Quiere crear un foro de discusión en invierno

La Tertulia ‘El Porvenir’ pide a maestrantes, empresa y toreros una solución

0
926
Aspecto de los tendidos de sol en varias corridas de la pasada Feria de Abril. (FOTO: Javier Martínez)
Aspecto de los tendidos de sol en varias corridas de la pasada Feria de Abril. (FOTO: Javier Martínez)

Los socios de la Tertulia Taurina ‘El Porvenir’ de Sevilla han realizado un muy negativo balance de la Feria de Abril. Sus miembros piden a los maestrantes, los empresarios de la plaza y a los toreros que se reúnan y acuerden una solución que devuelva el prestigio a la plaza y motive a los aficionados a volver a ir a los toros.

Francisco Mateos.-

     Una vez finalizada la Feria de Abril, con tan mal balance artístico y de público, algunos colectivos de aficionados comienzan a realizar balances y valoraciones para que sirvan de punto de arranque de una renovación completamente necesaria en Sevilla, que sea capaz de generar ilusión entre los aficionados para que la plaza de la Maestranza recupere la gran masa de aficionados que ha abandonado sus tendidos.

     La Tertulia Taurina ‘El Porvenir’ de Sevilla ha sido la primera en realizar un análisis y emitir el siguiente comunicado:

«Se han encendido todas las alarmas. La falta de remate e interés de la inmensa mayoría de los carteles ofrecidos, las altas temperaturas sufridas en la semana de Feria (que también han de tenerse en cuenta) y toda la resaca de lo vivido durante el invierno taurino en Sevilla, han propiciado el descalabro de la imagen de nuestra plaza de toros, el desánimo y la indiferencia en la afición, y, lo que es peor, la sensación en el ambiente de que va a ser muy difícil revertir esta situación y recuperar para la causa a tanto aficionado cansado y aburrido de ser despreciado por todos los estamentos profesionales de la Fiesta a la que, no olvidemos, sustentan con su acción con la compra de una entrada o abono.

La Feria ha debido ser rentable para la empresa por relación entre lo ingresado y los honorarios de los acartelados, pero esta victoria tiene un seguro sabor amargo. Desgraciadamente, se han cumplido los peores pronósticos tanto en cuanto al número de abonados que han renovado sus entradas (lamentable aspecto de la plaza, con media entrada o a lo sumo tres cuartos los días de mayor aforo), como en cuanto al número de aficionados no abonados (que no público) que han asistido a los espectáculos, ahuyentados por la política y gestión de precios de la empresa en relación con lo ofrecido.

Suspenso absoluto en el juego y presentación de corridas como la de Juan Pedro Domecq-Parladé, la de Daniel Ruiz o la de Garcigrande-Domingo Hernández, y de la novillada de Hermanos García Jiménez-Olga Jiménez. Pobre y nada alentador el paso por la Feria de matadores como Castella, El Cid, Luque, El Cordobés, Saldívar o Abellán, por citar algunos. Decepción en el juego de corridas como Fuente Ymbro, Jandilla o Miura, de las que se esperaba mucho más.

Como finalizábamos el comunicado que hicimos público en marzo (VER) tras la presentación de los carteles de la presente temporada, ha habido, afortunadamente y nos alegramos, toros que han embestido (Victorino, El Pilar, Montalvo, Victoriano del Río, Torrestrella…); ha habido matadores que han triunfado: Antonio Ferrera (con diferencia sobre el resto, extraordinaria faena a un toro de Victorino al que el propio torero lo hizo mejor), David Mora, Joselito Adame, Esaú Fernández, Javier Jiménez, Padilla… Otros que han dejado buenas sensaciones, como Escribano, Juan del Álamo, Paco Ureña, Ponce… Pero todo esto no ha camuflado, en absoluto, el esperpento vivido.

Para terminar, esperamos que las partes implicadas se pongan de acuerdo, y los maestrantes, la empresa Pagés y los profesionales acuerden o negocien una solución para que se revitalice otra vez la fiesta en Sevilla.

Asimismo animamos a la sufrida afición de Sevilla a que mediante las asociaciones, peñas y tertulias se analice la posibilidad de crear un foro de opinión o discusión, con ideas sensatas e innovadoras, para que se fomente y participe en dar solución a lo ocurrido en Sevilla, y que, tras la finalización de la temporada 2014, se discuta sobre este asunto, con más frialdad y actitud reflexiva.

Y es que en este tinglado, sin toro, sin emoción, sin la sensación -en el asiento de tendido/grada- que en el ruedo hay un animal que te levanta los pies del suelo, sí no se hacen las cosas bien, no hay futuro. Y todas estas sensaciones las hemos perdido, desgraciadamente, en Sevilla».

Dejar respuesta

11 − 5 =