REAL MAESTRANZA - 8ª Feria de Abril

Luque salva su Feria

0
1120

El diestro sevillano Daniel Luque ha cortado una oreja a un sobrero de la ganadería de Parladé en una decepcionante tarde de flojos y descastados toros de El Pilar. Con Morante de la Puebla llegó una nueva eclosión de toreo a la verónica. Y Perera, pese a su notable actitud, sólo se llevó una ovación.

LA FICHA

TOROS: Se han lidiado cinco toros de El Pilar y uno -el sexto- de Moisés Fraile, que fue devuelto, aceptables de presentación, nobles, descastados y flojos. Destacó el sexto de Parladé, lidiado como sobrero.

ESPADAS: -Morante de la Puebla, de caña y oro, ovación y silencio.

-Miguel Ángel Perera, de grana y oro, ovación y silencio.
-Daniel Luque, de nazareno y oro, ovación y una oreja.

CUADRILLAS: Saludó tras banderillear al quinto Joselito Gutiérrez.
   
INCIDENCIAS: Casi lleno.

 

CLICK PARA IR A LAS IMÁGENES
GALERÍA GRÁFICA
lopezmatito.com
OTRAS IMÁGENES
Javier Martínez
LOS TOROS, UNO A UNO
Javier Martínez
PUERTA DEL PRÍNCIPE
Javier Martínez
VIDEO DE LA CORRIDA

 

CLICK PARA DEJAR SU OPINIÓN

 

 Daniel Luque, con la oreja cortada al sobrero sexto, de Parladé. (FOTO: Arjona/lamaestranza.es)

 

 

CLICK PARA IR A LAS ARTÍCULOS
AL NATURAL
Faena de capote y espada

Francisco Mateos
DIEZ GANANDO UN PASO
Me aburro, te aburres y, lo peor, se aburren

Javier García Baquero
LA CORRIDA, AL COMPÁS
De regla y oros

Fernando Naranjo
LA VOZ DEL ABONADO
El descaste, la indiferencia y el presidente

Union Taurina de Abonados de Sevilla

 


Manuel Viera.-

     Consecuencia directa de la decadencia de la suerte de varas es la falta de casta, y hoy los toros de El Pilar y Moisés Fraile adolecían de ella. Y por ello no se picaron. Ni hoy, ni ayer, ni anteayer… Ni mañana… El picador en la plaza es puro adorno, sólo trámite. De todas formas, tienen que mantener el ‘tipo’ y la verticalidad, evitar la colisión y dejar que las pocas embestidas se pierdan por la senda del preciosismo de un par de derechazos y algún que otro natural. Atrás van quedando aquellos toros que hacían compatibles conceptos como furia y emoción, bravura y toreo. Ahora, una apacible colección de sutiles pases armónicos conquistan por su atractivo, pero no por su verdad.

     Quizá sea hora de forzar la maquina y conseguir que la casta y la pureza, géneros que se tocan sin llegar a entrelazarse, acaben fundiéndose en uno solo. Porque si no esto es una pantomima demasiado cara. Pese a ello, al reclamo de las figuras la plaza se llenó. Lo mismo que se decepcionó con unos toros de aceptable presencia, pero flojos, sin fuelle, apagados y cansinos. Sin gota de casta, vamos. Y ante esto, ya se sabe, el toreo se convierte en una colección de pases sin sentido, lineales, aburridos y monótonos.

     Así transcurrió la tarde en la que una nueva eclosión del capote de Morante levantó los alicaídos ánimos. Y un sobrero de Parladé, de almibaradas acometidas, le permitió a Luque, muy a última hora, salvar su tarde, y su Feria.

     En el epílogo de la bochornosa tarde de calor, Daniel Luque comprobó al fin cómo, con distancia y sitio, el buen toro de Parladé, lidiado en sexto lugar como sobrero, acudía a los engaños con notables embestidas, y fue entonces cuando las series se sucedieron limpias, con exacta precisión, templadas, hilvanadas y rematadas. Hubo, al final, intensidad en una faena que, sin ser rotunda, fue suficiente para transmitir a la gente su toreo, porque lo acontecido antes careció de mínima emoción. Y como la espada se hundió con contundencia, la oreja fue a su mano con toda justicia.

     Al tercero, noble y sin fuelle, lo toreó a media altura a derecha e izquierda con pulcritud, pero con escasez de contenido, pese a que en las postrimerías de la faena se atreviera a interpretar su característica ‘luquesina’ que, sin acometividad, se quedó en nada. Tras fallar con los aceros fue ovacionado.


El diestro de La Puebla volvió a marcar las diferencias. Autor, de nuevo, de una inconmensurable colección de verónicas y medias verónicas, no tuvo opción con ninguno de sus toros a mostrar su valiosa aportación al toreo de arte


 

     Morante se va de la Feria con valor en alza. Y aunque pasa de nuevo por la Maestranza sin el deseado y contundente triunfo, el diestro de La Puebla volvió a marcar las diferencias. Autor, de nuevo, de una inconmensurable colección de verónicas y medias verónicas, no tuvo opción con ninguno de sus toros a mostrar su valiosa aportación al toreo de arte. Al parado y rajado primero lo exprimió con un toreo de capa con el que rivalizó con Perera. Y otra vez se las apañó para decirlo y hacerlo, y con él exhibir sus deliciosas fantasías. Eso sí, tras el atracón de capote, nulidad con la muleta. Un bajonazo infame puso fin a la historia. Igual sucedió con el flojo y parado primero. Tras el excelso capote, dos inmensos naturales bastaron para exponer naturalidad y verdad a su bello arte. Mató mal y fue silenciado.

     Perera, que se fue por dos veces a portagayola, aprovechó las primeras embestidas del soso y gazapón segundo para hilar una faena sin demasiado trascendencia. Muletazos notables, más con la derecha que con la izquierda, con los que ofreció su personalísima forma de hacer el toreo. Una muestra de cambios de manos y pases de pecho que, junto a su acostumbrada quietud, conformó un trasteo de reducido interés y mera contemplación. El arrimón final puso fin a la lidia, que acabó con un feo espadazo.

     La armonía del lance a la verónica fue lo más destacado de lo hecho al apagado y flojo quinto, porque después, con enorme actitud y mayor firmeza, dibujó infinidad de trazos sin emoción a un toro inválido al que le costaba un mundo moverse. Mató mal y fue silenciado.


AL NATURAL

Faena de capote y espada

Francisco Mateos.-

     Morante de la Puebla ha cerrado hoy una Feria para el recuerdo. Y como es normal en un torero de  sus singulares características, no es que haya dado un ‘zambombazo’ en la Maestranza, sino que ha sabido dosificar los chispazos que han deslumbrado a los aficionados. Se hablará mucho (ya se está haciendo) de la Feria de Morante con el capote. Hoy de nuevo a vuelto a cuajar momentos sensacionales y únicos. Lo que para la mayoría de la torería andante es un mero trámite que apenas saben usar, el capote para Morante es un medio fundamental de expresión artística, y diría yo que casi el más importante, más que la muleta. El torero de La Puebla -creo- siente más la verónica que el natiural.

  Morante ha destacado hoy de nuevo con el capote. (FOTO: lopezmatito.com)

     Y viendo a Morante con ese regusto, cadencia y profundidad manejando el capote, ¿por qué un día que le salga un toro a modo para cuajarlo con capote como a él le gusta no lo ‘revienta’ con el capote? Es decir, que después de picado le haga tres o cuatro quites largos, dejando tiempo entre uno y otro, como si fueran ‘tandas’ de capotzaos; una faena pero de capote. Que lo exprima al máximo con el capote Morante, y seguro que sería con la banda sonando como si fuera la mueta, y la plaza en pie crujiendo de gusto. Y como hay que cumplir el trámite, pues que cambie el tercio el presidente cuando le indique Morante, le coloquen los palos y tras el nuevo cambio de tercio, un último quite de capote, se acerca a la barrera coge una espada y, a punta de capote -sin coger la muleta en ningún caso-, entrar a matar para dejar una de sus medias buenas y acabar con el astado. Sería único, memorable e histórico. Una faena sólo de capote. Y después si multan, que multen. Aunque creo que no contraviene nada al Reglamento. Algo así sólo está al alcance de los elegidos, y sin duda uno de los pocos elegidos para una faena sólo de capote y espada es Morante de la Puebla.


DIEZ GANANDO UN PASO

Me aburro, te aburres y, lo peor, se aburren

Javier García Baquero (Ambitotoros).-

  1. La corrida de El Pilar que mandó Moisés Fraile fue aburrida: sin fondo de bravura, sin casta, ni cara, ni acometividad. Muy buenas personas todos los toros. Faltó emoción y así, esta de los toros es una Fiesta aburrida.
  2. Cariñosa Sevilla con Morante a quien aplaude tras romper el paseíllo, No se aburrió Morante a pesar de la sosería y lo distraído del burel hasta que le enjaretó una tanda de verónicas de la casa.
  3. Cumbre Morante en su faceta de director de lidia: quites a Sierra y Gutiérrez, pendiente toda la tarde. Es difícil que un aficionado se aburra con estos detalles.
  4. Me aburre la banda… ¡Tantos años con los mismo! Me niego saber quién es el director de la banda, antes de Tejera, luego de Tristán y ahora… de cachondeo.
  5. El día de Castella la banda tocó hasta aburrir; hoy decidió que no era el día hasta que decidió que era el momento y entonces decidió no parar. Mal esta esto si dos lances de diez se lo dedicamos a la banda. Al final el tío de los refrescos, que nunca está cuando lo buscas, se va a llevar el premio a la mejor faena cualquier año.
  6. Dice un borde amigo mío que Juli los está poniendo a todos de rodillas, a todo menos a Morante. Hoy Perera se fue en sus dos toros a la puerta de toriles. No se aburre el extremeño.
  7. Luque es el torero que mejor hace la goma del pelotón de matadores. Siempre parece que está a punto de descolgarse y siempre acaba cogiendo al grupo de los de arriba, siempre a rebufo pero no se aburre.
  8. Perera es un solo concepto y la búsqueda del mismo. Tras su vergonzante (para los que lo dejaron fuera) ausencia, volvió a la Maestranza y no se aburrió de intentarlo en sus dos toros.
  9. Me da miedo, mucho miedo, que se me aburra el señor de la americana cruzada y la señora rubia de bote colgada al brazo. Temo que se nos vaya este señor, cuyo padre era abonado y que este año sólo ha comprado estas dos entradas de todo el serial al módico precio de 180 del ala. Si lo aburrimos, el año que viene se ahorra los toros y no llegará a su caseta de la calle Chicuelo con el índice y el pulgar diciendo: «Morante, de arte y una oreja Luque».
  10. Un cotilleo para que no se me aburran. Dicen que Manzanares no regaló el sobrero el día de sus seis toros en solitario porque no le gustaba lo que había de sobrero. El Parladé que salió hoy de sexto fue un gran toro y estaba aquella tarde aprobado. Más cotilleos por haberme aguantado. Dicen que Manzanares no viene el viernes; no hagan caso que si que vendrá.

 


LA VOZ DEL ABONADO

El descaste, la indiferencia y el presidente

Unión Taurina de Abonados de Sevilla.-

     Uno de los peores calificativos que puede aplicarse a un toro bravo es que es ‘manejable’ y que ‘se dejó’. Los de El Pilar de esta tarde, además de eso, fueron flojos, inválidos y descastados, aparte de carecer de masa córnea para plaza de primera, aunque esta categoría hay que ponerla en duda si Sevilla aún la conserva.

     Tarde la de hoy aderezada de un calor insoportable, que parecía mayor cuando toro tras toro no aparecía ni la emoción ni ninguno de los valores que se le suponen a este espectáculo. Mientras cuatro se desgañitaban fuera de la plaza gritando para suprimir la Fiesta, dentro en número mayor, los taurinos que comen de esto, esgrimían méritos más contundentes para hacerles el juego y ahorrarle tiempo para conseguir sus objetivos.

     Una vez más se ha suprimido la suerte de varas en una corrida de toros. Llega a tales extremos que los picadores de Luque (Cristóbal Montesinos y Rafael Campos) en la segunda vara de sus toros levantaron el palo y no tocan el toro. Al final de temporada, una vez más, veremos ausencia de sanciones por estas infamias. Conclusión: están alcanzando los ganaderos las últimas metas para acabar con la casta brava.

     Con este material, el público paciente y consentidor se limita a dejar pasar el tiempo comentando incidencias del Real o citándose para después en las casetas, mientras los matadores ejecutan muleta en mano pases insulsos, carentes de profundidad, todo ello dominado por la falta de emoción y por supuesto con riesgo cero.

     El único lunar positivo lo pone una vez más Morante, que con su toreo de capote al primero de la tarde consigue con su estética levantar los tendidos y animar un poco los ánimos para dar argumentos a los que se preocupan de tapar los problemas de la Fiesta resaltando detalles sueltos. Conclusión: hartazgo de la afición y comentarios a diestro y siniestro para no sacar abonos la próxima temporada.

     Si de sobra es conocido que cuando llegan las figuras salen por chiqueros toros sin trapío, esta tarde censuramos que las astas que lucían las cabezas de los toros salmantinos no eran ni para lidiar en plazas de segunda. El presidente se pliega a estos enjuagues y contribuye a degenerar la plaza aún más, pero no solo en eso consistió su nefasta actuación. Mantuvo en el ruedo animales inválidos y concede a Luque una oreja solicitada minoritariamente. ¿Habrá sido abducido ya don Fernando por la órbita taurina dominante?

     Lo de la banda de música de la plaza de Sevilla en el sexto es para que su director recapacite o al menos entienda que la faena de Luque no era merecedora de sones toreros y así se lo hizo ver un público que con su protesta le demuestra que está harto hasta saciedad de tanto tejemaneje teatrero.

 


 

LA CORRIDA, AL COMPÁS

De regla y oros

Fernando Naranjo.-

Otra tarde que no arranca
con otra corrida fú.
Habrá que hacer tururú
o más fuerza en la palanca
y dejarse de retrancas
porque la Fiesta zozobra.
¡Taurinos: manos a la obra!
y no mandar por delante
a ‘indignados’ no garantes
que ustedes son los que cobran.

Liturgia de austera regla
nuestra Fiesta nacional.
Esencia fundamental,
Sevilla siempre la observa,
mas anuncia su reserva.
Ya a nada le da valor
y abandona ante el sopor
en el quinto, aquel tendido.
Huyendo despavorido
sin un taurino rigor.

¡Qué rebelde los ‘turutas’
en este mágico templo!
Cuan ordinario su ejemplo,
no cómo aquí se ejecuta.
En verduleras disputas
al honorable Tejera,
si es sobrino, ya quisiera
ser sucesor de su historia
profanando su memoria
en esta su plaza austera.

 

 

 

 

A su Real Maestranza
por sevillanas danzante
la quiso obsequiar Morante:
él puso el capote en danza,
ella inclinó su balanza
y heraldos para sus tejos
requiriera a los vencejos.
Estertor de su función
en amigable reunión
de esta Feria fiel espejo.

Su poderío extremeño
no tuvo donde emplear:
¡qué pena no poder dar
lo mejor de cada sueño!
Toros de ñoño diseño
ni le anuncia en letras tirias
ni se encelan sus valkirias
resoplando sus trombones.
Bureles bobalicones
porca miseria su lidia.

Pero saltó aquel ‘Juglero’
y el de Gerena compuso
aquel compás tanto al uso
tan elegante y austero
que prodigó este torero
hoy en su Feria de Abril.
Y allende el Guadalquivir
a encastado matador
le cupo el torero honor
al tedio sobrevivir.

 


GALERÍA GRÁFICA (lopezmatito.com)

Morante de la Puebla.

Morante de la Puebla.

Morante de la Puebla.

Morante de la Puebla.

Morante de la Puebla.

Morante de la Puebla.

Morante brinda a Rivera.

Morante de la Puebla.

Miguel Ángel Perera.

Miguel Ángel Perera.

Miguel Ángel Perera.

Miguel Ángel Perera.

Miguel Ángel Perera.

Miguel Ángel Perera.

Miguel Ángel Perera.

Daniel Luque.

Daniel Luque.

Daniel Luque.

Daniel Luque.

Daniel Luque.

Daniel Luque.

Daniel Luque.

Daniel Luque.

Daniel Luque.

 


OTRAS IMÁGENES (Javier Martínez)

La alcaldesa de Gerena acudió a apoyar a su vecino, Daniel Luque. Bonito detalle. La primavera aprieta fuerte, con 39 grados. El resultado era lógico... Los chicos de asistencias sanitarias tuvieron que hacer varios servicios.
Los chicos de la Junta, en el burladero oficial. ¿Habrán pagado alguna vez en alguna plaza? Estos sí que pagan, pero se pierden toros porque la Junta permite ausencias de escaleras. Otro abuso que permite la Junta: siete 'antis' se planten en la Puerta del Príncipe y gritando
Mantillas en la Maestranza, una imagen de otra época. La torería de Morante se desprende en cada gesto. Esta aficionada hizo que muchos se 'distrajeran'.

 


 

LOS TOROS, UNO A UNO (Javier Martínez)

El primero, de El Pilar. El segundo, de El Pilar. El tercero, de El Pilar.
El cuarto, de El Pilar. El quinto, de El Pilar. El sexto, de Moisés Fraile.
  El sobrero sexto, de Parladé.  

 

 

PUERTA DEL PRÍNCIPE (Javier Martínez)

El humorista y aficionado César Cadaval, de Los Morancos.

El veterano rejoneador y ganadero jerezano Fermín Bohórquez.

El torero Luis Mariscal y el ganadero Álvaro Núñez Benjumea.

El banderillero y ahora apoderado José Jesús Sánchez 'Hipólito'. El diestro Salvador Cortés y su pareja, la diseñadora Sofía Rivera. El torero Francisco Rivera Ordóñez accediendo por la Puerta del Príncipe.

 

 


 

NOTICIAS RELACIONADAS

 


 

Dejar respuesta

16 − 3 =