REAL MAESTRANZA - 7ª Feria de Abril

Lo mejor, la brevedad

0
820

El diestro sevillano Manuel Jesús ‘El Cid’ le ha realizado al cuarto toro lo más destacado de la tarde y tras la leve petición de oreja ha dado la vuelta al ruedo. Daniel Luque, que fue herido leve tras caer delante de la cara del segundo toro, escuchó palmas al acabar sus actuaciones. Arturo Saldívar, silenciado en sus dos toros.

LA FICHA

TOROS: Se han lidiado toros de Garcigrande, Domingo Hernández -tercero y cuarto- y Jandilla –lidiado en primer lugar-, desiguales de presencia, bastos de hechuras y de escasa clase en sus embestidas.

ESPADAS: -Manuel Jesús ‘El Cid’, de coral y oro, silencio y vuelta tras leve petición.

-Daniel Luque, de azul y oro, palmas y silencio.
Arturo Saldívar (que debutaba), de verde y oro, silencio y silencio.
 
CUADRILLAS: Saludó en banderillas Abraham Neiro.
 
INCIDENCIAS: Dos tercios de plaza. Daniel Luque fue atendido en la enfermería tras el segundo de «herida en cara posterior del muslo derecho que interesa planos superficiales, de 4-5 cm. Se hace lavado de herida y sutura con anestesia local. Leve y puede continuar la lidia».

 

CLICK PARA IR A LAS IMÁGENES
GALERÍA GRÁFICA
López-Matito
OTRAS IMÁGENES
Javier Martínez
LOS TOROS, UNO A UNO
Javier Martínez
VIDEO DE LA CORRIDA

 


CLICK PARA DEJAR SU OPINIÓN

 

Daniel Luque cayó al albero y sufrió un puntazo. (FOTO: López-Matito)

CLICK PARA IR A LAS ARTÍCULOS
AL NATURAL
No es lo mismo

Francisco Mateos
DIEZ GANANDO UN PASO
¿Y ahora qué, Sevilla?

Javier García Baquero
LA CORRIDA, AL COMPÁS
Dale que dale al pandero

Fernando Naranjo
LA VOZ DEL ABONADO
La involución del toro

Unión Taurina de Abonados de Sevilla

 


Manuel Viera.-

     La insatisfacción siguió una tarde más. No hay manera de que esta anormal Feria levante el vuelo e invite a la esperanza. Y ahí está el paciente espectador aguantando, ilusionándose cada tarde con escasísimos destellos de anodinas lidias esperando en vano que alguien, por favor, ponga un poco de toreo a tanto sopor. Todo depende del toro, sí, y, además, de las manos en que caiga un capote y una muleta.

     La historia triste de este ciclo de Feria es tan real como la vida misma. Y aunque se veía venir, tal vez la creencia en el triunfo de los anunciados concebía ilusiones. Pero siguen produciéndose razones que sumergen en el desencanto. Para imaginar mejor la realidad sólo basta exponer el sinsentido incomprendido de cada día. Diecisiete toros (catorce de Garcigrande y Domingo Hernández, y tres de Jandilla) se necesitaron para sacar adelante una corrida con tres hierros diferentes. Pues ni por esas se completó un encierro acorde con el merecimiento de esta plaza y esta Feria. Toros muy desiguales en presentación y comportamiento, de bastas hechuras y con escasa calidad en sus embestidas.

     Sí tuvo un buen pitón derecho el flojo primero de Jandilla, con el que El Cid anduvo con unas tremendas ganas de mostrar su toreo. A la faena le faltó reposo y seguridad, y aunque hubo entonados muletazos diestros, la intermitencia del trasteo le hizo perder consistencia.

     Mejor fue lo realizado al cuarto de Domingo Hernández, un toro manso y rajado con pujante embestida, que acometió en varas y que fue muy bien picado por Juan Bernal. Con él, Manuel estuvo incisivo y contundente en una faena sobria, más segura que la anterior, de mano baja e hilvanados muletazos diestros y buenos pases de pecho. Eso sí, se le echó en falta un poco de despaciosidad. Quizá la tuvo la tanda de naturales, aunque a estos también les faltó continuidad. Los adornos por bajo y de trinchera pusieron el fin a una lidia que necesitó del descabello para finiquitarla. Tras leve petición dio la vuelta ruedo.




 Para imaginar la realidad sólo basta exponer el sinsentido incomprendido de cada día. Diecisiete toros (catorce de Garcigrande y Domingo Hernández, y tres de Jandilla) se necesitaron para sacar una corrida con tres hierros. Pues ni por esas se completó un encierro acorde a esta plaza y esta Feria

 

     Daniel Luque puso toda su ilusión por conseguir tajada del segundo de Domingo Hernández. Un toro noble que iba y venia sin que sus embestidas mostraran un ápice de calidad. El sevillano planteó faena con la derecha, pero los muletazos no adquirieron la notoriedad deseada. Tampoco el natural tuvo continuidad, y todo quedó en la intermitencia de una faena que acabó en la mala fortuna de tropezar con la pata de toro y caer en la misma cara a su merced, corneándole de forma superficial el muslo derecho. Tras matar de pinchazo, estocada y descabello, pasó a la enfermería. Con el quinto, flojo y molesto, estuvo serio y riguroso, aunque la faena tuvo poco de sustancial.

     Y Arturo Saldívar se encontró con el mal estilo en la embestida del tercero de Garcigrande. Ante la dificultad, el mexicano, trazó una faena desigual, con algún que otro muletazo templado y bien dibujado que no caló en la gente del tendido. Sí mostró valor en el epílogo del trasteo en un final de cambios de mano, con muletazos muy ajustados y desplantes en la misma cara del toro. Acabó dejando media estocada y necesitó de dos golpes de descabello. Al noble y soso sexto de Garcigrande le dio infinidad de pases sin que ninguno de ellos transmitiera un atisbo de emotividad a la aburrida gente.

     Tal vez lo mejor, ante la agobiante calor y la pesadez por lo que sucedía, fue la duración breve del espectáculo.


AL NATURAL

No es lo mismo

Francisco Mateos.-

      La parrafada tabernaria de Eduardo Canorea le va a salir cara… a los maestrantes, que no a él. Quiero decir, que como la gran mayoría de los aficionados comentan, la empresa este año, tan escaso, va a seguir ganando dinero, ya que con esa media placita tiene para apagar los honorarios de la larga lista de toreros ‘económicos’, los de la casa, los allegados a la casa, los de ‘marca blanca’, los ‘genéricos’, y ninguna figura, por lo que les sobrará su dinerito para pasar el invierno… Es decir, menos gente no significa menos beneficio. Es verdad que hay bastante menos gente, por lo que hay menos ingresos, pero como el coste también es este año bastante más bajo, pues el margen de beneficio se mantiene en positivo…

     Y digo que aquellas gruesas palabras de Canorea en la taberna (¿al Senegal mandó a torear a José Tomás?) les van a salir caras a los maestrantes porque ellos perciben un buen porcentaje sobre el bruto, sobre los ingresos en taquilla, y por tanto ellos sí van a recibir bastante menos dinero este año, por lo que van a sufrir un golpe bajo a sus presupuestos… Ellos sabrán y harán sus números, porque al margen de que el (menor) dinero puedan provocar encender las alarmas, que no vayan a esgrimir nunca más los maestrantes lo de preservar la imagen y categoría de la plaza: ellos mismos están quitándosela con su insoportable pasividad.

     La empresa, dadas las circunstancias, dijo al presentar los carteles que «no están las figuras de hoy, pero sí están las figuras del mañana». De hecho, han querido vender lo de ‘una apuesta por el mañana’… Pues si el toreo del mañana depende de lo que estamos viendo en cuanto a toros y toreros… Y es que ya lo dijimos aquí: las figuras son figuras por algo. La empresa contrató un ganado (como cada año) a la medida de las figuras. Y ese ganado que está saliendo por chiqueros lo están toreando otros toreros… Estoy convencido de que varias de las figuras ausentes de la Maestranza hubieran cuajado a varios de los toros que han salido por toriles. Estaríamos hablando de una Feria distinta. Y es que la figura es figura porque es capaz de cuajar a un mayor número de toros distintos, pero un torero emergente no es capaz de aprovechar a todos los toros; y menos con ganaderías con las que no está acostumbrado a torear. Es como si yo me pongo a pilotar un Ferrari de carreras: no le sacó el rendimiento que tiene ese bólido. Y si bien es cierto que los toros que están saliendo no son precisamente bólidos, sí es cierto que Fernando Alonso triunfa tanto con el Ferrari de carreras como con mi Scenic de carretera… Es decir, que no es lo mismo que estos toros que están saltando al ruedo sevillano estén en manos de toreros emergentes, que en manos de las figuras. No es lo mismo…

 


DIEZ GANANDO UN PASO

¿Y ahora qué, Sevilla?

Javier García Baquero (Ambitotoros).-

  1. Y ahora que va pasando la Feria más anodina de los últimos años, que tarde tras tarde se va pasando el arroz y ya se ve el fondo de paella, todos debemos mirarnos y decir: ¿y ahora, qué?

  2. La corrida que decían iba para desastre, tras el baile de corrales y camiones, ha sido una corrida de lo más normal. Algún toro menos, como el quinto; algún toro más, como el tercero; y el conjunto de correcta presentación. Juego dio el tercero, se dejó el primero, tuvo su faena el cuarto, la suya el segundo. Quinto y sexto, con la tarde cuesta abajo Y ahora, ¿qué?
  3. El Cid ha dado una vuelta al ruedo en el cuarto de la tarde, un toro que se quería rajar pero cuando se quedaba metía la cara con nobleza y por abajo. Cuando cantó la gallina, el de Salteras no se amilanó y dijo ahora que no quieres te hago la faena en los terrenos que quieras.
  4. Luque se quedó sin cartuchos. Otra Feria y sin romper. Y ahora, ¿qué? Su actitud ha sido buena y se ha llevado un puntazo en el glúteo del protestado segundo. Lo hubiera cambiado todo por un triunfo.
  5. Saldívar se presentaba hoy como matador de toros en esta plaza. Y ahora le sale un toro con faena. No ha conseguido entenderse con el violento pero enrazado tercero, ante el que acabó dándose un arrimón. Y el sexto, cuando la tarde ya pesaba mucho, no ha dado opciones.
  6. Juan Bernal ha picado al cuarto a dos patas, con el caballo de manos, sin dejar de apretar con la derecha ni de montar con la izquierda. Ahora que estaba, aprovechó para darle más.
  7. Y, será casualidad, pero que mal rollo en los tendidos de la Maestranza. Sevilla siempre ha sabido ser señora y tener ángel. Percibimos el malhumor al no haber otras emociones en la plaza. El vecino que entiende que se fuma alto y habla alto, el mexicano al cual se le golpea en la bulla y se la cae el tequilazo y mira con desdén, o la señora a la que le rozan y se revuelve como si la hubieran violado.
  8. Hoy ha habido mejor entrada que ayer, Ahora que vienen los días señalaítos a lo mejor mejora ese aspecto, Está claro que el público de Sevilla no responde a criterios de emoción en esta especial Feria de Mayo.
  9. Feria de Mayo: los sevillanos con más guasa hablan de que hoy ha sido la corrida del día 37 de abril, y mañana 38. En todo caso, antes del cuarenta de abril hay que quitarse el sayo; hoy hemos rondado los 35 grados.
  10. Y a partir de ahora en esta Feria de las figuras del futuro esperemos que Sevilla y esta figura se encuentren en la Maestranza.

 


LA CORRIDA, AL COMPÁS

Dale que dale al pandero

Fernando Naranjo.-

¿Cómo este sol de justicia
tan severo y maestrante;
soporta las avaricias
de tantos antitaurinos
infames y extravagantes?

¿Dónde está la seriedad
de aquellos encastes varios,
y los taurinos de barrios
con la gracia y el salero
de esta bonita ciudad?

¿Dónde está aquel toro fiero
y los toreros machotes
que crujían sus bravuras
tan sólo con el capote?
¿Dónde están esas figuras?

¡Hoy vaciando los tendidos,
granujeando pesetas
y esquilmando las dehesas,
mutilándoles las castas
de su bravura y purezas!

Malditos antitaurinos
feligreses de la Fiesta,
conduciendo sus destinos
y en la misma sacristía
‘rezando’ con metralletas.

No soy poeta profundo,
ni chambelan de cualquiera;
ni aquel crítico iracundo
vagando por los submundos
luchando su faldriquera.

 

 

 

 

Del toro ‘paso-palabra’;
con lo dicho van que chuta.
No me tomen por Cicuta
que ya peino hebras de plata;
no soy yo ningún recluta.

Apuesto por los toreros
que se batieron el cobre,
dijeron: ¡Hasta que sobre!
Mas, ¿los toros no quisieron?
¡Para una causa tan noble!

¡Qué pena de Maestranza,
tan desnuda en plena Feria!
¿Qué sentirán los toreros
sobre aquel tan rubio albero
tiritando de la histeria?

Hoy de grana el mío Cid,
dispuesto a rendir las cuantas,
y no se manchó el vestío…
Pero su vieja tizona
dejó el asunto cumplío.

El Luque de ‘las cunitas’,
terciopelo de capote.
¡Qué pena; pena maldita
tal dimensión de torero
desdibujara su lote!

El ‘mano’ trajo emoción:
con bragueta y con cintura
supiera ser poderoso.
Con oficio la criatura,
mas los toros siempre sosos.

 


 

LA VOZ DEL ABONADO

La involución del toro

Unión Taurina de Abonados de Sevilla.-

     Sin toro no existe el espectáculo. Se ha manipulado tanto al animal protagonista de la Fiesta que la Tauromaquia actual se ha convertido en un sinsentido donde se cercenan los momentos más importantes de la lidia, prevalece el aburrimiento y falta la emoción y ese riesgo latente que debe transmitirse a los tendidos. Una tarde más para borrar de la memoria. En los reconocimientos previos se rechazan nueve ¿toros?.

     La Unión Taurina de Abonados de Sevilla solicitó en su día que los presidentes explicaran a los aficionados los pormenores noticiables de cada festejo. La corrida de esta tarde requiere argumentos y explicaciones para conocer las causas por las que toros reseñados en el campo lleguen a la plaza y son rechazados. ¿O es que no vino ninguno de los reseñados? Señor delegado de la Junta de Andalucía, señor presidente, es su obligación explicar este hecho. Así se lo demandamos los aficionados. Saltaron al ruedo cinco ‘garcigrandes’ y uno de Jandilla. Algunos terciados, otros poca cara, pero todos sosos, descastados, escasa fuerza. Es el medio toro que aburre hasta la saciedad y que echa de la plaza a los aficionados. Da exactamente igual que se anuncien los del G-5 o los acartelados en esta Feria. El resultado es el mismo.

     Entramos en la recta final. El resultado artístico, un desastre. Los tendidos, con mayoría de turistas. El aficionado, prometiendo no volver el año que viene… Como es habitual hay que rebuscar mucho en el festejo algo positivo para destacarlo, así no nos tachen de negativos y de querer hundir esta tramoya. Pues bien, nos gustó Abraham Neiro en banderillas. Juan Bernal en un puyazo que quizás sea el único y el mejor de la Feria, y al menos El Cid se ‘enfadó’ con su segundo enemigo y transmitió vibraciones positivas con su faena a un toro rajado donde el torero estuvo por encima del toro. Este es El Cid que queremos, no el del primero de la tarde. Luque mató un toro inválido derrengado de los cuartos traseros y otro morlaco parado sin fuerza al que instrumentó pases sin fondo, ni calidad. Saldívar desaprovechó el tercero y el sexto. Ejecuta el toreo mecánico y superficial que aburre.

     ‘Cárcel de papel’ para el presidente Fernando Fernández Figueroa, que mantuvo en el ruedo al inválido segundo de la tarde. Presidente, un toro tullido de los cuartos trasero normalmente no se derrumba, pero es inútil para la lidia. Ampare al aficionado y a la Fiesta. ‘Cárcel de papel’ para Víctor Hugo Saugar y Jesús Robledo por el mitin que ofrecieron al poner banderillas al tercero.

     Lo dicho se consagra el medio toro.

 


GALERÍA GRÁFICA (López-Matito)

El Cid.

El Cid.

El Cid.

El Cid.

El Cid.

El Cid.

El Cid.

Daniel Luque.

Daniel Luque.

Daniel Luque.

Daniel Luque.

Daniel Luque.

Daniel Luque.

Daniel Luque.

Daniel Luque.

Arturo Saldívar.

Arturo Saldívar.

Arturo Saldívar.

Arturo Saldívar. Arturo Saldívar. Arturo Saldívar.

Si está interesado en alguna fotografía: 625 19 47 69


OTRAS IMÁGENES (Javier Martínez)

Otra tarde con poco más de media plaza...

Los maestrantes, también de Feria.

Valiente y buen caballista Juan Bernal.

El dueño del inmueble...

...y el inquilino protegido.

Algo agradable, al fin...

A falta de muletazos buenos, algo bonito en lo que distraerse cada tarde en Sevilla... Hay más califdad en los despoblados tendidos y gradas que en el ruedo... Con tan poca gente, nadie nos ve... ¡A pelar la pava en plena Real Maestranza!

 


 

LOS TOROS, UNO A UNO (Javier Martínez)

El primero, de Jandilla.

El segundo, de Garcigrande.

El tercero, Domingo Hernández.

El cuarto, de Domingo Hernández.

El quinto, de Garcigrande.

El sexto, de Garcigrande.

 


 

 

Dejar respuesta

1 × 5 =