BALANCE de la jornada

El Cid y Oliva Soto, a hombros

0
802
El Cid, con las dos orejas del cuarto en Zaragoza. (FOTO: burladero.com)
El Cid, con las dos orejas del cuarto en Zaragoza. (FOTO: burladero.com)

Manuel Jesús ‘El Cid’ ha sumado esta tarde un importante triunfo en la plaza de Zaragoza, donde le ha cortado las dos orejas al cuarto astado de Salvador Domecq. En la corrida de Palos de la Frontera (Huelva), Oliva Soto ha sido el triunfador cortando tres orejas y saliendo a hombros.

Redacción.-

     El balance de las actuaciones de toreros sevillanos que han realizado el paseíllo hoy, domingo 10 de octubre, ha sido el siguiente:

CORRIDAS DE TOROS

  • Zaragoza: Se han toros de Salvador Domecq -el segundo como sobrero-, bien presentados y de desigual juego. El Cid, saludos tras aviso y dos orejas. El Fandi, silencio y vuelta tras aviso. Alejandro Talavante, silencio en ambos. Más de tres cuartos de plaza.

     Según crónica de burladero.com sobre la actuación de El Cid esta tarde en Zaragoza, «tres toros buenos hubo en la corrida de Salvador Domecq y dos los enlotó El Cid. El primero de la tarde suplió su falta de entrega con raza y transmisión, lo que dio emoción a su lidia. Y embistió. El Cid, que toreó con son a la verónica, lo entendió bien, lo ayudó en la media altura, asentado, y lo llevó largo en series sobre la diestra de arranque. Mejor fue la embestida por el izquierdo, aunque tuvo menos continuidad y la faena, jaleada por un público a favor de obra, se sostuvo bien. El sevillano dejó media estocada y necesitó el descabello, por lo que el palco denegó la oreja que le pidieron. El toro, con transmisión y motor, fue ovacionado. El cuarto arrancó una cámara de salida y se empleó con celo en el peto. Parecía que tenía poca fuerza pero en banderillas, donde El Boni cuajó un gran tercio, se vino arriba y llegó a la muleta con mucha emoción. Viniéndose de largo, con prontitud, alegría y tranco. Puesto estuvo El Cid de inicio sobre la diestra en dos series importantes. Y después, cuando achicó espacios, la cosa amagó con entrar en barrena. La gente, muy con El Cid desde el inicio, se puso de parte de la faena y el toro, aunque le costaba más, no dejó de embestir en una labor en la que no hubo más series redondas y rotundas y en la que abusó de la media altura sin terminar de obligarlo por abajo, pero sí pases de pecho muy largos y remates de buena factura. Y una estocada arriba que puso en sus manos dos orejas».

  • Palos de la Frontera (Huelva): Toros de Cayetano Muñoz. Rivera Ordóñez, oreja y oreja. José Doblado, palmas tras aviso y dos orejas. Oliva Soto, dos orejas y oreja. Tres cuartos de plaza. Corrida ‘pinzoniana’.

Dejar respuesta

diez − 1 =