Decepcionado con Bohórquez

Ventura, advierte: «Si no cambian la ganadería, no toreo en Sevilla»

0
1417
Advertencia de Diego Ventura a la empresa de Sevilla.
Advertencia de Diego Ventura a la empresa de Sevilla.

Diego Ventura, al término de su actuación ayer domingo en la Maestranza, mostró su gran decepción por el juego de sus toros de Bohórquez en la única corrida de rejoneo de Feria. Ventura, que cortó una oreja  en su primero, advirtió que si no se cambia de ganadería, no torea en Sevilla.

Redacción.-

     El rejoneador Diego Ventura quedó muy contrariado al finalizar la corrida de rejones de ayer domingo en la Maestranza. El motivo fue, en su valoración, el juego de los toros de la ganadería de Fermín Bohórquez.

     El rejoneador de La Puebla del Río comentó que «era muy difícil de hacer faena, el toro estaba muy parado, no pasaba, no te regalaba nada». Realmente el toro no le ayudó nada en su segunda faena, que la tuvo que construir entera el propio sevillano, que concluía diciendo que «yo no quiero esto para el rejoneo. Este no es el rejoneo que yo quiero dejar a los que vengan por detrás».

     Diego Ventura fue adentrándose aún más en su nivel de enfado y dirigió sus críticas directamente al empresario Ramón Valencia, responsable de los carteles de la Real Maestranza: «En los últimos años no está sirviendo esta ganadería en esta plaza. Esto no quiere decir que sea una mala ganadería, pero en esta plaza hay que cambiarlo», advirtió a la empresa. «No lo digo porque esté enfadado. Yo busco un toro que motive, que le pegue una vuelta a todo esto yendo de punta a punta de la plaza, un toro que me permita formar un lío, si no yo el año que viene no voy a venir». Y por si no quedaba claro una vez, lo repitó de forma clara y directa de nuevo: «Si no se cambia la corrida, Diego Ventura no viene».

     Ventura cortó una oreja del segundo de la tarde; fue una oreja con fuerza, que incluso se pidió el segundo trofeo pero no de forma mayoritaria. El enfado viene a raíz de lo mucho que esperaba del quinto, y lo poco que le ofreció, muy parado y reservón. Además, se quedó tan parado que le costó trabajo matarlo, perdiendo el posible trofeo.


NOTICIAS RELACIONADAS

Dejar respuesta

seis + Doce =