Balance del año 2011 en la Maestranza

Sevilla, la temporada del indulto

0
853

«…A Sicilia le sonó la flauta pintando aquel medio toro, pues uno de los escasísimos toros que resultó excelente en la temporada Maestrante lo indultó Manzanares para mayor gloria de su propietario, Núñez del Cuvillo. Pedazo ganadero gaditano que se salió con la suya ganándole un pulso doble a Pagés y Tomás en su mejor temporada…»

Ignacio Cossío.-

     A Sicilia le sonó la flauta pintando aquel medio toro, pues uno de los escasísimos toros que resultó excelente en la temporada Maestrante lo indultó Manzanares para mayor gloria de su propietario, Núñez del Cuvillo. Pedazo ganadero gaditano que se salió con la suya ganándole un pulso doble a Pagés y Tomás en su mejor temporada.

     En cuanto a los toreros, sólo dos nombres se llevaron la gloria: Julián López ‘El Juli’ y Jose María Manzanares. El primero marcando el paso de la pureza y la verdad del toreo desde el Domingo de Resurrección ante una desigual corrida de Daniel Ruiz, para más tarde consagrarse de nuevo en el Baratillo en la tarde de los ‘garcigrandes’. Puerta grande indiscutible para el nuevo César del toreo, que ya nadie discute. Y qué decir del hijo adoptivo de Sevilla, Manzanares, que con su toreo por redondos, imperial y flamenco, hizo temblar las columnas de mi plaza en la memorable tarde del 30 de abril con un gran toro llamado ‘Arrojado’. El toro lo tuvo todo y el torero supo verlo. Solo un maestro le hace sombra en lo que vengo llamar la nueva estética moderna del toreo de la que el levantino es uno de sus padres,

     José Antonio ‘Morante de la Puebla’ y su genio improvisador, tan presente como ausente dicho sea de paso, en este año por Sevilla y Madrid. Talavante y Perera despertarían tras nuestros días de Feria en dos realidades aplastantes: profundidad, temple y valor desde la cumbre de la Fiesta. San Miguel lo salvó Curro Díaz, por la gracia de Dios, así le bauticé en Madrid y así lo confirma cada vez que le veo torear. La clase de este torero no tiene rival y sólo la tragedia podrá acabar con un torero así; un milagro le salvó esta vez. Por último, cantar a Daniel Luque tras su paso por Sevilla, pues a pesar de no tener suerte en los lotes sigue siendo mi apuesta personal. Muy pronto se hará un torero de época como lo es ya El Juli; recuerdénlo bien, acaba de despertar de nuevo pero esta vez para comerse al mundo, si no al tiempo. Otros toreros que merecen ser recordados son Esaú Fernández desde su importante alternativa el lunes de farolillos, David Mora, Antonio Nazaré, Salvador Cortés, El Cid. Espartaco y su primera gran novillada, Fernando Adrián, Jiménez Fortes,…

     El proximo año se deben acercar posturas para ver a José Tomás en la Maestranza, ahora que anda el de Galapagar huérfano de patria chica en Cataluña y su interés por verlo en Sevilla crece cada día. Sinceramente creo, modestamente, que Pagés, que sabe escuchar, debe hacer un último esfuerzo por cerrar su contratación para bien de la afición. Adios Juan Pedro Domecq, Pepín Martín Vázquez, Alfonso Guardiola, Antoñete, Feria Mundial del Toro, plaza de la Monumental de Barcelona y Mesa del Toro: vuestro recuerdo permanecerá imborrable en los que os admiramos y disfrutamos de vuestro esfuerzo titánico por hacer afición de veras, nunca os olvidaremos.


*Ignacio de Cossío es periodista y escritor taurino sevillano. / Publicado en eltoril.es

Dejar respuesta

19 − seis =