Será distinguido en el Día de la Provincia

El cartelista taurino sevillano Pedro Escacena, ‘Medalla de Oro’ de la Provincia de Sevilla

0
998
El pintor sevillano Pedro Escacena junto a Curro Romero, el torero al que más ha pintado.
El pintor sevillano Pedro Escacena junto a Curro Romero, el torero al que más ha pintado.

El conocido pintor taurino Pedro Escacena, autor de numerosos carteles taurinos de ferias, ha sido distinguido por la Diputación de Sevilla como ‘Medalla de Oro’ de la Provincia, dentro de las distinciones que se entregarán el 23 de mayo con motivo del Día de la Provincia sevillana.

Francisco Mateos.-

     El pintor sevillano Pedro Escacena, afincado en Tomares, ha sido elegido por la Diputación Provincial sevillana como merecedor de la ‘Medalla de Oro’ de la Provincia de Sevilla, según una carta que le ha dirigido el propio presidente de la Diputación, Fernando Rodríguez Villalobos. En el escrito, el presidente de la Diputación sevillana destaca su prolífica obra pictórica, la dedicación a su trabajo, su notoriedad y reconocimiento público, lo que le hacen valedor para ser reconocido por la provincia sevillana como uno de sus destacados artistas.

     El acto de entrega de la distinción a Pedro Escacena se realizará, junto al de otras personalidades, el próximo 23 de mayo, en un acto especial que se desarrollará en la Diputación de Sevilla con motivo del Día de la Provincia.

     Pedro Escacena Barea nació en el sevillanísimo barrio de la Macarena un 19 de noviembre de 1931. Estudió Bellas Artes durante más de siete años, durante los cuales adquirió los conocimientos técnicos necesarios para poder plasmar, a través de su arte, el mundo taurino en todo su esplendor. Amante de su tierra, de su Andalucía y defensor de su cultura, presenta en sus obras el cariz inconfundible de la liturgia de los ruedos, el olor de la plaza y el color de un pueblo como sentir unánime y cercano a todos. Fiel reflejo de la belleza de los paisajes reflejados en su pintura, teñidas de una dulce nebulosa que imprime de calidez el arte del toreo.

     En 1955 Escacena obtiene el ‘Premio de la Escuela de las Artes y Oficios de Sevilla’. Desde entonces, la pasión por el mundo de los toros se ve plasmada por la intensidad artística del poeta de la paleta, aunque no es hasta 1984 cuando comienzan a lloverle los encargos. Ese año pinta el cartel de la trágica tarde de Pozoblanco, donde falleció Paquirri, y a partir de entonces sus obras comienzan a formar parte de importantes colecciones privadas.

     Detrás de un gran hombre, siempre hay una gran mujer. Una frase que se cumple al pie de la letra en la vida de Pedro Escacena. Aurora Gutiérrez Fuentes, esposa y musa eterna del pintor, ha estado siempre al lado del pintor, desde los comienzos de su carrera y aparece en casi todos sus retratos femeninos de sus carteles, con mantilla o vestida de flamenca.

     Pedro Escacena aparece como uno de los protagonistas del libro ‘Líderes andaluces del siglo XX’, donde se recogen las personalidades más importantes de Andalucía durante estos cien años. Uno de sus últimos reconocimientos ha sido la entrega de la Medalla de la Real Federación Taurina de España.

Dejar respuesta

17 − nueve =