El empresario sevillano González de Caldas tira la toalla en Córdoba

0
647

La empresa sevillana Taurotoro abandona la gestión de la plaza de Córdoba tras siete años de explotación y cuando aún le restaban dos temporadas en contrato. Las pérdidas económicas y la actual situación de crisis económica generalizada, motivo de la rescisión del contrato de forma anticipada.

Redacción.-

     La empresa taurina sevillana Taurotoro, cuya cabeza visible es el empresario José María González de Caldas, ha decidido cerrar su paso al frente de la plaza de toros de Córdoba. Esta rescisión del contrato se produce cuando aún le restaban dos años de explotación. González de Caldas ya ha comunicado la decisión a la sociedad propietaria de la plaza de Los Califas. El motivo de la renuncia a seguir con el contrato es la pérdida económica que ha sufrido en la gestión de la plaza y la dificultad para cumplir en los próximos años con los compromisos adquiridos, sobre todo teniendo la actual situación de crisis económica generalizada.

     La empresa sevillana Taurotoro llegó a Córdoba en el año 2003. Antes de Caldas habían estado otros dos empresarios sevillanos: Paco Dorado y antes que éste un breve tiempo del veterano Diodoro Canorea. González de Caldas firmó en la temporada 2003 un contrato de gestión de cinco años, logrando la plaza a cambio de un importante incremento en el canon de arrendammiento ofertado comparado con lo que hasta ese momento pagaba la empresa de Dorado. En octubre de 2007 se le volvió a adjudicar la explotación del coso por cuatro años más uno de prórroga, con lo que González de Caldas podría haber continuado hasta la temporada 2012.

Dejar respuesta

diecinueve + dieciseis =