Chicuelo, historia eterna de Sevilla en su Alameda

0
907

«…Manuel Jiménez ‘Chicuelo’ será historia eterna de Sevilla en su Alameda. Otra genialidad del toreo sevillano se hace monumento como monumentos a la tauromaquia fueron sus gloriosas tardes de toros en España y en América. Allí, en el bohemio bulevar sevillano, entre las columnas romanas de Hércules y Julio César, los vuelos de las chicuelinas envolverán para siempre los ecos del quejío gitano de Caracol y la sutil y delicada ‘voz de sombra’ de La Niña de los Peines…»


Manuel Viera.-

     Hoy, con todo honor y gloria, Manuel Jiménez 'Chicuelo' será historia eterna de Sevilla en su Alameda. Otra genialidad del toreo sevillano se hace monumento como monumentos a la tauromaquia fueron sus gloriosas tardes de toros en España y en América. Allí, en el bohemio bulevar sevillano, entre las columnas romanas de Hércules y Julio César, los vuelos de las chicuelinas envolverán para siempre los ecos del quejío gitano de Caracol y la sutil y delicada 'voz de sombra' de La Niña de los Peines.

     Ya era hora de que Manuel tuviera su monumento en Sevilla. Hoy lo va a tener, Rafael Chicuelo, para así engarzar el eslabón que le faltaba a la cadena de sevillanísimos genios del toreo, iniciada con Belmonte, seguida por tu padre, continuada por Pepe Luis y rematada con Romero.

     Manuel Jiménez 'Chicuelo', el de la esencia torera, el de la fantasía y gracia sevillana, el de la naturalidad, la armonía y la profundidad, el inventor de la chicuelina, el que dijo ligar los pases para crear el denominador común del toreo moderno, el de la verdad de unas formas de ayer y de hoy, viene a completar la trilogía del arte de esta bendita tierra, en la Alameda que fue su vida, para hacer justicia a uno de los grandes diestros de Sevilla.

     A este, al que bajó la mano y juntó los pies para crear un nuevo rumbo en la tauromaquia moderna, al precursor de la escuela sevillana, al olvidado e injustamente silenciado hasta que hace unos pocos años un grupo de veteranos toreros, extraordinarios profesionales del gremio y buenos aficionados, decidieran unirse en comisión comandada por el taurino Fernando Vázquez para conseguir lo que hoy queda perpetuado en bronce, a este, digo, Torero de Sevilla, le inauguran su monumento. Allí, en su Alameda de Hércules, Manuel Jiménez Moreno 'Chicuelo', matador de toros por la Gracia de Dios, hará de la chicuelina lance perpetuo por los siglos de los siglos. Lo merecía el maestro y… lo merece Sevilla. Ya era hora…

*Manuel Viera es redactor y responsable de las crónicas de Sevilla Taurina, así como miembro del equipo del programa 'Toros y Punto', de Punto Radio Sevilla.

Dejar respuesta

13 + quince =

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies