Diferencias en la Maestranza

La JUNTA de ANDALUCÍA sí permite vasos de cristal en el palco de los maestrantes

0
1061
Maestrantes con bebidas servidas en vasos de cristal. (FOTO: Sevilla Taurina)
Maestrantes con bebidas servidas en vasos de cristal. (FOTO: Sevilla Taurina)

La Junta de Andalucía está permitiendo que los maestrantes haga uso continudo del vaso de cristal para sus bebidas durante los festejos taurinos en la Maestranza, mientras que al abonado y aficionado le obligan a tirar latas, botellines o incluso botellas de plástico si tienen tapón a la entrada de la plaza.

Francisco Mateos.-

     La Junta de Andalucía es la responsable de que se cumplan las normas estipuladas para espectáculos públicos en la comunidad andaluza. Aunque no se recuerda incidente grave alguno por lanzamientos de objetos al ruedo durante la lidia en la Maestranza, sino todo lo contrario, un público que es ejemplo de civismo y excelente comportamiento, como el sevillano, desde hace algunas temporadas se han venido extremando los controles de accesos a la plaza. Es cierto que para los campos de fútbol sí existen normas específicas de seguridad, pero cada espectáculo tiene sus condicionantes y precisamente no se pueden ni se deben equiparar las actitudes de los asistentes a ambos espectáculos. Se está aplicando a los espectáculos taurinos normas que son específicas del fútbol, que sí ha dado muestras palpables, en ocasiones, de vandalismo y actos salvajes que necesitan de una especial atención de vigilancia y control de seguridad.

     Según establece el artículo 17 de la Ley 13/1999, de 15 de diciembre, de Espectáculos Públicos y Actividades Recreativas de Andalucía, en el apartado a), los espectadores y asistentes no podrán portar armas u objetos peligrosos, así como aquellos otros objetos prohibidos, bien con carácter general o para casos particulares, por la Adminsitración competente en materia de orden público. En el artículo 25 del Decreto 165/2003, de 17 de junio, por el que se aprueba el Reglamento de inspección, control y Régimen Sancionador de Espectáculos Públicos y Actividades Recreativas de Andalucía, consta que los organizadores de los espectáculos y actividades recreativas son responsables de su correcto desarrollo conforme a la legalidad y de hacer cumplir a los espectadores y a todos los asistentes las obligaciones y prohibiciones que les incumben según la Ley 13/1999, de 15 de diciembre, retirándoles los objetos prohibidos, negándoles el acceso o expulsándolos si fuera necesario. Los organizadores velarán porque los asistentes no porten armas u ojetos peligrosos y no adopten conductas que pueden producir peligro. Si no fueran suficinetes las indicaciones y actuaciones de los organizadores o sus empleados o servicios de seguridad y existiera peligro fundado, requerirán en caso neceario la intervención de las Fuerzas de Seguridad.

     Una de esas normas de espectáculos deportivos que se están proyectando también en la Maestranza es la prohibición de acceder al coso del Baratillo con algún tipo de objeto contundente. Así, se ha prohibido la entrada de botellines, latas o incluso botellas de plástico que lleven el tapón. Especialmente absurdo cuando se trata de las novilladas de verano, en julio, las sin caballos, donde acuden pandillas y familias con neveras repletas de bebidas y comida y se encuentran con los porteros de la empresa Pagés controlando severamente el acceso e impidiendo lo que ya era una sana tradición.

     La empresa Pagés, en esta caso, cumple con las normas que le exige la Junta de Andalucía; de no hacerlo, la empresa podría ser sancionada. Sin embargo, nadie se ateve a llamar la atención a los maesrantes que, desde su palco, hacen uso continuado de vasos de cristal para sus bebidas. Es de suponer que para la Junta de Andalucía la presunción de inocencia es igual para todos, a menos que la Junta entienda que cualquier aficionado o abonado de la Maestranza es presunto culpable de un posible lanzamiento al ruedo de un botellín de cristal, y los maestrantes son todos presuntos incocentes. Debería estar claro que la norma -si es que procede aplicarla- es de obligado cumplimiento para todos los asistentes por igual, y no hacer diferencias entre unos y otros.


GALERÍA GRÁFICA

Un camarero retira los vasos de cristal en el palco particular de los maestrantes.

Miembros de la Real Maestranza consumiendo bebidas en vaso de cristal durante el festejo.

El camarero también sirve bebidas en vaso de cristal a familiares de los maestrantes.

El uso de vasos de cristal es generalizado y habitual sólo en el palco de maestrantes. Lo que a los aficionados le prohíben, a los maestrantes se lo permiten. El presidente Fernández-Figueroa, otro de los 'privilegiados' con vaso de cristal.

¿SEVILLANOS DE SEGUNDA CLASE?

Exhaustivo control en las entradas; ni cristal ni latas.

Los miembros de seguridad se emplean a fondo.

Los rígidos controles llegan hasta los bolsos personales.

Houston, Houston: ¡Tenemos un problema!

Unos optaron por beberse las cervezas antes de entrar.

La necesidad agudiza el ingenio: comprar botellas de plástico.

Las bebidas en envase de plástico deben ir sin tapones.

Dos euros por una botella (de plástico) de dos litros de agua.

Dos euros para tirar el contenido y quedarse con el continente.

Comprar agua para tirarla... y quedarse con el envase.

Las botellas vacías de agua recién compradas sirven...

...para poder rellenarlas con las cervezas de las latas prohibidas.

Y ya se puede entrar con una botella de dos litros de cerveza sin tapón.

Otros aficionados optaban por volcar el whisky de la botella de cristal...

...a las botellas de plástico de agua para poder entrar a la plaza.


NOTICIAS RELACIONADAS

Dejar respuesta

siete − cuatro =