OPINIÓN.- La empresa Pagés no quiere escuchar a la afición de Sevilla

0
520

«…Es increible que un empresario de la categoría de Sevilla catalogue y juzgue la capacidad de representación de la Unión de Abonados y Aficionados de Sevilla, por muy minoritaria en representación que sea, pero con sus declaraciones denota que tiene nula capacidad jurídica para dirimir cuándo una asociación, al amparo de la legislación asociativa vigente, tiene personalidad jurídica. No lo olvide señor Valencia, que la afición en Sevilla anda cabreada y ‘mosca’ con algunas actuaciones y decisiones arbitrarias y consentidas, y todo ello debe ser corregido de manera elegante y cordial…»



Los empresarios Eduardo Canorea y Ramón Valencia.
FOTO: Matito.

Artículo de opinión completo de Pérez Alarcón en la sección OPINIÓN.

IR A LA SECCIÓN

Dejar respuesta

quince + 10 =