Solicitaron su destitución a Juanma Moreno en 2019

Los abonados culpan al delegado del PP, Ricardo Sánchez

0
445
El delegado de la Junta de Andalucía en Sevilla, Ricardo Sánchez, máximo responsable taurino de lo que sucede en la Maestranza, y el presidente de la Junta, Juanma Moreno.

La Unión Taurina de Abonados y Aficionados ya solicitó al presidente de la Junta, Juanma Moreno, que destituyera a su delegado en Sevilla, Ricardo Sánchez. No lo hizo, lo mantuvo como su representante en Sevilla y siguió nombrando a los mismos «nefastos presidentes» que en esta Feria 2022 han sido criticados unánimente.

Francisco Mateos.-

     La Unión Taurina de Abonados y Aficionados de Sevilla (UTAA-Sevilla) ha distribuido entre los medios de comunicación su balance sobre la reciente Feria de Abril. Concluyen que ha faltado el ‘toro-toro’, por lo que no ha habido suerte de varas. Destaca la torería de Morante de la Puebla, pero denuncia la facilidad para conceder orejas y salidas a hombros por la Puerta del Príncipe, a favor de un «público de escasos conocimientos taurinos» y buscando la diversión como sea. Señalan con dureza a los tres presidentes como «los grandes fracasados de la Feria de Abril», y responsabilizan al hasta hace poco delegado de la Junta de Andalucía en Sevilla, Ricardo Sánchez, de las «nefastas actuaciones presidenciales» por ser quien los nombra año tras año. Califican a los presidentes nombrados por el Partido Popular de la Junta de Andalucía como «presidentes indocumentados taurinos que se niegan a preservar la dignidad y categoría de la Maestranza».

     La Unión de Abonados de Sevilla ya pidió en mayo de 2019 que el presidente de la Junta de Andalucía, el popular Juanma Moreno Bonilla, destituyera a su delegado en Sevilla, Ricardo Sánchez, por el famoso ‘caso novillo’, destapado por SEVILLA TAURINA; el desembarque y reconocimiento de un novillo como si fuera un toro en plena Feria de Sevilla (VER). Sin embargo, el presidente de la Junta, Moreno Bonilla, lo mantuvo en el cargo; el delegado Ricardo Sánchez ha seguido nombrando a los mismos presidentes y veterinarios, y este año 2022, tres años después, la han vuelto a liar, siendo criticados por unas u otras cuestiones de forma unánime por toda la prensa local y nacional.

COMUNICADO DE LA UNIÓN TAURINA DE ABONADOS Y AFICIONADOS DE SEVILLA

     Tenemos que comenzar con el toro lidiado en esta Feria. En la Fiesta, si no hay toro, nada tiene importancia. Han sido escasos los toros lidiados que quedan en el recuerdo. Prácticamente ninguno ha durado en plenitud su lidia completa. La suerte de varas fue una autentica vergüenza. Se colocaban ante el caballo antirreglamentariamente. Se simula y engaña en el castigo. La conducta de Miguel Ángel Perera ha sido escandalosa, ordenando al picador no picar. Señor Perera: anúnciese con toros que admitan dos varas. No se puede hurtar al aficionado de esta bella suerte.

     Aplaudir a Manuel Escribano por poner de largo los toros. Recuerdos gratos de aquellos lunes de resaca con los ‘guardiolas’. Desgraciadamente aquellos tiempos no volverán. La Tauromaquia se desvirtúa, quitándole la suerte de varas, y en Sevilla nadie protesta por ello.

     Significar que la ganadería debutante de El Parralejo fue la menos mala del ciclo. Sus toros no eran ‘la tonta del bote’ de casi todas las tardes. Preocupante la ganadería de Victorino. Nada que ver sus toros con los que criaba su padre. Ahora, escasos de fuerza y demasiado almíbar. No es eso lo que esperamos los aficionados.

     No podemos juzgar a los toreros por las orejas cortadas y por las mentirosas Puertas del Príncipe. Preferimos recordar su labor, obviando trofeos, y con ello queremos mostrar nuestro desacuerdo con las nefastas decisiones de tres presidentes indocumentados taurinos que se niegan a preservar la dignidad y categoría de la Maestranza.

     Daniel Luque ratificó su línea ascendente de años anteriores. Estuvo ambicioso y entregado, aparte de torear bien en la corrida de El Parralejo. Decir que los jóvenes sevillanos de la corrida de la oportunidad demostraron que merecen empresas mayores. La empresa pudo tirar de Oliva Soto o Ángel Jiménez para sustituir a Emilio de Justo. Tomás Rufo puso en el albero un toreo fresco, alegre, que nos gustó. Otra cosa es la excelencia para salir por la Puerta del Príncipe. A esa nota no llegó.

     Juli, torero veterano, técnica a raudales, se vale de estos argumentos para sacar pases donde escasea la casta y la fuerza del toro. Llega al público facilón y otra Puerta del Príncipe inmerecida. Juan Ortega y ese capote que mece las embestidas y emboba a sus oponentes. Manuel Escribano, su disposición y entrega ante unos ‘miuras’ flojos y complicados.

     Para UTAA-Sevilla el triunfador rotundo de esta Feria ha sido Morante de la Puebla. Poco importa si cortó pocas o demasiadas orejas. Es lo de menos. Primero, su disposición y entrega; y luego, la rotundidad, maestría y belleza de su toreo con capa y muleta. Ojalá no tardemos mucho tiempo en ver a Morante plasmando esa pureza de tauromaquia que los aficionados soñamos.

     No hay discusión para señalar a Fernando Sánchez como mejor banderillero. A Curro Javier, José Chacón y José María Soler destacamos lidiando. Aplaudir a José María Soler por su quite providencial a un monosabio; a buen seguro le libró de una cornada. De los picadores podemos decir poca cosa. Cuidaron los ‘medios toros’ en vez de picarlos. De cualquier manera destacar a José Palomares y Manuel Jesús Ruiz ‘Espartaco’.

     Todo el ciclo estuvo condicionado por un público escaso de conocimientos taurinos, que aplaudía por no picar, solicitaba orejas por una labor mala o mediocre y no apreciaba cuando alguna vez hubo en el ruedo reminiscencias antiguas o detalles de calidad.

     Es de justicia reseñar positivamente la cuadra de caballos de Enrique Peña. Caballos muy bien domados y preparados para moverse, mostrar el costado y aguantar cuando un toro enfila por los pechos y con las patas traseras aguantar el romaneo del toro.

     Dejamos para el final a los grandes fracasados de esta Feria 2022: los presidentes. En años anteriores se viene observando que, poco a poco, renuncian a mantener los mismos criterios, demuestran desconocer el Reglamento cuando conceden segundas orejas sin aplicar el Art. 59.2; reconocen y aprueban toros sin tener en cuenta el tiempo anticipado de 24 horas. Todo este desmadre cristaliza en Puertas del Príncipe concedidas batiendo récord en número y mediocridad. Cuando los presidentes comprobaron que arreciaba la crítica negativa acerca de su labor, en el último tramo de la Feria hicieron amago de rectificar, pero el desaguisado estaba hecho y ya era tarde.

     Los presidentes son responsables por su nefasta acción directa en el palco, pero quien tiene la responsabilidad de sus nombramientos, el delegado de la Junta, Ricardo Sánchez, es corresponsable de la mala gestión de los actuales presidentes de Sevilla.


NOTICIAS RELACIONADAS

Dejar respuesta

3 × cuatro =