FERNANDO GONZÁLEZ - Novillero

“Vivo sólo para el festival de los Gitanos de Utrera”

0
1147
El novillero utrerano Fernando González. (FOTO: Utreraweb)
El novillero utrerano Fernando González. (FOTO: Utreraweb)

Espera impaciente que el calendario pase hojas hasta llegar al domingo 19 de febrero. Esa tarde, este novillero sin caballos sevillano estará rodeado de figuras del toreo, e igual que ellos se calará el sombrero de ala ancha e iniciará desde la raya de picar el lento camino hacia el triunfo en una tarde siempre soñada.

Manuel Viera.-

Lleva semanas esperando con la ilusión intacta y la moral por las nubes, durmiendo sin dormir para soñar despierto, convencido, muy convencido, de que tal vez esta sea la mejor de sus escasas oportunidades. Así vive los prolegómenos del festival de los festivales benéficos taurinos este soñador del toreo, principiante de escaso oficio pero rebosante de ilusión, deseoso de que le llegue su hora para mostrar sentimientos en las formas y el pellizco hondo de su toreo.

¿Se considera un privilegiado?

Me considero como una figura más del toreo. Con una ilusión y unas ganas tremendas de poder hacer lo que siento, pero a la vez tengo los pies en el suelo y no me olvido de que estoy empezando en esto. Tengo una enorme responsabilidad al ser el único representante de los toreros de mi pueblo que va a torear el festival, pero hacer el paseíllo con quien lo voy a hacer no lo cambio por nada del mundo. Agradezco a la Junta de Gobierno de la Hermandad de los Gitanos, y en especial a Andrés Jiménez y a Manolo Cañaveral, que hayan apostado por mí.

¿Qué sentimientos quiere expresar como torero?

No quiero aburrir. Mantener la atención de los aficionados y, sobre todo, hacer las cosas muy bien para que la gente pueda hablar de mí. Aunque sé que en mi situación no valen sólo los detalles, hay que cortar las orejas sea como sea.

¿Qué recuerda como lo mejor vivido en su aún corta carrera de novillero?

Sin duda mi debut en mi pueblo el año de la inauguración de la plaza de toros. Tengo en mi mente las imágenes vistiéndome de torero en una habitación de ‘El Chaparral’. Fue un día muy bonito. Teníamos todos una ilusión tremenda por el triunfo cuando nos encontramos en el patio de cuadrillas. No me podía imaginar el buen ambiente que se respiraba entre los chavales. Nunca lo voy a olvidar.

También habrá pasado momentos malos…

El permanecer todo un año en el dique seco. Algunas veces me llega el bajón, sobre todo, cuando pienso lo mal que está esto, y si se quiere tirar para adelante cuesta el dinero… y no lo tienes. La lucha diaria, el entrenamiento, no me pesa. Hacer lo que a uno le gusta no es ningún sacrificio.

¿Cuándo y dónde el debut con caballos?

Mi sueño es hacerlo en la plaza de toros de Utrera, en la víspera de la festividad de la Virgen de Consolación. Este es mi objetivo y mi lucha por ahora. ¿Cuándo? No lo sé.

Sólo lleva dos festejos toreados, uno por año, y los dos en Utrera. ¿Cómo se le presenta la temporada de 2012?

Soy consciente de lo mal que está esto para los que empezamos, pero a la vez soy optimista y si aprovecho mis escasas oportunidades torearé; si no, lo tendré difícil como lo tienen todos los chavales. Estoy muy esperanzado en pasar las eliminatorias para poder estar en los carteles del ‘Zapato de Plata’ en Arnedo. No dudo que voy a triunfar en el festival, y luego tengo un compromiso el 26 de febrero en la plaza de toros de Mijas. Si sale bien todo esto es posible que pueda seguir toreando.

¿Cómo le va en la Escuela Taurina de Sevilla-Amate?

Sigo muy contento con el maestro Curro Camacho, me enseña y me ayuda mucho, y además de proporcionarme tentaderos y faenas de campo me ha dicho que estaré en la selección de clases prácticas para las novilladas de Canal Sur. Sé que todo depende de mí, pero también es la mejor forma para darse a conocer y poder mostrar mi toreo.

¿Qué torero admira en especial?

A Emilio Muñoz -afirma con rotundidad-. Siempre me ha llamado la atención su personalidad como torero y como persona. Fue un matador de toros que siempre se dio a respetar y eso me produce admiración. También me gusta la profundidad de Luis Vilches. Es un buen espejo para poder mirarme. Me corrige defectos y me ayuda mucho.

Sin embargo, un torero de su característica no cita a Morante de la Puebla…

Es que decir que me gusta Morante es un tópico. No creo que a nadie con un poquito de sensibilidad no le guste el toreo del maestro de La Puebla. Para mí es el que mejor torea en todo el mundo.

¿Tiene miedo a que no salgan las cosas como piensa en la importante cita del 19 de febrero?

Miedo no porque acudo con mis deberes hechos. Para eso, y sólo para eso, vivo y me preparo desde hace más de un mes. Le escuché decir en una ocasión a un profesional que “el torero que va dispuesto a la plaza nunca estará mal” y yo voy a ir muy dispuesto ese día consciente de lo que me juego para el futuro.

     Termina y se aleja encantado, coge sus avíos y sigue dibujando pases al aire mientras se siente torero. Que nadie le robe un ápice de su sueño. Que nadie le hable de futuro y sí de presente, sólo de su día, de su momento, de su tarde en el festival de la Hermandad de los Gitanos.


Dejar respuesta

14 − uno =