Álvaro Passalacqua se propuso sorprender con algo distinto en la faena al distraído sexto. Trató de mostrar el buen gusto de sus formas con un toreo de izquierda que fue ganando interés hasta conseguir en las últimas series que el natural largo y ligado llegara a la gente para así reconocer lo estimable de su prometedor concepto.

     A la finalización del festejo el jurado formado por los asesores artísticos de los cuatro presidentes designó finalistas a los novilleros Daniel de la Fuente, Rocío Romero, Manuel Diosleguarde y Francisco de Manuel, que a la postre han sido los que han cortado orejas. Serán estos los que el próximo jueves día 27 de julio se disputarán el traje de luces donado por la Real Maestranza de Caballería en la novillada final. De todas formas, si se trata de premiar a los que sólo pasearon el apéndice, sin entrar en otras valoraciones de calidades y cualidades, ¿para qué el jurado?


GALERÍA GRÁFICA

Dejar respuesta

dieciocho − 8 =