Presenta unas medidas para regenerar el toreo

La Unión de Abonados critica que la reunión sectorial de Sevilla no contara con aficionados

0
876
Logo de la Unión Taurina de Abonados de Sevilla. (Montaje: SEVILLA TAURINA)
Logo de la Unión Taurina de Abonados de Sevilla. (Montaje: SEVILLA TAURINA)

La Unión Taurina de Abonados de Sevilla ha remitido un comunicado a SEVILLA TAURINA en la que critica duramente la postura de los orgonizadores de la reunión sectorial celebrada el pasado jueves en Sevilla, en la que se contó con todos los sectores profesionales del toreo pero sin ninguna represetación de los aficionados, «que somos quienes sostenemos económicamente la Fiesta».

Redacción.-

     La Unión Taurina de Abonados de Sevilla ha remitido un comunicado a SEVILLA TAURINA criticando la actitud de los organizadores del encuentro sectorial taurino el pasado jueves en Sevilla, en el que no se invitó a ninguna representación de aficionados ni abonados a las plazas de toros.

     Según la Unión de Abonados de Sevilla «no se convocó a ningún representante de quien en realidad mantiene económicamente nuestra Fiesta y ante sus manifestaciones públicas de que todo lo que llevan a cabo será en beneficio del público y del aficionado, pero a las claras está sin contar con el público y el aficionado». Los abonados quieren manifestar su «total desacuerdo con este planteamiento para abordar la grave situación de la actual Tauromaquia, agravado todo ello por el hecho de que los mismos que han creado el mal, quieren tras perder cada día más la solvencia de cara al aficionado, resolver la cuestión».

     La propia Unión de Abonados, a pesar de no estar invitados a esa pasada reunión del sector taurino profesional en la capital sevillana, ha decidido comunicar públicamente sus puntos de posibles mejoras, por si los organizadores de la reunión deciden tenerlas en consideración: 

  1. El aficionado libre e independiente sin más interés en la Fiesta que el disfrute y la conservación de un arte profundamente arraigado en las tradiciones más antiguas del país, expresa su deseo de gozar de la Fiesta en libertad y de que el Estado le garantice este derecho y proteja la conservación del patrimonio cultural taurino a las futuras generaciones. Exigimos una normativa básica estatal, única, reguladora y armonizadora de esa demencial proliferación caótica de reglamentaciones taurinas.

  2. Las autoridades no cumplen en la mayoría de los casos con su obligación de defender y regular el mantenimiento de una Fiesta en toda su integridad, optando porque predomine un espectáculo dominado por ciertos especuladores taurinos que imponen lo superficial, el fraude y la manipulación del público festivo y ocasional, alejando cada vez más a los aficionados de la mayoría de las plazas.

  3. El toro es la estrella principal de la Fiesta. En estos tiempos se le ha manipulado en su selección y crianza consiguiendo desequilibrar sus principales virtudes, ahormando la casta, movilidad, y fiereza para aumentar hasta extremos preocupantes la nobleza, mal entendida como previsibilidad, docilidad y flojedad, disminuyendo con ello la capacidad de la lidia en todos los tercios.

  4. La lidia, con la excepción de algunas plazas de primera categoría, se ha convertido en una sucesión de tercios monótonos donde destaca lo superficial sobre lo auténtico, la manipulación del lenguaje para ocultar la realidad, la reducción a una minima expresión del toreo de capa y de una parte sustancial como es el tercio de varas que prácticamente ha desaparecido de todas las plazas además de la estocada como suerte suprema.

  5. De las empresas taurinas demandamos imaginación y nuevos planteamientos para, sin desviarse de lo tradicional, seguir avanzando para ofrecer espectáculos atrayentes alejados de la monotonía actual y con inversiones para atraer a la juventud.

  6. Los medios de comunicación taurinos en su mayoría no se hacen eco del anquilosamiento actual de la Fiesta. Son pocos los que demandan cambios. La mayoría, y lo peor es que son medios públicos que pagamos todos, los que ofrecen a un público ocasional una imagen distorsionada mediante la manipulación del lenguaje y las imágenes, todo lo contrario de entretener, informar y formar.

  7. Entendemos que los aficionados tenemos a nuestro alcance un medio muy importante como Internet y a través de la red una ocasión muy aprovechable para divulgar nuestra Fiesta, proclamar triunfos, establecer foros de opinión, denunciar abusos y todo ello para conseguir mantener posturas que sean asumidas por la autoridad, empresas y profesionales del mundo del toro.

     Por todo lo anterior creemos que la Fiesta no pasa por sus mejores momentos, encontrándose bastante fraccionada en cuanto a que son muchos los intereses que se encuentran, pero solamente es el aficionado al que no consideran en absoluto, quien poco a poco deserta de las plazas. La autoridad, empresas, profesionales del toreo y medios de comunicación están obligados a realizar un esfuerzo grande para entre todos devolver a nuestra Fiesta su esencia máxima de arte e integridad, desterrando los actuales usos de los monopolios y la manipulación, que impiden una Tauromaquia digna, donde el toro salga en plenitud de su raza y solamente toreros capaces de ofrecer estética, emoción y riesgo triunfen.


NOTICIAS RELACIONADAS

Dejar respuesta

quince − 8 =