Oliva Soto aún tendrá que seguir en rehabilitación hasta el 10 de febrero

0
673

El diestro sevillano, que sigue sin apoderado, acude todas las mañanas a rehabilitación pulmonar, con ejercicios de respiración para recuperar totalmente la actividad del diafragma tras usperar una grave neumonía. A pesar de ello ha recuperado todas las tardes los entrenamientos de salón y los tentaderos. Su profesor de la Escuela de Camas, El Almendro, y un aficionado local están ayudándole.



El diestro sevillano Alfonso Oliva Soto.
FOTO: Matito.

Francisco Mateos.-

     El matador de toros sevillano Alfonso Oliva Soto se siente animado y optimista ante un cambio de suerte de forma inmediata. Tras una carrera de novillero interesante, en la que brilló su toreo más sevillano, lleno de inspiración, suavidad y torería, Oliva Soto sufrió un terrible parón tras su alternativa el año pasado en la Real Maestranza, el día del Corpus. Además, su apoderado Simón Casas -que ya no le acompañaba ni se ocupaba de él desde hacía meses- y su hombre de confianza, el sevillano Manolo Cortés, rompieron definitivamente la relación de apoderamiento con él. Alfonso quedó completamente desprotegido en medio de la vorágine de la temporada 2008.

     La mala suerte le persiguió también durante estos meses invernales y ha sufrido una fuerte neumonía de la que aún continúa recuperándose. "Ha sido todo muy complicado. Lo he pasado muy mal; tantos días en el hospital, pero ahora ya por fin he vuelto a lo mío", comenta el propio diestro camero. Oliva ha retomado los entrenamientos, el toreo de salón y hasta los tentaderos. Sin embargo, "aún tengo que ir a diario a rehabilitación pulmonar, para poder recuperar totalmente la actividad del diafragma, con ejercicios respiratorios. El 10 de febrero acaba este proceso y a ver si el médico me encuentra ya en perfectas condiciones".

     Sin apoderado, Oliva Soto mira por el rabillo del ojo a Sevilla y su Feria de Abril. "Creo que he dado la cara en esta plaza de novillero y el año pasado en mi alternativa. Ojalá pueda estar en la Feria. Lo que pasa es que no tengo ni quien vaya a hablar con la empresa. Aún estoy a la espera de que un taurino, un apoderado quiera llevar mi carrera". Mientras tanto, el que fuera su profesor en la Escuela de Tauromaquia de Camas, Fernando Rodríguez 'El Almendro', y un aficionado local amigo del diestro le están ayudando a buscar tentaderos y en los entrenamientos.

Dejar respuesta

Ocho − cuatro =