BALANCE de la jornada

Morante, volteado en banderillas, pincha una buena faena en Beziers

0
649

El matador de toros Morante de la Puebla pincha con la espada una buena faena a su segundo toro en la plaza francesa de Beziers, donde fue volteado al colocar banderillas. El Cid no ha logrado destacar en Huesca con un lote deslucido que le dio ninguna opción.

Redacción.-

     El balance de las actuaciones de toreros sevillanos que han realizado el paseíllo hoy, jueves 12 de agosto, ha sido el siguiente:

CORRIDAS DE TOROS

  • Beziers (Francia): Se han lidiado toros de Núñez del Cuvillo, nobles en general aunque justos de fuerza y raza. Enrique Ponce, oreja y oreja. Morante de la Puebla, saludos y vuelta al ruedo. Sebastián Castella, oreja y dos orejas. Tres cuartos de plaza.

     Según crónica de burladero.com sobre las actuaciones de Morante esta tarde en Beziers, «Morante de la Puebla midió al segundo, no lo obligó y quiso tirarlo para delante aunque toda la nobleza del toro se difuminó por su escasa fortaleza. El sevillano toreó con mucha suavidad y dejó, como acostumbra, pinceladas de buen toreo. Sólo eso. El de la Puebla decidió banderillear al quinto, tras haberse lucido antes en un quite por chicuelinas a la antigua. Banderilleó con soltura, aunque en el último par fue alcanzado por el toro aunque sin llegar a herirle. Inició la faena sacándose al toro al tercio con ayudados por alto, para después torear con autoridad en redondo, extrayendo todo lo que el toro tenía. Pinchó hasta en dos ocasiones y todo quedó en una vuelta al ruedo».

  • Huesca: Se han lidiado toros de San Mateo -primero y quinto-, San Pelayo -segundo y cuarto- y Zalduendo -tercero-, desiguales de presentación y juego. Manuel Jesús ‘El Cid’, silencio y ovación. David Fandila ‘El Fandi’, oreja y oreja. Cayetano, silencio tras aviso y silencio. Tres cuartos de plaza.

     Según crónica de burladero.com sobre la actuación de El Cid esta tarde en Huesca, «con el que abría plaza, un animal de San Mateo deslucido, Manuel Jesús ‘El Cid’, que entraba en Huesca por la vía de la sustitución, apenas se quiso justificar, sin acabar de acoplarse con el astado. Optó por abreviar. El cuarto fue un animal de San Pelayo deslucido y sin transmisión con el que lo intentó por ambos pitones, sin lucimiento».

Dejar respuesta

13 − 8 =