Animalistas y animales en Dos Hermanas

0
825

«…En el corazón de Andalucía, en la sevillana Dos Hermanas, los antitaurinos abren brecha… Se unen a catalanes y valencianos. El frente es cada día más poderoso y no deja de actuar. Mientras, los taurinos siguen muy calladitos. Resulta que el Ayuntamiento dice que no hay subvención para los festejos taurinos de este año, una vez que el señor alcalde, del PSOE, ha recibido a la plataforma de ‘antis’…»


Dos Hermanas, localidad de 120.000 habitantes limítrofe con Sevilla,
posee modernas instalaciones pero… ¿y su plaza de toros?

Ricardo Díaz-Manresa.-

     Faltaba tantear el corazón taurino de Andalucía y abrirle una brecha. El de Cataluña está que explota y el de la Comunidad Valenciana ya ha sufrido rasguños -Paterna dixit- en sus festejos populares taurinos de la calle. Mala y preocupante situación. El refrán dice que "comer y rascar, todo es empezar". Podríamos escribir que "prohibir y fastidiar, todo es empezar" también. Ahora, en Dos Hermanas, cuna de andalucismo puro. Resulta que el Ayuntamiento dice que no hay subvención para los festejos taurinos de este año, una vez que el señor alcalde, del PSOE, como el presidente de la Junta (que contrariamente a éste defiende la cultura y la tradición taurina en todo su territorio), como el alcalde de Sevilla (también protaurino), como casi todo en Al Andalus que huele a torero, ha recibido a la plataforma de 'antis', como siempre amigos de los animales y partidarios -supongo- del aborto e indiferentes -es probable- ante los niños hambrientos del submundo. Sólo el espectáculo taurino es el perseguido.

     La incoherencia de los socialistas unido a que este año tienen 'a huevo' la negación de subvenciones por la dichosa doble crisis (la mundial y la española, aquí juntas y más explosivas que por ahí fuera) va a servir a los alcaldes progresistas (llamados así éstos y todos los políticos que van para atrás) a ofrecer el 'cadáver taurino' a los animalistas. Retroceden y no avanzan, regresan y no progresan, pero todo el mundo les llama progresistas. Esto es lo que tenemos en la sociedad suicida (España 2009).

     En nuestro país está todo subvencionado, partidos políticos, centrales sindicales, cúpulas oficiales empresariales, la Iglesia católica hasta hace bien poco (ahora vía IRPF), religiones varias, manifestaciones de fe, fiestas de grandes ciudades y hasta pequeñas pasando por multitud de pueblos, cualquier cosa etiquetada como cultural y, nada, que el dinero corra; pero cuando es para algunos casos en algunos pueblos con el fin de satisfacer y ayudar a la afición taurina, no. Y escribo algunos cuantos porque en la mayoría de los casos lo que se hace al organizar los festejos taurinos es pagar unos impuestos considerables. Es el país de las subvenciones: se da dinero escandalosamente a las imbecilidades más raras.

     Mientras, el pueblo (que se cree todo lo que le dicen y así estamos) se traga y se echa las manos a la cabeza cuando oye la gran mentira: el dinero oficial prima mayoritariamente corridas de toros y novilladas. Es lo contrario: en la mayoría de los casos pagan, y mucho, al Fisco. Eso sí, admite que el Ayuntamiento ponga dinero para un conjunto musical (muchas veces puñado de gritones). Así pueden bailar en la plaza del pueblo o escuchar un 'concierto modelno'. No está mal subvencionar la diversión y la cultura, pero a todos.

     Y siempre, los aficionados, sin unir y sin plataformas, y viendo y admitiendo cómo nos descabellan una y otra vez, y calladitos. Cómo se parecen a los derechistas del PP, versión actual Rajoy Brey y anteriores, que todo se lo callan porque no creen más que en conservar su puesto. Los taurinos se dejan apalear como los católicos, no muestran las uñas para dar a conocer su fuerza, su número y su influencia.

     Los taurinos son zarandeados o ignorados por todos: por Monarquía, República, Franco, Dictadura, socialistas, populares… Siempre fue así. Ahora la indiferencia deja paso a la persecución. Esperemos que haya alguna vez en España un partido sensato y honrado que nos haga la vida normal y nos defienda cuando sea necesario. Y que no pase como en Dos Hermanas, que animalistas y animales se entrelazan. Lo malo es que abierta una puerta se abran otras muchas.

*Ricardo Díaz-Manresa es periodista taurino. / Publicado en Avance Taurino.

NOTICIAS RELACIONADAS:

ARTÍCULOS DE OPINIÓN RELACIONADOS:

Dejar respuesta

4 × 2 =

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies