Aboga por Pablo Romero como presidente

El asesor técnico de la Junta duda de la integridad de los toros en la Maestranza

0
575
Aunque parezca imposible, estos toros se lidiaron el año pasado en la Maestranza; la Junta de Andalucía no vio anomalía alguna y ningún pitón se envió a analizar post-mortem. (FOTOS: Javier Martínez)
Aunque parezca imposible, estos toros se lidiaron el año pasado en la Maestranza; la Junta de Andalucía no vio anomalía alguna y ningún pitón se envió a analizar post-mortem. (FOTOS: Javier Martínez)

El asesor técnico de la Junta de Andalucía en materia taurina, el periodista Luis García Caviedes, ensalza el regreso a la Maestranza de Cuadri como referente del toro ‘íntegro’. Propone como presidente para 2012 a Jaime de Pablo Romero. Concluye con una dura crítica a las figuras actuales «por querer un toro de poco riesgo», llegando «al toro bobalicón, sin picante, sin raza y que puede dar al traste con el invento».

Francisco Mateos.-

     El asesor técnico en materia taurina de la Consejería de Gobernación de la Junta de Andalucía, el periodista y escritor taurino Luis García Caviedes, ha publicado un artículo de opinión en el que de nuevo critica -a algunos de forma más directa o indirecta- a ganaderos, figuras del toreo y hasta presidentes y veterinarios.

     García Caviedes, analizando el regreso este año de la ganadería de Cuadri a la Feria de Abril, no duda en afirmar que «a más de un aficionado le produce ingentes cantidades de alegría la vuelta de los toros que pastan en ‘Comeuñas’, esto es los toros de Cuadri. Saldrán bravos o menos bravos pero seguro que íntegros y con su castita dentro». No le falta razón al asesor técnico de la Junta de Andalucía en dudar de la integridad, por tanto, de otros toros lidiados en la Maestranza las dos últimas temporadas, como ha demostrado este portal con diversas pruebas gráficas. Lo que sorprende es que la justa reivindicación por la integridad de todos los toros que se lidien en a Maestranza llegue desde un asesor de la propia Junta de Andalucía, cuando es la propia Junta de Andalucía la principal responsable -por omisión de controles como los análisis post-mortem- de los posibles casos de manipulación de los toros.

     Aunque de forma velada, la acertada reflexión anterior de García Caviedes dentro de su artículo ‘El toro de Sevilla’, publicado en el blog ‘Y digo yo’, critica la labor de reconocimientos de veterinarios y presidentes sevillanos, no entra directamente a criticar a los tres presidentes actuales, aunque sí deja claro quién debería ser nombrado como presidente -con muy buen criterio- en la Maestranza este año: el que fuera ganadero Jaime de Pablo Romero. Así lo reclama: «Y ya que citamos a Pablo-Romero pienso lo buen presidente que se pierde la Maestranza en la figura del último propietario de la vacada: Jaime Pablo-Romero de la Cámara». SEVILLA TAURINA ya informó el año pasado que la Consejería de Gobernación le había ‘sugerido’ a la polémica delegada de la Junta de Andalucía en Sevilla, Carmen Tovar, que nombrara presidentes a Juan Murillo y Jaime de Pablo Romero. La delegada ignoró la recomendación de sus compañeros de la Consejería y no nombró presidente a ninguno de los dos. Por el artículo de García Caviedes puede deducirse que la Consejería de Gobernación sigue apostando por Pablo Romero como posible presidente para 2012; habrá que estar atento a la decisión que tome de nuevo Carmen Tovar este año antes de que cese en su cargo.

     Por último, y como en otros artículos anteriores, el periodista y asesor de la Junta, Luis García Caviedes, vuelve a arremeter contra los principales toreros del escalafón, a los que culpa -con bastante razón- de haber inducido a los ganaderos a criar un toro desrazado. Lo que sorprende no es lo que se dice en el artículo, sino que lo diga de forma tan clara y dura un asesor de la Junta de Andalucía, administración que en los últimos años se ha caracterizado por su extrema blandura y permisividad con abusos de los profesionales del toreo; más bien parece un artículo firmado por el propio presidente de la Unión de Abonados de Sevilla. «Los toreros quieren el toro de poco riesgo y al que se le pueda hacer algo importante, de ahí que sean conniventes con ese tipo de toro y, cómplices, silenciadores en el caso frecuente de sufrir las reses un disgusto en las puntas. En la permanente búsqueda que los ganaderos hacen de un toro noble y sin picante, se ha llegado a discordar uno, bobalicón, sin raza y que puede dar al traste con el invento», llega a denunciar acertadamente García Caviedes. Ahora habrá que preguntarle qué medidas va a proponerle a la Junta de Andalucía para que lo denunciado en sus artículos -llenos de verdad- no vuelva a repetirse.


NOTICIAS RELACIONADAS

Dejar respuesta

2 × 1 =