LAS DECLARACIONES.- Padilla: «Ha habido momentos en los que me he podido abandonar»

0
698

El matador de toros jerezano Juan José Padilla corta la última oreja del ciclo de la Feria de Abril, ganada a un toro de Miura, el quinto del festejo, que le dejó sentirse a gusto en varias fases de la faena de muleta. El Fundi se lamenta de los fallos con la espada aunque se va satisfecho por haber demostrado torería en dos faenas muy distintas. Valverde, contrariado con el juego de los toros de su lote.


Juan José Padilla abandonandose con el
quinto de Miura.
FOTO: Matito.

Redacción.-

     Juan José Padilla consideraba positivo su paso por la Maestranza tras cortar la única oreja en la última de la feria de Abril a un toro de Miura. "Ha habido momentos en los que me he podido abandonar e incluso me he emocionado. Los olés de Sevilla son muy sentidos y me los llevo dentro", aseguraba emocionado a burladero.com. Sobre la faena, el jerezano explicaba que "la gente estaba un poco fría y yo he ido metiéndola, venía muy ilusionado y motivado, esperaba que un toro me ayudase lo justo para poderle imprimir lo que llevo yo dentro. A mi primero le he dado un ramillte de verónicas muy buenos, pensaba que me iba a durar un poco más. He querido dejar largo al toro, para que tuviera alegría pero se ha ido consumiendo poco a poco".

     Por su parte, El Fundi se lamentaba haber pinchado una oreja a cada toro, que a su juicio "han sido distintos. El primero noble pero flojo y el otro ha sido un Miura de verdad, complicado, buscando y orientándose. He estado en dos facetas, una que es la que uno quiere, asentado y toreando largo y con más ímpetu y haciendo un esfuerzo con el segundo. La pena es no haber matado como quisiera". Sobre la decisión de no poner banderillas, el de Fuenlabrada matiza que "estoy intentando dejarlo, porque la gente tampoco me lo pide con demasiada fuerza".

     El tercero del cartel, Javier Valverde, explicaba tras el festejo que "si el primero no ha transmitido mucho, el sexto sí que lo ha hecho, me lo he pasado por los pitones y la gente se ha dado cuenta que venía a darlo todo… pero cuando no hay más, no hay más. Los he intentando exprimir -continúa el salmantino- y he salido a revientacalderas. Yo creo que no era la corrida de Miura que esperaba el público, más que nosotros, pero que tiene que salir así de vez en cuando".

Dejar respuesta

cinco × cuatro =