Pregón taurino de la temporada sevillana

Lord Garel-Jones defiende la cultura del toro frente a la globalización

0
803
Lord Garel-Jones durante el pregón taurino de Sevilla. (FOTO: EFE)
Lord Garel-Jones durante el pregón taurino de Sevilla. (FOTO: EFE)

El lord inglés Tristan Garel-Jones ha pronunciado esta mañana en el sevillano teatro Lope de Vega el tradicional pregón taurino que anuncia una nueva temporada en la Real Maestranza. Su academicista pregón se ha basado en la defensa de la singularidad de la Fiesta frente a la globalización.

Redacción.-

     El diplomático y político británico lord Tristan Garel-Jones ha defendido hoy la cultura del toro frente a la globalización durante el pregón pronunciado en el teatro Lope de Vega de Sevilla, que ha dado el pistoletazo de salida a la temporada taurina en la Real Maestranza de Caballería.

     El lord inglés Garel-Jones, que fue presentado por el exministro Eduardo Serra, ha hecho un alegato de los valores del mundo taurino en particular y de la cultura latina en general en contraposición a la globalización anglosajona en un mundo que ha desarrollado una «ternura antropocéntrica a favor de los animales», según informe EFE.

     El pregonero ha comenzado su intervención evocando a Juan Belmonte, de cuya muerte se cumplen hoy 50 años, y recordando una frase del genial diestro trianero, «todo inglés, hasta que no se demuestre lo contrario, es un espía», que ha comparado consigo mismo: «Tengo un pasado criminal -fui político- pero nunca fui espía aunque tuve la suerte de que mis padres vinieron a vivir a España».

     El corpus central de su texto se ha basado en la defensa de los valores de la cultura latina denunciando «esa cultura unitaria de valores angloamericanos que rechaza la Fiesta. Yo no quiero vivir en un mundo monocultural», ha exclamado Garel-Jones, para recalcar que «la Fiesta debe ser la avanzadilla del contraataque de esa globalización, precisamente por la incomprensión que suscita en las mentes sajonas».

     Esa cultura de la muerte, disfrazada o eclipsada en el mundo de hoy, le ha servido de hilo conductor para el resto del texto: «En el mundo anglosajón ya no somos capaces de mirar a la muerte a la cara. Era una certeza de la vida cotidiana pero ahora huimos de ella».

Dejar respuesta

15 + 14 =