Sustituido el albero por adoquines

Las obras de la Maestranza dejan sin pista de calentamiento a los rejoneadores (FOTOS)

0
872

Las obras que se han llevado a cabo en la parte de sol de la calle Circo, que circunda la Maestranza, han concluido. Tras la mejora del soterramiento eléctrico y el drenaje, se ha sustituido el albero por adoquines, lo que imposibilita que se siga usando como pista de calentamiento de los caballos de rejoneo. Usar el corral de reconocimiento, posible alternativa.

Francisco Mateos.-

     Las obras que se han venido acometiendo durante estos meses de invierno en la plaza de toros de la Real Maestranza ya han finalizado. Las obras han consistido en una profunda remodelación de la calle Circo, que bordea el exterior de la plaza, desde la zona de las taquillas hasta la puerta de los corrales; es decir, la zona de accesos a los tendidos de sol del coso sevillano. Las obras se han acometido para ajustarse a la nueva normativa en materia de conducciones eléctricas soterradas. Por esa zona, debajo del pavimiento, es por donde discurren los cables de alimentación eléctrica de la plaza de la Maestranza.

  Zona que usaban los rejoneadores como 'calentamiento' antes, cuando estaba cubierta de albero. (FOTO: Javier Martínez)

     Una vez que era necesario levantar esa zona del exterior de la plaza, se ha aprovechado para acometer diversas mejoras. Ese trozo de la calle Circo estaba sin pavimentar, formada por albero prensado, que el paso del tiempo acabó por prensarlo más de lo recomendado y, en días de lluvia, el drenaje no tenía efecto alguno, formando grandes bolsas de agua y suelo muy resbaladizo que era muy incómodo y hasta peligroso para los aficionados que accedían a la plaza por las puertas de sol.

     Mientras se acometían las obras de la nueva conducción eléctrica soterrada se iba analizando el estado del terreno y qué era lo más favorable acometer para mejorar el firme del suelo. Aunque se valoró la posibilidad de optimizar el drenaje y dejarlo de nuevo recubierto de albero, al final se ha optado por adoquinarlo completamente. Es decir, que ya no existe ninguna zona de albero en el exterior de la plaza y todo está recubierto de los tradicionales adoquines, que además mejoran el drenaje.

     Esta opción, en cambio, crea lo que puede ser un problema añadido, ya que la zona de albero comprendida entre la puerta de cuadrillas y la puerta de corrales era habitualmente aprovechada por los rejoneadores para ‘calentar’ a los caballos antes de sus actuaciones. Y es que el patio de caballos de la Maestranza prácticamente no existe, ya que además de ser pequeño, es el mismo del patio de cuadrillas y está todo adoquinado, con lo que sólo lo usan los picadores para una rueda de calentamiento de reducidas dimensiones, ya que estos caballos tienen unas pezuñas mucho más robustas y grandes que la de los finos equinos de rejoneo. A pesar de que en el exterior de la plaza, entre la puerta de cuadrillas y la puerta de corrales, es zona de tránsito de los espectadores, los jinetes solían ‘calentar’ la musculatura de los caballos en esa zona, aprovechando que es de albero. Ahora, al adoquinarse toda la calle Circo, los caballos de rejoneo no podrán ‘calentar’ en esa zona porque pueden resbalar y dañarse las patas.

     Una posibilidad sería poder abrir el corral de reconocimiento -que permanece vacío durante el festejo- a los rejoneadores, de forma que puedan aprovechar la amplitud de ese corral. De hecho, los Miércoles Santo por la mañana se usan para el preceptivo reconocimiento de los caballos de la cuadra de picar de la temporada. Un problema para usarlo es que suele tener varios centímetros de alberro poco prensado, muy suelto, para frenar la posible acometida de los toros contra los burladeros de cemento durante los reconocimientos de la mañana. Para solventarlo bastaría con que una pequeña pala mecanizada amontonara el exceso de albero en un lateral del corral, y tras la corrida de rejones volviera a extenderla para el reconocimiento de toros. Corresponde, en todo caso, a la Maestranza y la empresa Pagés intentar dotar de una zona de calentamiento de caballos a los rejoneadores.

GALERÍA GRÁFICA

Toda la calle Circo se ha adoquinado. (FOTO: Javier Martínez)

La nueva canalizacion eléctrica ha quedado ya soterrada. (FOTO: Javier Martínez)

Los trabajos de pavimentación están prácticamente concluidos. (FOTO: Javier Martínez)

Acceso a la puerta de cuadrillas. (FOTO: Javier Martínez)

Dejar respuesta

veinte − 7 =