REAL MAESTRANZA - 7ª Feria de Abril

De puro trámite

0
938

El Cid ha sido ovacionado en dos de sus toros tras realizar lo más destacado de un ‘mano a mano’ en el que la corrida de Victorino Martín ha decepcionado. El también sevillano Daniel Luque, que sobresalió con su toreo de capote al cuarto del festejo, fue silenciado en cada unos de sus tres toros.

LA FICHA

TOROS: Se han lidiado toros de Victorino Martín, de notable presentación y escaso juego, sosos y descatados.

ESPADAS: -Manuel Jesús ‘El Cid’, de malva y oro, ovación, silencio y ovación.

-Daniel Luque, de negro y oro, silencio, silencio y silencio.

CUADRILLAS: Saludaron Alcalareño tras dos buenos pares al primero, y Abraham Neiro tras parear al sexto.
   
INCIDENCIAS: Más de tres cuartos de plaza.

 

 

CLICK PARA IR A LAS IMÁGENES
GALERÍA GRÁFICA
Arjona/lamaestranza.es
OTRAS IMÁGENES
Javier Martínez
LOS TOROS, UNO A UNO
Javier Martínez
PUERTA DEL PRÍNCIPE
Javier Martínez
VIDEO DE LA CORRIDA

 

CLICK PARA DEJAR SU OPINIÓN

 El Cid, tras una estocada hoy a un toro de Victorino Martín. (FOTO: lopezmatito.com)

 

CLICK PARA IR A LAS ARTÍCULOS
AL NATURAL
Emoción

Francisco Mateos
DIEZ GANANDO UN PASO
Hombre refranero, hombre puñetero

Javier García Baquero
LA CORRIDA, AL COMPÁS
Descaste y oros

Fernando Naranjo
LA VOZ DEL ABONADO
Soluciones, y con urgencia

Union Taurina de Abonados de Sevilla

 


Manuel Viera.-

     No hubo confluencias de ideas de dos toreros de parecidos conceptos e igual interés. La integración de El Cid y Luque con los ‘victorinos’ en juego no ha logrado que las formas de uno y otro casaran con las sosas embestidas de unos toros con comportamiento muy distinto a lo usual. Ni buenos ni malos. Ni de asustar, ni de emocionar. Toros de excelente estampa por fuera y vacíos de bravura por dentro. Ni el toreo se manifestó a dos bandas para hacer realidad el sentido del ‘mano a mano’, ni la rivalidad en el ruedo se apercibió, quizá, porque el toro no la permitió.

     La tarde avanzó anodina. Calurosa como si de agosto se tratara. Y en el ruedo todo transcurrió monótono. De puro trámite y compromiso. Ni el toro daba sentido al gesto, ni los toreros lo superaban. Y en los tendidos el desánimo de una tarde de silencios y para olvidar.

     El simple hecho de que El Cid disponga de una técnica muy especial en el conocimiento de estos toros, hizo que los hilvanados muletazos diestros y algún que otro natural de hondo trazo, recetados al mas cuajado y encastado toro de Victorino Martín, cobrasen otra dimensión. Fue la faena al quinto reducida e intermitente, pero sustanciosa en calidad. Desde el prólogo a derecha hasta el atisbado natural en el epílogo del trasteo. Fue esto lo mejor del sevillano de Salteras, más sólido y seguro que en anteriores ocasiones en esta plaza. Tanto es así que, si el espadazo con el que lo finiquitó no hubiese estado precedido de pinchazo, la oreja del mejor ‘victorino’ hubiese ido a sus manos. El Cid llegó de manera inmediata a los tendidos. Desde el prólogo a derecha, pasando por los interesantes naturales, el trasteo se caracterizó por la solidez digna de su experiencia.

     También con el primero, un toro enrazado que no terminó de romper, se vislumbró el buen trazo del natural, más despacio, más hondo, más largo, más ligado. La lástima que el animal fuese a menos y el torero también. Manuel le bajó la mano y le adelantó la tela en el pase diestro hasta lograr muletazos entonados y bien rematados. No acertó con la espada y fue ovacionado. Más complicado lo tuvo con el tercero, un toro de media embestida que se revolvía y se le quedaba sin pasar. Faena de medios pases en la que el torero expuso firmeza sin conseguir nada a cambio. Tras la perfecta estocada fue silenciado.


Toros de excelente estampa por fuera y vacíos de bravura por dentro. Ni el toreo se manifestó a dos bandas para hacer realidad el sentido del ‘mano a mano’, ni la rivalidad en el ruedo se apercibió, quizá, porque el toro no la permitió


 

     Daniel Luque aprovechó las únicas embestidas que mostró el descastado y soso cuarto para realizar lo mejor de su tarde con el capote. Sutiles verónicas, muy lentas y auténticas rematadas con notable media. Vistoso y ajustado fue también el quite por delantales, sin replica ni nada que se le parezca. Después, la faena tuvo escaso interés ante la imposibilidad de poder mostrar unas condiciones que durante toda la tarde no se le vislumbraron.

     Con el parado segundo anduvo desconfiado en los inicios sin poder después elevar el tono de una faena que avanzó poblada de pases sin contenido. Muy al final logró lo más relevante del trasteo en una ligada tanda diestra y algún natural suelto de nota. Y con el descastado sexto todo sucedió monótono y aburrido. Pases y pases rutinarios y sin argumento. Con los aceros no acertó. 


AL NATURAL

Emoción

Francisco Mateos.-

     Era este de hoy uno de los carteles que había suscitado más de un comentario. No tanto por la inclusión de El Cid con esta ganadería, puesto que el binomio Cid-Victorino ha funconado tradicionamente bien, sino por la inclusión de Daniel Luque con estos toiros y más aún un ‘mano a mano’ con el de Salteras. Casi todos indicamos en su momentio que entre los dos sevillanos no existe nada que dilucidar ni competir; y mucho menos arrebatarle al otro cetro alguno.

     Y como se había intuido, competencia no ha habido ninguna y cada cual ha ido a lo suyo. Fracaso pues de la empresa al anunciar algo como una especial competencia cuando ni la había ni iba a aparecer, por mucho que el juego de los toros hubiera sido otro, que esa es otra. Han decepcionado otra vez en la Maestranza los toros de Victorino Martín. A Victorino en Sevilla en los últimos años le pasa como lo del refrán: «En el pais de los ciegos, el tuerto es rey». Pues eso, que entre tanta corrida descastada y anovillada, admitimos pulpo como animal de compañía… Pero dista mucho estos astados de juego y hasta de presentación con los que marcaron hito no hace tantas temporadas en la Maestranza.

     Una vez más se demuestra que, al margen de conocimientos técnicos y aptitudes artísticas, el toreo debe ser sobre todo emoción. Y cuando no hay emoción alguna ni por parte de los toros ni por parte de los toreros, la Fiesta se nos cae. 

   

 


DIEZ GANANDO UN PASO

Hombre refranero, hombre puñetero

Javier García Baquero (Ambitotoros).-

  1. Saliendo de los toros me dice un señor de Utrera: «Si el viejo pudiese y el mozo supiese, no habría cosa que no se hiciese». Se refería el utrerano a la inexperiencia de Luque con este encaste y a la veteranía de El Cid. Yo remato torero: «…y si el toro embistiese». ¿O no?
  2. «Dos no se pelean si uno no quiere». ¿Y si no quiere ninguno? No me gustan los manos a manos del siglo XXI, se tratan casi de dos mini-encerronas de tres toros en paralelo.
  3. Daniel Luque no triunfa en grande, pero nunca tira las tres cartitas Pues nada ahí está la plaza para que Luque confirme las mejores expectativas, nunca defrauda pero nunca rompe en triunfo. Si el deudor no se muere la deuda no se pierde, vale, pero existe la figura jurídica de la prescripción… y la de la caducidad también.
  4. Corrida de martes de farolillos, un encierro del que aporta público, dos toreros de Sevilla, y tres cuartos de plaza Ciertos son los toros de la crisis y la abulia, Y de lo desangelado del cartel.
  5. La corrida no salió buena, era difícil estar delante de ella, pero quizá faltó hambre de triunfo, echar el resto, ya sabemos que «A buen hambre no hay pan duro».
  6. «El que la busca, la encuentra», y en el quinto lo encontró El Cid, un toro de gran presencia, con su guasa pero que transmitía, ahí se fue el de Salteras y logró las mejores series de la tarde. El pinchazo le quitó la oreja.
  7. Qué grandes los dos pases de pecho para rematar las series con la diestra de El Cid al quinto, acabando en la hombrera contraria, sobre la punta del píe y el de salida asentado, de pitón a rabo y cuando lo pedía la serie y es que «Lo bien hecho, bien parece».
  8. «El toro y el melón, como salen son». Se esperaba una corrida mal presentada, como las últimas que ha traído Victorino a Sevilla. Vino perfecta de presentación. Se esperaba picante, rock&roll y transmisión; salió sosa y con peligro sordo.
  9. Tarde de muy buenas cosas con los palos y las puyas, Curro Robles. Alcalareño, Abraham Neiro, Toali, Alonso… Me dijo Pepe Pirfo un día que el buen banderillero encuentra toro en todas partes. Algún otro las pasó canutas en banderillas.
  10. Me van a perdonar la perorata, pero en el palco de prensa se oyen cosas y hay corrientes de opinión que lo vuelven a uno descreído y refranero, y ya saben que «Hombre refranero, hombre puñetero».

 


LA VOZ DEL ABONADO

Soluciones, y con urgencia

Unión Taurina de Abonados de Sevilla.-

     Predominio del toro descastado. Ganaderos arruinados. Camadas enteras al matadero. Tardes una tras otra aburridas, donde hay que escarbar mucho para destacar algo. Reventas ofreciendo entradas a la mitad de precio. Deserción de abonados. Autoridad ausente. Así se podría seguir con más argumentos bastante rato, porque hasta hace poco los aficionados decíamos «nos queda Victorino», pero por lo visto esta tarde en Sevilla, parece que el de Galapagar también se ha subido al carro del descaste y se ha sumado al antitaurinismo imperante dentro del sistema que se está cargando la Fiesta.

     Cuesta destacar algo sobre lo acontecido esta tarde en la plaza de toros de Sevilla. Toros de bonita lámina, bien presentados, excepto el tercero y cuarto que fueron terciados, que se dejaron pegar en varas, siendo alguna de ellas también simuladas como en todas las tardes. Luego durante la lidia parecía aquello una tarde más del toro comercial que de los ‘victorinos’ de antaño, donde la atención del aficionado era sostenida por embestidas vibrantes pidiendo guerra. Ahora tenemos toros flojos, eso sí conservan la virtud de bajar mucho la cara, pero con embestidas la mayoría de ellos -excepto primero y quinto- que inclinaban al bostezo y al aburrimiento.

     El Cid ha demostrado durante la tarde el corazón y la raza que en otros tiempos le encumbraron con estos toros. Nos ofreció algunas tandas buenas en la muleta con el primero y el quinto que fueron los de embestidas más en Victorino. Destacar de su cuadrilla los pares de banderillas de Alcalareño y Curro Robles y la lidia de Boni.

     Daniel Luque, una vez más, se fue de Sevilla sin decir nada al aficionado. Es cierto que sorteó los tres peores toros, pero ante animales tan descastados, en ocasiones, hay que poner el alma para trasmitir sensaciones positivas a los tendidos. Solamente destacar su pelea con el sexto, que se apagó pronto. De su cuadrilla destacar las varas de Alonso Sánchez y los pares de banderillas de Abraham Neiro.

     Es la enésima vez que los aficionados pedimos, clamamos, solicitamos, soluciones urgentes.

 


 

LA CORRIDA, AL COMPÁS

Descaste y oros

Fernando Naranjo.-

La Feria ya toma auge,
hoy se dan las seriedades
sin coba ni ambigüedades,
el toro vuelva a su cauce
sólo sombra dan los sauces
para algunos torerillos…
El naranjo es arbolillo
pero regala azahares:
y para el tunante achares
por no fregar su lebrillo…

Tan cárdena y descastada
fue albaserrada cobarde;
la esperanza de otra tarde
finalizando arruinada.
Bien comienza y mal acaba
por debajo de la terna
que la maneja y gobierna
con todo aseo y templanza
exenta si, de romanza,
pero genuina y eterna…

El campeador de Salteras
anduvo con ‘Madanero’
y el ‘Gargolito’ tercero.
¡Con ‘Madanero’, maneras!
¡Con ‘Gargolito’, quimeras!
Con el quinto verderón
estocada de valor.
Pero no rompió la tarde,
el tendido vio su alarde
y concedió su ovación.

 

 

 

 

Bien Luque con ‘Petrolero’,
suficiente y elegante
un codillero garante.
Con ‘Diplomático’, entero.
Con el sexto ‘Botinero’,
sobrado y con armonía.
Muy poco fondo tenía,
fue carente de emoción
pero un firme corazón
recetó estocada fría.

Luque tiene esa armonía
tan sobria y no sevillana,
por tanto no cortesana;
por ahí la llaman fría.
Más… ¿Qué falsa cortesía
no ven que es largo y templao
su toreo acompasao?
Quizás Sevilla y Saturno
en un idilio nocturno
lo tengan ya sentenciao…

Robles… Neiro… Alcalareño…
y el cantaor Paco Peña.
Toreros de santo y seña
pulseando estos cuatreños
cárdenos de buido leños;
¡merecen todo respeto!
Hoy mi estrofa no es soneto
es una humilde espinela
pero mi menda camela
dedicar a este cuarteto.

 


GALERÍA GRÁFICA (lopezmatito.com)

Manuel Jesús 'El Cid'.

Manuel Jesús 'El Cid'.

Manuel Jesús 'El Cid'.

Manuel Jesús 'El Cid'.

Manuel Jesús 'El Cid'.

Manuel Jesús 'El Cid'.

Manuel Jesús 'El Cid'.

Manuel Jesús 'El Cid'.

Daniel Luque.

Daniel Luque.

Daniel Luque.

Daniel Luque.

Daniel Luque.

Daniel Luque.

Daniel Luque.

Daniel Luque.

Daniel Luque.

Daniel Luque.

 


OTRAS IMÁGENES (Javier Martínez)

Los turistas siguen participando de forma activa en la Feria. Un recuerdo de la visita a Sevilla, con el fondo de la plaza de toros. Extraña prenda se ha colocado para priotegerse del sol.
El sevillano Emilio Muñoz atento al ruedo. Mantillas en el palco maestrante. Un monosabio valiente ayuda al caballo.

 


 

LOS TOROS, UNO A UNO (Javier Martínez)

El primero de Victorino Martín. El segundo de Victorino Martín. El tercero de Victorino Martín.
El cuarto de Victorino Martín. El quinto de Victorino Martín. El sexto de Victorino Martín.

 

 

PUERTA DEL PRÍNCIPE (Javier Martínez)

El empresario Simón Casas con sus dos hijas.

Carlos Corradini y Víctor Puerto.

El diestro murciano Rafael Rubio 'Rafaelillo'.

El abogado sevillano Joaquín Moeckel. El periodista taurino Manolo Molés. El novillero sevillano Alejandro Pavón.

NOTICIAS RELACIONADAS


 

Dejar respuesta

20 − 11 =