REAL MAESTRANZA - 3ª Novillada promoción

David Martín, decidido y ambicioso

0
931

El novillero sevillano David Martín ha cortado dos orejas y ha pasado a la final del ciclo de promoción de nuevos valores del toreo en la Maestranza. El madrileño Fernando Plaza ha sido ovacionado, mientras que no cuajó la expectación creada sobre el joven sevillano Juan Pedro ‘Calerito’, al que hay que volver a ver.

LA FICHA

ERALES: Se han lidiado erales de la ganadería de Cayetano Muñoz, bien presentados y de desigual juego. Mejores los lidiados como primero, cuarto y quinto.

NOVELES: -David Martín (de Castilblanco de los Arroyos), de lila y oro, oreja y oreja con petición de la segunda.

-Fernando Plaza (de Aranjuez), de celeste y oro, ovación tras aviso y silencio tras aviso.
Juan Pedro ‘Calerito’ (de Aznalcóllar), de berenjena y oro, silencio y silencio.
 
INCIDENCIAS: Tres cuartos de plaza. Festejo nocturno. Tercera novillada de las tres clasificatorias del ciclo de promoción de nuevos valores del toreo.

 

CLICK PARA IR A LOS ARTÍCULOS
AL NATURAL
En breve

Francisco Mateos

El sevillano David Martín, dos orejas hoy en la Maestranza. (FOTO: Arjona)

 

CLICK PARA IR A LAS SECCIONES
GALERÍA GRÁFICA
Arjona
VIDEO DE LA NOVILLADA

 

Manuel Viera.-

     Hay quien disfruta sin ínfulas con ese toreo sin exigencias, mordaz y con aires populares, aunque revestido de una singular elegancia. Porque lo popular nunca fue populachero, y porque nada más intencionado fue el pase medido, bien dibujado y mejor rematado con el que David Martín buscó el triunfo ante una gente entregada a la causa. Todo fue dicho y hecho con soltura, con gusto, con una enorme ambición y mostrada actitud, provocando la bulliciosa efervescencia de un público predispuesto a la diversión y al triunfo de su torero.

     El aspirante de Castilblanco de los Arroyos lo dio todo en el ruedo. Y hasta estuvo a punto de que le abrieran la Puerta del Príncipe. Dos veces se fue decidido a portagayola. En sus dos faenas buscó con ahínco la conexión con su gente. Toreó de capa y replicó en los quites, y hasta anduvo contundente con los aceros. Quiere hacerlo todo despacio, alarga el muletazo con demostrada cadencia, aunque peca -como casi todos los que empiezan- de desplazar las embestidas hacia fuera con el resultado final de un toreo demasiado en línea y despegado. Al noble y repetidor primer eral de Cayetano Muñoz le trazó muletazos con gusto en una faena desigual en la que la izquierda brilló en la muestra de aislados naturales, y la derecha en un epílogo a más en el que logró torear más despacio, ligar y rematar con notables pases de pecho. Adornos muy toreros para acabar y estocada para finiquitar. Oreja.

     Con el noble cuarto consiguió superar el nivel en una faena mejor conseguida y con las mismas ambiciones. Mostró su buen concepto en hondos muletazos diestros, templados e hilvanados. No tuvo igual calidad el toreo al natural a un novillo que acortó su recorrido a mitad de faena. Final intermitente, reforzado con la espada hundida hasta dejarse de ver. Le pidieron con fuerza las dos orejas; el presidente, con buen criterio, le concedió una.

     Fernando Plaza se mostró frío y sin ángel. El clasicismo de su concepto se pierde en un toreo sin alma, de infinidad de muletazos robotizados que deja al público indiferente. Y no es que no guste, es que no llega. En el trasteo al rajado segundo dejó destalles de un toreo con gusto, e incluso, hecho despacio en circulares con la diestra rematados por abajo. Algún natural bien trazado y poco más. Tras la estocada le ovacionaron.

     Con el quinto, un novillo noble y repetidor, se eternizó el madrileño en una faena de enorme metraje, sosa, aburrida, compuesta por mil pases sin que ni uno solo de ellos despertara el interés de una plaza que andaba a lo suyo: comer y beber. Mató mal y fue silenciado.

     A Calerito el tren todavía le espera, porque sus viajes aún no han comenzado de verdad, con un billete de ida para volver a viajar. Quizá no haya sido oportuno hacerlo tan inmediato en vagón de primera. Quizá haya que esperar. Y es que la expectación se convirtió en decepción para muchos. La frescura y naturalidad de su toreo se demoró en ambas faenas aceleradas y precipitadas. No fue bueno el tercero, y el de Aznalcóllar, pese a su esfuerzo, no lo entendió. El molesto cabeceo no le dejó templar una embestida complicada por su falta de fijeza. Con el sexto se mostró inseguro y sin ánimos. Faena muy desigual, con repetidos desarmes y sólo escasos detalles de su buen y esperanzador concepto. Mal en ambos con los aceros.

     A final del festejo el jurado, formado por los asesores artísticos del palco presidencial, designaron finalistas a David Martín, Emilio Silvera y Juan Silva ‘Juanito’, los tres que han cortado orejas en estas tres novilladas clasificatorias. Los elegidos lidiarán novillos de González Sánchez-Dalp el próximo jueves, 30 de julio.


AL NATURAL

(En breve)

Francisco Mateos.-

     (En breve).

 


 

GALERÍA GRÁFICA (Arjona)

David Martín.

David Martín.

David Martín.

David Martín.

David Martín.

David Martín.

David Martín.

Fernando Plaza.

Fernando Plaza.

Fernando Plaza.

Fernando Plaza.

Fernando Plaza.

Juan Pedro 'Calerito'.

Juan Pedro 'Calerito'. Juan Pedro 'Calerito'.

Juan Pedro 'Calerito'.

Juan Pedro 'Calerito'.


 

Dejar respuesta

trece − 3 =