Críticas a los periodistas

Luque Teruel: «Hay que crear más debates en las crónicas»

0
1390
El discutido presidente de la Maestranza, José Luque Teruel.
El discutido presidente de la Maestranza, José Luque Teruel.

El polémico presidente de la plaza de Sevilla, José Luque Teruel, sorprendió por algunos de sus argumentos en un reciente encuentro celebrado en Sevilla sobre comunicación en la Fiesta de los toros. Criticó a la prensa taurina por no crear corrientes de opinión a través de sus crónicas e informaciones.

Francisco Mateos.-

    El discutido presidente de la Maestranza, José Luque Teruel, sorprendió con algunos de sus argumentos en una reciente ponencia participativa celebrada en Sevilla. El tema de debate era ‘Tauromaquia: construir un mensaje relevante’, y estaba especialmente dirigido a los medios de comunicación taurinos y a personas relacionadas con la comunicación de la Fiesta de los toros. Curiosamente, entre los participantes no había ningún periodista taurino ni se permitió a los varios periodistas presentes en la sala la realización de pregunta alguna.

     El peso del encuentro sobre comunicación taurina corrió a cargo de Arturo Pineda, profesional de la comunicación. Se esperaba con expectación la anunciada presencia de Esther Gil, la polémica delegada de la Junta de Andalucía en Sevilla que afirmó tras la Feria de Abril y la multitud de críticas hacia los presidentes que ella estaba «satisfecha con la unidad de criterios mostrada por los presidentes»; es decir, todo lo contrario a la unánime opinión de la prensa. Sin embargo, y sin ningún tipo de explicación por la organización, la polémica delegada de la Junta no apareció. Sí asistieron para aportar su visión de forma breve sobre el tema el empresario de la plaza, Ramón Valencia; el director general de Interior, Demetrio Pérez; y el mencionado presidente de la Maestranza, Luque Teruel.

     Arturo Pineda fue muy transparente. Aunque su análisis de los motivos de por qué se aleja la Fiesta de los toros de la sociedad actual son los de siempre, sí fue más original a la hora de presentar algunas propuestas para un nuevo acercamiento, que pasan por ser mucho más atrevidos y valientes. Fue tan trasparente e independiente que incluso criticó de forma clara y directa a los taurinos por esconder actuaciones nada éticas. «No podemos ser coherentes y creíbles si no denunciamos -en referencia a los propios taurinos- acciones desde el mundo taurino que colocan al toro en una posición de indefensión. Sabemos que hay intereses profesionales y empresariales para callar y ocultar ciertas prácticas, pero así no seremos coherentes y creíbles». Estaba claro que se refería a abusos en pobre presentaciones de los toros e incluso a manipulación artificial de las condiciones naturales del toro. Ninguno de los invitados comentaron esta reflexión y la pasaron por alto.

     Ramón Valencia, lejos de aportar novedades frescas e innovadoras, volvió a reclamar a los toreros mayor implicación, más visibilidad, más cercanía y presencia en la sociedad. «Incluso a nosotros nos cuesta que algunas figuras asistan a la presentación de carteles o actos similares, que son promoción de la propia Fiesta», a la vez que criticaba a la administración «por el encorsetamiento reglamentario. Necesitamos disponer de mayor libertad empresarial». Precisamente cerca suya estaba el director general de Interior de la Junta, Demetrio Pérez, máximo responsable en Andalucía de la regulación taurina. Demetrio enumeró algunos manidos argumentos clásicos, y se perdió en una pobre y débil defensa de la Fiesta desde el punto de vista del valor ecológico de la dehesa, que poco aportaba al fondo del tema del encuentro.

     La presencia del polémico José Luque Teruel era también importante, por si se decidía a argumentar algunas de sus más discutidas decisiones en Feria de Abril y en novilladas posteriores. Aunque el presidente de la Maestranza no se refirió a actuaciones propias, su breve intervención sorprendió por el contenido de lo expuesto. Luque Teruel afirmó que «la comunicación taurina debe sustentarse en tres aspectos: llegar a lo común, a la sociedad; crear opinión, crear debate; e influir». Sorprendió precisamente estas declaraciones cuando justo él no lleva muy bien que la opinión creada sea discutiendo decisiones suyas.

     El discutido presidente fue a más: «Echo de menos que en las crónicas taurinas se cree debate, se creen corrientes de opinión», en crítica a los periodistas taurinos, pero que a pesar de los muchos presentes que había en la sala no se le permitían intervenciones. No obstante, el presidente matizó posteriormente: «La finalidad de crear debate debe ser para crear en positivo, no para destruir», afirmación que no aclaró en qué sentido lo dirigía.


NOTICIAS RELACIONADAS

Dejar respuesta

4 + 11 =