Comienza a ponerse en pie tras la cornada

Espaliú deberá permanecer ingresado toda la semana

0
737
Espaliú es recogido en el albero y comienza la hemorragia de su pierna derecha. (FOTO: lamaestranza.es)
Espaliú es recogido en el albero y comienza la hemorragia de su pierna derecha. (FOTO: lamaestranza.es)

El novillero sevillano Antonio Espaliú deberá estar ingresado, al menos, toda la semana. Los doctores Octavio Mulet y Ramón Vila, que supervisan la evolución de la herida, mantienen cautela sobre la grave cornada. Sigue sin presentar fiebre y le han reducido los calmantes. El coriano se ha levantado aunque sin apoyar la pierna.

Francisco Mateos.-

     El novillero sevillano Antonio Espaliú deberá permanecer toda esta semana ingresado en el hospital. Así se lo confirmaron ayer los doctores Octavio Mulet y Ramón Vila, que están siguiendo la evolución de la grave cornada sufrida en la Maestranza el pasado domingo, en la última novillada de abono. El joven espada de Coria del Río pasó la primera noche –la del domingo- molesto pero con poco dolor por la fuerte dosis de calmantes administrados vía intravenosa. «Sin embargo –comenta el torero a SEVILLA TAURINAlas noches del lunes y martes han sido más molestas, porque me han bajado bastante la dosis de calmantes y se nota». Está muy agradecido a sus compañeros del mundo del toro, «porque se están preocupando y el teléfono no deja de sonar preguntando por mi estado».

     Espaliú ya no tiene gotero puesto de forma continuada, sino que conserva en su brazo la vía para la administración de calmantes y medicamentos vías intravenosa en ciertas horas del día, pero en dosis en menor medida. Ayer martes se incorporó de la cama ayudado por sus padres y pudo dar los primeros pasos, «pero apoyado en los hombros de mis padres, porque la herida está muy fresca y me tiran los puntos. No he podido casi ni apoyar el pie de esa pierna derecha. El lunes me levantaron la herida el doctor Vila y el doctor Mulet, que son los que están siguiendo aquí en el hospital mi evolución y lo ven todo en muy buen estado. No ha aparecido nunca fiebre, que es una muy buena noticia, y puedo comer con normalidad. Sin embargo, me han dicho que hay que ser muy cautos porque aunque es una cornada limpia, me han dicho que es gorda, que me ha metido mucho pitón y que ha llegado a golpear por dentro de la pierna el hueso de la cadera, por lo que me han dicho que estaré ingresado, al menos, toda esta semana. Habrá que tomarlo con tranquilidad…»

     El novillero sevillano ya ha podido ver un video de la cornada «en el móvil de mi padre. No puedo analizar aún qué ocurrió exactamente, porque es cierto que también el primero me dio una pequeña cornadita en el muslo al entrar a matar. Tendré que ver los videos en casa y analizar por qué los dos novillos me cogieron entrando a matar». Espaliú, al que está ayudando el humorista César Cadaval (Morancos) ante la falta de apoderado, no tenía ninguna novillada hecha salvo esta de Sevilla, de la que dependía su temporada. «Creo que mostré mis ganas y disposición, y quizás por eso llegó la cornada, por entregarme en la suerte de matar. Antes pude sentirme a gusto con el capote y en algunos muletazos. Ojalá sirva mi actuación para abrirme nuevas puertas», concluye el coriano.


NOTICIAS RELACIONADAS

Dejar respuesta

13 + dieciocho =