REAL MAESTRANZA - Novillada sin picadores

Daniel de la Fuente, justo ganador

0
134
Daniel de la Fuente.

El sevillano Daniel de la Fuente corta dos orejas del quinto eral de la final del ciclo de promoción y se alza como ‘Triunfador’. Rocío Romero cortó una oreja de cada novillo. Francisco de Manuel, vuelta; y Manuel Diosleguarde, silenciado. Escaso juego de los erales de La Peregrina.


SEVILLA / Novillada sin picadores

ERALES: Se han lidiado erales de la ganadería de La Peregrina (propiedad del torero Antonio Ferrera), desiguales de presentación y escaso juego. Manso y complicado el primero; de descompuesta embestida el segundo; manso y a su aire el tercero; noble y rajado el cuarto; noble y con clase en la embestida el quinto; deslucido el sexto; soso y rajado el séptimo; muy complicado el octavo.
NOVILLEROS:Daniel de la Fuente (Escuela de Sevilla), saludos y dos orejas.
Rocío Romero (de Córdoba), oreja tras aviso y oreja.
Manuel Diosleguarde (Escuela de Salamanca), silencio aviso y silencio.
Francisco Manuel (Escuela de Colmenar Viejo), vuelta al ruedo tras aviso y silencio
.
INCIDENCIAS: Dos tercios de plaza. Daniel de la Fuente fue atendido en la enfermería de la plaza de “contusiones múltiples en región dorsal y cervical con varetazo corrido en región costal derecha. Contractura cervical con buena movilidad, comprobándose buena ventilación en ambos campos. Se aconseja estudio RX de la región costal. Pronóstico leve que no le impide continuar la lidia”.


Manuel Viera.-

     Su aportación tuvo magnitud. Además, ofreció sólidos argumentos para la credibilidad de su toreo y ser el ganador. La faena al quinto, el mejor eral del deslucido encierro de La Peregrina, denotó el conocimiento y la calidad de unas formas con las que supo dar solución de manera expresiva a las nobles embestidas. Daniel de la Fuente toreó y supo definir un concepto en el que el temple y la ligazón se mostraron de manera contundente. Los cambios de mano llegaron con inmediatez a una gente que le arropó y enloqueció con lo que vio. Fue faena de derecha con la que quedó mostrado un toreo emotivo y bien definido. Tras la estocada, las dos orejas no se hicieron esperar.

     Con el manso primero se llevó una soberana paliza. Tres veces lo volteó. Muy complicado el eral y muy acelerado el alumno de la Escuela de Tauromaquia de Sevilla. Vibrante y, a veces, épico, sólo pudo mostrar actitud y valor.

      Rocío Romero ejecuta un toreo sin atisbo de banalidad, lo hace con oficio y plena de seguridad. No fueron buenos sus dos erales tocados en suerte. De descompuesta embestida el segundo y muy deslucido el sexto. No obstante, la aspirante cordobesa se entendió a la perfección con su primero. Muletazos limpios, templados e hilvanados, rematados con excelentes pases de pecho. Después supo someter la embestida con la izquierda hasta conseguir el expresivo natural. Más desigual fue la faena a su segundo. No obstante, y en ocasiones, consiguió también el muletazo limpio y ligado. Fue faena larga, de muchos pases, de menos contenido y demostrada actitud. Le dejó medio acero hundido al  primero y  caída quedó la espada en el segundo. De ambos paseó un apéndice.

     Al alumno de la Escuela Taurina de Salamanca poco se le vio con el manso tercero, un eral que topaba las telas en sus distraídas embestidas. Manuel Diosleguarde pudo dibujar el lance y algún que otro muletazo con la expresividad de sus formas. Y poco más. Con el soso y rajado séptimo volvió mostrar  su cadencia en el toreo de capa y dejar definido su clásico concepto en despaciosos y aislados muletazos a derecha e izquierda. A ambos los mató mal.

     A Francisco de Manuel le costó hilvanarle faena al noble, aunque rajado, cuarto. Desigualdad en una lidia de notables, aunque aislados, muletazos trazados con ambas manos. Faena de detalles que no consiguió coger altura. Y al complicado octavo muy poco le pudo hacer. Muy mal lidiado, con interminables capotazos en el tercio de banderillas, llegó, después, al último tercio embistiendo a cabezazos hasta que se rajó. El alumno de la Escuela de Colmenar Viejo sólo pudo echarle altas dosis de actitud.

     A la terminación del festejo el jurado designó ‘Triunfador’ del ciclo y ganador del traje de luces a Daniel de la Fuente. En segundo lugar, y ganador del capote de paseo, a Rocío Romero. Tercero, y ganador del capote de brega, Francisco de Manuel.


GALERÍA GRÁFICA

Dejar respuesta

2 + Trece =