Ausencia de autoridad en SEVILLA

La Junta de Andalucía continúa sin explicar el escándalo de Zalduendo

0
763
Manuel Brenes, director general de Espectáculos Públicos de la Junta de Andalucía, y Carmen Tovar, delegada de la Junta en Sevilla.
Manuel Brenes, director general de Espectáculos Públicos de la Junta de Andalucía, y Carmen Tovar, delegada de la Junta en Sevilla.

Cuatros meses después del escándalo y el daño que supuso para la categoría de la plaza de la Maestranza la escandalosa corrida de Zalduendo de San Miguel y tres meses después de que la Junta de Andalucía anunciara que abría una investigación, la Administración autonómica sigue sin informar a los aficionados sobre lo sucedido.

 

Francisco Mateos.-

     Fue la noticia de la que se habló en todos los rincones taurinos, con un aluvión de artículos de opinión y durísimas críticas unánimes sobre lo que nunca debió suceder en la Real Maestranza: la corrida de Zalduendo que cerró el ciclo septembrino de San Miguel. Semanas más tardes, tras lograr SEVILLA TAURINA tirar de varios hilos, este portal descubrió y demostró que, además, el escándalo fue mayor de lo visto en el ruedo (toros sin trapío alguno y sin fuerzas, con tres sobreros lidiados entre la bronca generalizada del público y el daño de imagen que supuso para la categoría de la Maestranza por su proyección televisiva a través de una plataforma digital). Se intentó que ‘colara’ en el reconocimiento veterinario un toro de Zalduendo rechazado en Málaga, lograron que un toro de Zalduendo que estuvo de sobrero en El Puerto se lidiara en Sevilla y, lo más grave, se aprobó y se lidió un toro de Zalduendo que había sido rechazado un mes antes en la plaza de Bilbao por estar «despitorrado».  Todo fue demostrado con pruebas en SEVILLA TAURINA.

     La delegada de la Junta de Andalucía en Sevilla, Carmen Tovar, no movió un dedo para interesarse por uno de los mayores escándalos y escarnio para los aficionados sevillanos de los últimos años. Tuvo que pasar un mes, cuando este portal hizo pública las tres líneas de investigación y sus pruebas, y presionada por la Unión Taurina de Abonados, para que la Junta de Andalucía anunciara (en verdad no lo anunció; es más, no sentó muy bien al equipo de la delegada Carmen Tovar que este portal lo publicara) que abría una investigación para aclarar lo sucedido y depurar las responabilidades que fueran necesarias. La Unión de Abonados, en una serie de peticiones al respecto, pidió que la Junta de Andalucía incluso tomara en declaración a los empresarios Eduardo Canorea y Ramón Valencia sobre lo sucedido, además del presidente Gabriel Fernández Rey y sus tres veterinarios.

     Han transcurrido cuatro meses desde la corrida del escándalo de Zalduendo y tres meses desde que se abrió la investigación y la delegada de la Junta de Andalucía, Carmen Tovar, sigue sin informar sobre el resultado de la investigación a los aficionados de Sevilla. Tampoco desde la Dirección General de Espectáculos Públicos se ha informado sobre estos hechos. 


EL ESCÁNDALO, PASO A PASO

Dejar respuesta

diecisiete − 16 =