Retiran el último drenaje de la cornada de Francisco Manuel Alonso

0
732

El joven sevillano herido en la Maestranza recibirá el alta hospitalaria para comenzar la rehabilitación. El 13 de agosto reaparecerá en Almería y a principios de septiembre toreará en su pueblo, La Algaba.



Francisco Manuel Alonso ya no tiene drenajes.
FOTO: Javier Martínez.

Francisco Mateos.-

     Le acompaña su madre, a pie de cama, pendiente de cualquier cosa que necesite. Acaban de pasar los médicos de la Clínica Sagrado Corazón de Sevilla y le han retirado el último drenaje de la cornada que sufrió el pasado jueves en la plaza de la Maestranza. Francisco Manuel Alonso esboza una sonrisa. "Mañana, si todo sigue bien, te irás para tu casa", le dice el médico. El joven novillero sevillano, de 20 años, esboza una amplia sonrisa.

     "Qué buena noticia; así me va a dar tiempo a entrenar bien y poder recuperarme para estar a punto para Almería", exclama Francisco Manuel. Sorprende que después de una cornada grave, un torero tan joven que acaba de recibir su bautismo de sangre, sólo piense de nuevo en jugar a la muerte con el toro para crear belleza y expresar su concepto del toreo.

     Francisco Manuel Alonso fue corneado grave en el gluteo el pasado jueves 12 de julio en la Real Maestranza,


Momento de la cornada del sevillano el pasado jueves en la Maestranza.
FOTO: Matito.

en la segunda novillada de promoción. "De la cornada apenas recuerdo nada. Cuando me dí cuenta estaba en el suelo y sólo recuerdo que quedé atrapado entre las patas del novillo y no podía salir aunque yo intentaba rodar para escaparme. Cuando me levanté noté que me dolía en la parte trasera, y que me fallaban las fuerzas en esa pierna, pero no sabía que estaba herido. Me llevé la mano y ví que tenía sangre, pero quería seguir… iba a por todas". Sin embargo, las fuerzas no se lo permitieron y los banderilleros se lo llevaron a la enfermería.

     Este joven aspirante de La Algaba debutó de luces el 8 de septiembre del año pasado en Alcalá del Río (Sevilla). "Corté dos orejas. He tenido la suerte que se fijó en mí el ganadero y apoderado Manuel Tornay, que me ha echado vacas y ha visto que he evolucionado bastante bien. Fue él quien me puso a principios de este año en el certamen


El novillero de La Algaba continuará la rehabilitación tras el alta.
FOTO: Javier Martínez.

'Granada de Plata' de Guillena. Corté dos orejas y me clasifiqué para la final, volviendo a cortar otras dos orejas. También ha sido Tornay el que me ha puesto en Sevilla y le estoy muy agradecido".

     Curiosamente ha sido un novillo de la ganadería de Hermanos Tornay el que le infirió la grave cornada en la plaza de Sevilla. "Los toros no entienden de esas cosas, y ellos no perdonan los fallos".

     Con apenas cinco festejos se presentaba Francisco Manuel en la Maestranza y le llegó ese bautismo de sangre en forma de cornada grave que hizo imposible acabar la faena soñada en la Maetranza. "Ahora sólo me queda irme a casa, a recuperarme, a ganar la masa muscular de la zona, porque el 13 de agosto tengo que torear en una plaza muy importante, en una novillada sin picadores en la plaza de Almería, y a principios de septiembre torearé en mi pueblo, en la Feria de La Algaba, precisamente con erales de Tornay".

Dejar respuesta

19 + Nueve =