La enfermería de la Maestranza, un sofisticado pulmón de vida

0
1909
Quirófano central, muy amplio y dotado de la más moderna tecnología. FOTOS: Equipo médico.
Quirófano central, muy amplio y dotado de la más moderna tecnología. FOTOS: Equipo médico.

Lleva ya tres temporada en activo. La nueva enfermería de la plaza de toros de Sevilla es un auténtico lujo para la cirugía taurina. Su funcional diseño ha tenido en cuenta hasta el más mínimo detalle. Dotada de dos quirófanos con la más avanzada tecnología sanitaria, es un auténtico seguro de vida para los actuantes que cada tarde se juegan la vida en el ruedo sevillano. Un avanzado minihospital incrustado en los bajos de los tendidos de la vetusta plaza sevillana.

(CLICK PARA ACESO DIRECTO AL REPORTAJE GRÁFICO)

Redacción.-

La enfermería de la plaza de toros de Sevilla es un auténtico seguro de vida para todos los profesionales que cada tarde se juegan la vida en el ruedo de la Real Maestranza. Se trata no de una enfermería, «sino de un auténtico hospital dotado de las más modernas tecnologías sanitarias», como afirma el responsable de la misma, el doctor Ramón Vila.

La actual enfermería de la plaza de la Real Maestranza se estrenó en la temporada 2007. Lleva tres temporadas en activo. Llega a ocupar 200 metros cuadrados de superficie, en la que se invirtieron 600.000 euros. La localización actual es diametralmente opuesta a la que tuvo la antigua -actualmente espacio remodelado como ampliación del Museo Taurino-, bajo el tendido 7-9. fuera de tópicos taurinos, llama la atención su diseño, su madurada distribución y reúne todas las innovaciones tecnológicas propias de un moderno centro sanitario quirúrgico.

Nueva ubicación

La nueva enfermería de la plaza de toros tiene su salida a la calle Adriano, a diferencia de la anterior, que daba directamente a la calle Circo que circunda gran parte de la fachada maestrante, a la altura de la calle Antonia Díaz esquina con Paseo de Colón. Se trata sin duda de una de las más modernas y mejor equipadas de su categoría. Entre sus dependencias, cuenta con un quirófano perfectamente equipado para atender cualquier problema que pueda surgir durante la lidia, una habitación con camas, y otras estancias complementarias, como el despacho del jefe del equipo médico o una antesala que, dispuesta a modo de pequeño oratorio, contiene un pequeño altar con una imagen de la Virgen del Rosario. Esta imagen estaba situada en la capilla de los toreros hasta su traslado a la enfermería antigua, en 1947.

Las paredes, los suelos y los techos están construidos de acuerdo con las exigencias de la ley para centros hospitalarios, no para simple enfermería, y todos los medios técnicos que la componen son totalmente nuevos. La enfermería cuenta con un amplio pasillo para que puedan entrar dos camillas al mismo tiempo, una zona de hospitalización con dos camas, y dos quirófanos. De estos dos quirófanos, uno es más pequeño y se utiliza como cuarto de curas o de exploración de heridas leves; el otro quirófano -el quirófano central-, con unas dimensiones mayores que las habituales para este tipo de recintos, es el destinado a la intervención de actuantes con cornadas.

Asistencia inemdiata, 50% de recuperación

La perfecta dotación de la enfermería de Sevilla está justificada -en opinión de Ramón Vila-, «a la necesidad de dar una respuesta inmediata al paciente, a pesar de que estemos cerca de centros hospitalarios como el Hospital Virgen del Rocío de Sevilla. La respuesta inmediata a una lesión puede suponer, en bastantes casos como los percances por cornadas, el 50% de la curación del paciente». De todos modos, según apunta el facultaivo sevillano, «se atienden a lo largo de la temporada a más espectadores que a toreros», como resultado de mareos, desvenecimientos, lipotimias y otras incidencias.

La actual ubicación de la nueva enfermería fue algo a lo que se le dio muchas vueltas. No estaba bien definido el mejor sitio para su localización. Fue Manuel Roca de Togores, conde de Luna, ya fallecido -anterior teniente de hermano mayor de Real Maestranza de Caballería-, quien enlazó la necesidad de ampliación del Museo Taurino con la construcción de una nueva enfermería. Tras estudiar distintas posibilidades para su nuevo emplazamiento, la Junta de Gobierno de la Real Corporación se decidió por un local diáfano situado bajo el tendido 7-9 de la plaza, diametralmente opuesto a la antigua enfermería.

Sin embargo, ese emplazamiento suponía un problema al no disponer de acceso directo y rápido desde la plaza. Para su adecuación fue necesario acometer una importante obra que incluso conllevó la eliminación de 64 localidades. Se volvió a abrir la sexta puerta simétrica por las que se accede al ruedo, llamada ‘Puerta del Despejo’, que quedó cegada en reformas anteriores de la plaza y que figura en un plano del año 1913. Al parecer, se ‘despejaban’ los caballos muertos por ese acceso -ahora recuperado- cuando no existía el actual peto. Esta puerta se cerró a mediados de la década de los 50, elevándose el suelo y ganando localidades de las tres filas de barrera y del tendido 11 de sol. Fueron 64 asientos los ganados, los mismos que se han perdieron en 2007 para dar entrada directa a la nueva enfermería que, a su vez, ha debido ser elevada un metro y treinta centímetros sobre el nivel de la calle Adriano, a la que tiene acceso. Tanto es así, que se ha habilitado un ascensor para bajar al posible accidentado que deba ser trasladado en ambulancia.

Toda una vida

El doctor Ramón Vila, un cirujano taurino con carisma propio y al que los toreros le tienen auténtica veneración, dirige un experto equipo de diez médicos y tres auxiliares. Ramón Vila lleva más de 30 años al frente de la enfermería de la plaza sevillana. Desde la década de los años 40, al frente de la plaza de toros de Sevilla se han sucedido, por este orden: Fernando González Nandín, Antonio Leal, Ramón Vila Arenas y, desde el año 1978, el hijo de éste, Ramón Vila Jiménez.

Desde el año 2000, la empresa Sevilla Pages SL tiene suscrito un contrato con la sociedad Pilram SL de servicios médicos para la atención de la enfermería sevillana. Esta sociedad se encarga de tener los médicos y DUE necesarios para la asistencia, según lo establecido en el actual Reglamento Taurino de Andalucía. El equipo médico de la enfermería de Sevilla es el siguiente:

  • DIRECTOR: Ramón Vila Giménez.
  • CIRUJANOS: Antonio Guzmán Piñero, Octavio Mulet Zayas y Daniel Díaz Gómez.
  • VASCULARES: Damián Gascón López y José Ignacio Font Cabrera.
  • ANESTESIÓLOGOS: José Baena Tellechea y José M. Cordero Lorenzo.
  • HEMATÓLOGO: José M. Jiménez Jiménez.
  • MEDICINA INTERNA: José Luis Arias Jiménez.
  • D.U.E.: José J. Aviles Paradas y David Piña Sánchez.
  • A.E.: Mª Angeles Rodriguez Pérez.

(CLICK PARA ACESO DIRECTO AL REPORTAJE GRÁFICO)

Dejar respuesta

dos × 2 =