San Rafael Cuesta

0
1253

Los flashes son el gran enemigo del fotógrafo taurino. Muchas fotos taurinas se estropean por los que usan la compacta o el móvil y se pasan la tarde queriendo hacer de Cano, Arjona o Rafemo. Después en el bar, sacan la maquinita y dicen «mira cómo toreó Fulano», a lo que le contestan «si no se vé ná, quillo…», respondiendo «es que me cogió ‘mu retirao’…». Pues entonces, para qué disparas y además con flash. Respuesta: para joder a los fotógrafos taurinos y hacer al sevillano Rafael Cuesta ‘santo’.

Dejar respuesta

dos × 5 =