Se mascaba la tragedia

0
1547

Las caras de horror de los propios banderilleros, sus manos completamente ensangrentadas, la taleguilla empapada de sangre y el joven banderillero ya desmayado sin apenas sangre justo al entrar en la enfermería lo decían todo: se marcaba la tragedia en la Maestranza.

Los banderilleros, horrorizados, entrar en la enfermería con un JEsús Márquez ya desmayado, sin sangre. (FOTO: Paco Díaz / toroimagen.com)


NOTICIAS RELACIONADAS

Dejar respuesta

trece − 9 =