Barrera: «Aunque no estoy en Madrid, hay otros muchos escaparates de primer nivel»

0
658
El diestro sevillano Antonio Barrera.
El diestro sevillano Antonio Barrera.

El diestro sevillano Antonio Barrera analiza el importante triunfo logrado el pasado fin de senana en la plaza de toros de Barcelona, que siempre ha sido una de sus plazas talismán. Tras cortar dos orejas y salir a hombros, y a pesar de no estar anunciado en la Feria de San Isidro, Barrera afronta con renovadas fuerzas la temporada.

EFE.-

     El torero sevillano Antonio Barrera consiguió el pasado domingo en Barcelona un triunfo muy importante, una reivindicación profesional y personal. «Dejé a un lado el torero arrinconado, que a veces no sé sacar, para ser el verdadero Antonio Barrera», declaró hoy a la agencia EFE el propio diestro. Barrera cortó dos orejas, una a cada toro de su lote de la ganadería de San Miguel, de los que opinó que «colaboraron mucho con un fondo muy bueno, y además viniéndose arriba; de los que te dejan expresarte y triunfar»; pero el triunfo pudo haber sido mayor de haber estado más acertado con los aceros.

     Aún así, Barrera restó importancia a este hecho. «Independientemente del triunfo y el número de orejas lo importante fue que las faenas resultaron rotundas y que disfruté muchísimo, pues hubo momentos de toreo profundo, largo y de mano baja», indicó el diestro. «Me llevo sobre todo las sensaciones, el haber sido capaz de sacar mi mejor versión, ese torero que llevo dentro, y enseñarlo en una plaza como Barcelona. Esto demuestra que sigo creciendo y disfrutando cada vez más la profesión, y que cada día que toreo pongo más la carne en el asador, con más ganas que nunca», aseguró el diestro sevillano.

     El compromiso también de Antonio Barrera era refrendar el ‘título’ de triunfador de la temporada pasada en la Ciudad Condal, motivo por el que afrontó la tarde «con máxima responsabilidad, a sabiendas» de lo que se esperaba de él. «Una vez más he vuelto a demostrar que Barcelona es una de mis plazas talismanes, y que tiene un significado muy especial para mí».

     Otro aspecto importante de la tarde del domingo en La Monumental fue la reivindicación en forma de triunfo del toreo en Barcelona, la única ciudad que a día de hoy sigue ofreciendo toros en Cataluña, mientras se debate la Iniciativa Legislativa Popular para prohibir las corridas de toros. «Tenemos la obligación de defenderla desde todos los flancos posibles. La mejor manera de reivindicarse es cuando la gente ve que lo pasa en el ruedo transmite emoción y pone los pelos de punta. Ahí se rompe todo lo demás. Esta Fiesta, lejos de ser una pelea cruenta, son sensaciones preciosas, y sentir éstas por encima de todas las prohibiciones. A eso sí tiene derecho el ser humano», enfatizó Barrera.

     A Barcelona, desde un punto de vista taurino, «no la vamos a descubrir ahora -prosiguió el sevillano-, un punto de partida para muchos toreros, una plaza que marcaba una temporada»; y la mejor forma de seguir dándole ‘su sitio’ es así, «con triunfos y reclamos como el del domingo», aseguró. Sobre el gesto del catalán Serafín Marín de hacer el paseíllo con la barretina y la senyera catalana, Barrera señaló que fue «un gesto de valentía, algo que demuestra que los catalanes también aman los toros y son buenos aficionados, a la par que exigentes y sensibles».

     Más allá de este importante triunfo, la temporada de Antonio Barrera no está siendo nada fácil; su ausencia en San Isidro es el hito más trascendente, aunque en lo personal, su momento es más difícil si cabe por la reciente pérdida de su padre. «La temporada está teniendo connotaciones muy especiales a nivel personal. El fallecimiento de mi padre un día antes de torear en Sevilla lo ha marcado y lo marcará todo. Un dolor que siempre llevaré conmigo», reconoció un sensible Barrera. En cuanto a lo de no estar anunciado este año en la Feria de San Isidro de Madrid, Barrera manifestó que es algo que le da «mucha pena», pero aún así sigue teniendo «escaparates muy importantes este año en plazas de primer nivel», las más inmediatas las francesas de Nimes y Vic-Fezensac, este sábado y el domingo.

Dejar respuesta

5 + 15 =