BALANCE 2011 - Resto de la temporada

Sevilla, una temporada histórica (y IV)

0
749
Una oreja para Alejandro Talavante en San Miguel. (FOTO: López-Matito)
Una oreja para Alejandro Talavante en San Miguel. (FOTO: López-Matito)

SEVILLA TAURINA ofrece al lector un recorrido por lo más destacado de la temporada taurina sevillana de 2011. En este cuarto y último bloque se analizan las actuaciones de los toreros en los festejos del resto de la temporada maestrante: Corpus, San Miguel y 12 de octubre.

Manuel Viera.-

     En la tradicional corrida del Corpus, César Jiménez tiró de oficio y mostró buen gusto con los nobles, descastados y mansos toros de Carmen Segovia. Miguel Abellán toreó con pulcritud pero sin sentimiento y Juan Bautista hizo lo mejor con el capote. El 15 de agosto, día de la Virgen de los Reyes, a tres sevillanos le dieron la oportunidad de reivindicarse con una respetable, aunque descastada y complicada, corrida de Martín Lorca. Con una actuación seria y decisiva Antonio Nazaré recuperó el pulso y cortó la única oreja en la tarde. Miguel Ángel Delgado tuvo momentos en los que expresó la naturalidad de su toreo. Agustín de Espartinas vio cómo el día de su debú en la Maestranza como matador y tras enorme esfuerzo le sonaban los tres avisos.

     Curro Díaz en esencia. Así se mostró el jiennense en la última corrida de San Miguel. La naturalidad y la emotividad de un toreo de pasmosa lentitud se hizo sentir en una faena en la que la solvencia de cada pase y la constante inspiración contribuyeron a un triunfo de peso. El Juli volvió a ser auténtico y emotivo. Manzanares no tuvo opción con deslucidos toros de Moisés Fraile. El Cid, asentado y seguro y con una serie al natural como las de antes, paseó un apéndice de un buen toro de Torrealta. Una oreja paseó Talavante que con su versión más pura y profunda del natural malogró con la espada un triunfo de dos. Castella lo intentó todo y quedó en nada. Los que fueron revelación de la temporada los juntaron con un sevillano, triunfador el día de su doctorado, formando un atrayente cartel para la apertura del ciclo de San Miguel, sin embargo, la mansa corrida de José Luis Pereda sólo sirvió para que Iván Fandiño demostrara verdad y mando con su muleta de mano baja, David Mora ratificara unas formas elegantes y despaciosas, y Esaú Fernández le echara ganas y ambición.

     El final de esta histórica temporada en la Maestranza tuvo en Nazaré su máximo exponente. El sevillano, sobre todo al natural, realizó el 12 de octubre una faena de oreja a un noble toro del Marqués de Domecq de perfilado sentido estético, con el encanto de la ligazón y el remate del fenomenal pase de pecho. Cortés firmó con decisiva estocada para obtener el apéndice una intermitente faena. David Mora volvió a ofrecer un toreo con gusto sin que lo hecho alcanzara cota para el triunfo.


GALERÍA GRÁFICA (López-Matito)

César Jiménez en el Corpus.

Juan Bautista en el Corpus.

Antonio Nazaré el 15 de agosto.

El Cid en el ciclo de San Miguel.

Curro Díaz en San Miguel.

El Juli en el ciclo de San Miguel.


NOTICIAS RELACIONADAS

Dejar respuesta

Doce + veinte =