En el adiós a un gran padre de torero

0
805
Manuel Cid, padre de El Cid. (FOTO: Matito)
Manuel Cid, padre de El Cid. (FOTO: Matito)

«…Manuel Cid nunca dejó de estar cerca de su hijo Manuel Jesús y tanto en el éxito como en el infortunio fue su primer seguidor y su apoyo más consistente. Desde hace meses andaba a machetazos con el maldito cáncer, pero él seguía en un burladero cercano a su hijo hasta que no pudo más…»

Luis Carlos Peris.-

     Llevaba el campo grabado a fuego por todos los surcos de su cara y en los últimos años de su vida fue un hombre completamente feliz porque uno de sus hijos, Manuel como él, había logrado convertirse en figura del toreo. Siempre había un sitio preferente para él en el coche de la cuadrilla de su hijo y ahí se cruzó infinidad de veces la piel de toro en esa inquietante duermevela que significa ir a una cita con lo imprevisible.

     Manuel Cid nunca dejó de estar cerca de su hijo Manuel Jesús y tanto en el éxito como en el infortunio fue su primer seguidor y su apoyo más consistente. Desde hace meses andaba a machetazos con el maldito cáncer, pero él seguía en un burladero cercano a su hijo hasta que no pudo más. En la reciente Feria de Abril, Manuel Jesús le brindó su último toro y el miércoles se le daba tierra en su Salteras del alma. Descanse en paz un gran padre que, además, llevaba en su cara todos los surcos del campo andaluz.


*Luis Carlos Peris es periodista sevillano. / Publicado en Diario de Sevilla.

NOTICIAS RELACIONADAS

  • Fallece el padre de El Cid (Miércoles, 9 de junio)

Dejar respuesta

cuatro + 9 =