AL NATURAL

La ‘alcachofa’ de Ramón Valencia

1
2260
El empresario Ramón Valencia, durante la presentación de los carteles.

“…Ramón Valencia explicó en la rueda de prensa que Bohórquez era el hierro escogido por la empresa para rejones. Es decir, que los toros los elige la empresa, y no recaba opinión con el rejoneador. Tendría que explicar si procede también así con las figuras a pie para contratarlos; está claro que no…”

Francisco Mateos.-

     La pasada semana se presentaron los carteles del abono de la temporada 2018 por parte del empresario Ramón Valencia. Por circunstancias puntuales no pude asistir este año personalmente, pero perfectamente informado de cuanto sucedió. Hay varias valoraciones y análisis posibles de los carteles, pero me centraré en una cuestión, la ausencia más llamativa, en este caso en el festejo de rejones, la del sevillano Diego Ventura. Y no sólo por ser sevillano, sino sobre todo por ser la figura referencia del rejoneo actual desde hace varias temporadas.

     Como antecedente, la corrida de Bohórquez de rejones del año pasado (VER). Comenzaba la crónica mi compañero Manuel Viera indicando lo siguiente: “Está que se sale, pero necesita de un toro con la movilidad de la casta. Va a lo suyo y por lo suyo, que es ganar. Triunfar. Y así lo intentó con todas sus fuerzas y sapiencia, exponiendo, echando las cabalgaduras encima del toro; pero ni por esas. Incluso se enfadó de impotencia al no poder culminar su toreo a caballo”. Viera atinaba a señalar que Ventura necesita un toro con movilidad, y justo eso lleva varios años reclamando el equipo de Ventura a Ramón Valencia: probar otra ganadería distinta a la de Bohórquez. La respuesta siempre fue negativa y Ventura, ‘tragando’. Hasta que el año pasado, a pesar de la oreja cortada, estalló en la entrevista que le hicieron -en caliente- en el callejón: “El año que viene, si otra vez viene la corrida de Bohórquez, no torearé en Sevilla”.

     Fue en abril de 2017. Ha llovido; poco, pero ha llovido. ¿No ha habido tiempo para acercarse a Ventura e ir limando posibles asperezas? Pues para la peculiar empresa Pagés parece que no, y en Navidad adelantó que para rejones volvería… otra corrida de rejones de Bohórquez. Eso se llama echar leña al fuego encendido. Estaba de cajón que anunciar ese hierro para la de rejones, sin hablar con el jinete, era cerrarle las puertas de la Maestranza. Y Ventura no es -por su personalidad- de los que se echan atrás. Y efectivamente Ventura ha quedado fuera de la Feria de Abril, un lujo que no puede permitirse la Maestranza.

     Ramón Valencia explicó en la rueda de prensa que era el hierro escogido por la empresa. Es decir, que los toros los elige la empresa, y no recaba opinión con el rejoneador. Tendría que explicar si procede también así con las figuras a pie para contratarlos; está claro que no. Admitió que desde el equipo de Ventura le propusieron que Diego participara en una corrida mixta, con dos toreros a pie y él abriendo cartel. El gestor de Pagés justificó que no era posible porque “esta empresa no contempla corridas mixtas”. Recuerde el señor Valencia que en 2008 organizó una corrida mixta, precisamente contratando a Diego Ventura… Se contradice.

     De todos modos, dejó bien claro Ramón Valencia que lo que existe es un profundo malestar con Ventura por aquellas palabras en el callejón hace un año, cuando dijo que no volvería a Sevilla si se seguía contratando el mismo hierro de Bohórquez. Vuelvo a recordar que lo dijo ‘en caliente’ y frustrado tras cortar ‘sólo’ una oreja, aunque lo mantenga, y además porque era ya el tercer año que venía pidiendo un cambio de ganadería en la de rejones. “En esta casa las formas son muy importantes, y no es de recibo decir a través de una ‘alcachofa’ que no mato más toros de Bohórquez”. Me queda claro que se la tenía guardada a Ventura. Esta empresa es así…

     ¿Las formas? ¿Estamos hablando de la misma empresa que mandó a torear al Senegal a una figura como José Tomás? ¿De la misma empresa de la que un torero tan prudente e ídolo de la afición sevillana como Curro Romero llegó a decir en rueda de prensa que no estaba dispuesto a que le tratasen como una caja de ‘pescao’, arrastrándolo de un lado para otro? ¿De la misma empresa que ha usado el veto a periodistas como medida coercitiva al resto de la prensa para mantenerla a raya en cuanto a las críticas que no le gustan? ¿De la misma empresa que, precisamente en el Día de la Radio, se toma tan a la ligera la profesión de la información periodística con ese despectivo ‘alcachofa’? Muchas horas de estudio, esfuerzo y formación de periodistas hay detrás de un micrófono, que es como respetuosamente se debe llamar al elemento fundamental de un periodista de radio, y no ‘alcachofa’. Porque aún los chicos de las ‘alcachofas’ de Sevilla seguimos llamándole respetuosamente a usted, señor Valencia, ‘empresario’ de la Maestranza, aunque sea empresario heredado o de rebote… Las formas, señor Valencia; las formas.


NOTICIAS RELACIONADAS

1 Comentario

Dejar respuesta

Trece + 10 =