OSUNA / 3ª de Feria

Empatan Ventura y Hermoso

0
1008
Diego Ventura, a hombros esta tarde en Osuna. (FOTO: Eduardo Porcuna)
Diego Ventura, a hombros esta tarde en Osuna. (FOTO: Eduardo Porcuna)

La Feria de Osuna se cierra con el triunfo de los rejoneadores Hermoso de Mendoza y Diego Ventura, que empatan a dos orejas logradas en sus primeros astados. El público demandó para ambos el premio del rabo con fuerza, pero la pesidencia no los concedió. Fermín Bohórquez, ovacionado con manejables astados de Feelipe Bartolomé.

LA FICHA

 

ASTADOS: Se han lidiado toros de la ganadería de Felipe Bartolomé, nobles y manejables. Segundo y tercero, los mejores.

REJONEADORES: –Fermín Bohórquez, ovación y ovación.
Pablo Hermoso de Mendoza, dos orejas con petición de rabo, y vuelta al ruedo con fuerte petición de oreja.
Diego Ventura, dos orejas con fuerte petición de rabo, y saludos.

 
INCIDENCIAS: Dos tercios de plaza.


 

SECCIONES

GALERÍA GRÁFICA
(Eduardo Porcuna)

  


Diego Ventura, molesto por la negativa del presidente a concederle el rabo solicitado por el público en el tercero, arrojó al albero las dos orejas tras entregársela el alguacilillo 



Redacción.-

     La tercera y última corrida de la Feria taurina de Osuna ha vuelto a tener mucho interés por la calidad de las faenas, en este caso de los rejoneadores. Tras el fallido duelo anunciado en Sevilla entre Hermoso de Mendoza y Ventura que la lluvia no permitió, la plaza de Osuna, cercana a la capital, ponía en liza a ambos jinetes cabecera del rejoneo actual, junto a Fermín Bohórquez. El juego de los toros de Felipe Bartolomé acompañó el espectáculo y hubo excelente toreo a caballo.

     Fermín Bohórquez se mostró algo irregular en su primer astado, quizás con la frialdad de ser quien abría el festejo. Mucho más centrado y acertado estuvo en el cuarto, donde desplegó sus conocimeintos de los terrenos del toro y la doma clásica de sus caballos. Destacaron, por su pureza en la ejecución, los pares a dos manos. Cuando parecía que iba a cortar al menos una oreja, al usar el rejonazo de muerte acabó descordando al toro, lo que enfrió al público para la petición del trofeo. Sendas ovaciones fueron el balance a asus actuaciones.

     La faena de Hermoso de Mendoza en el segundo de la tarde fue un auténtico vendaval de buen toreo a caballo. Levantó fuertes ovaciones en los quiebros y en la forma de encelar al toro tirando a dos pistas, de costado, en paralelo a la línea de tablas. Se gustó, templó y apenas se le pueden anotar fallos en una actuación de nota muy alta. Sin embargo, y pese a la gran petición de rabo tras la concesión de las dos orejas, el presidente no accedió a los máximos trofeos, recibiendo una fuerte bronca. En el quinto también desarrolló una buena faena, aunque con menos brillo porque el animal no tenía la misma transmisión que su primero. Se le pidió la oreja pero el presidente -muy discutido en sus decisiones toda la tarde- consideró que el conjunto no lo merecía.

     En cuanto al sevillano Diego Ventura, salió muy motivado en su duelo con Hermoso de Mendoza en Osuna, sobre todo tras las dos orejas ganadas por el jinete navarro en el segundo. En el tercero, Ventura puso toda su artillería pesada sobre el albero de la plaza de la villa ducal, con una fuerte y rápida conexión con los tendidos. Toreó de costado, se dejó llegar las astas del toro de Felipé Bartolomé muy cerca de sus cabalgaduras y se recreó en los detalles accesorios, clavando siempre arriba y sin fallar. Faena redonda para la que se pidió los máximos trofeos, pero el presidente sólo concedió dos orejas, llevándose otra enorme bronca tras negar el rabo. Ventura se enfadó ostensiblemente por la decisión presidencial, y tras recoger las dos orejas del alguacilillo, en clara señal de disconformidad con la presidencia, arrojó las dos orejas al albero y dio la vuelta al ruedo sin trofeos. En el sexto volvió a protagonizar una nueva faena de altísimo nivel, muy jaleada por el público, al que le entusiasmó la habilidad de su caballo ‘Morante’ para darle bocados a las orejas del toro. Cuando tenía amrrados los máximos trofeos, Ventura falló y pinchó varias veces con el rejón de muerte, necesitando echar pie a tierra para, muleta y descabello en mano, acabar con el astado.


GALERÍA GRÁFICA (Eduardo Porcuna)

El paseíllo.

Fermín Bohórquez.

Fermín Bohórquez.

Fermín Bohórquez.

Fermín Bohórquez.

Fermín Bohórquez.

Fermín Bohórquez.

Hermoso de Mendoza.

Hermoso de Mendoza.

Hermoso de Mendoza.

Hermoso de Mendoza.

Hermoso de Mendoza.

Hermoso de Mendoza.

Hermoso de Mendoza.

Hermoso de Mendoza.

Hermoso de Mendoza.

Hermoso de Mendoza.

Diego Ventura.
Diego Ventura. Diego Ventura. Diego Ventura.
Diego Ventura. Diego Ventura. Diego Ventura.
Diego Ventura. Diego Ventura. Diego Ventura.
Diego Ventura. Diego Ventura. Diego Ventura.

 

Dejar respuesta

20 − diecinueve =