OPINIÓN.- Sevilla, de espaldas a la afición

0
999

«…Un albero sin drenaje, impracticable en cuanto caen dos gotas. Y una desidia sin par, que no concibe la elemental protección de una lona. Pero, ¿qué importa todo eso mientras la Feria de Abril siga siendo el primer negocio del toreo? ¿Qué importan los gastos de desplazamientos, hoteles y manutención de los abonados foráneos si un seguro ampara a la empresa?…»


FOTO: Matito.

José Carlos Arévalo.-

     No conozco otra ciudad con más afición que Sevilla, tal vez la capital de México. Pero tampoco conozco otra plaza que dé más la espalda a su ciudad que la de Sevilla. Miento, la México, con diferencia, gana a la Maestranza. Pero hablo ahora de Sevilla, una plaza cara, donde un tendido de sol vale más que uno de sombra en Madrid.

     Una plaza con un ruedo enorme, desproporcionado con su baja altura, que aleja la lidia discriminadamente de los tendidos de sol. Un ruedo pensado para la lidia de los siglos XVIII y XIX, no para la de los siglos XX y XXI. Un diámetro que dilata plúmbeamente el primer tercio y el segundo, con dos tiempos muertos intolerables, el que prologa y el que epiloga la suerte de varas.

     Un albero sin drenaje, impracticable en cuanto caen dos gotas. Y una desidia sin par, que no concibe la elemental protección de una lona.

     Pero, ¿qué importa todo eso mientras la Feria de Abril siga siendo el primer negocio del toreo? ¿Qué importan los gastos de desplazamientos, hoteles y manutención de los abonados foráneos si un seguro ampara a la empresa? ¿Qué importa haber prácticamente expulsado a los aficionados de sol si la sombra asegura el beneficio? ¿Qué importa tomar el pelo a los telespectadores y, de paso, a la cadena que ha contratado las corridas, si el prestigio de nuestra Fiesta milenaria no va a caer más bajo por unas corriditas de nada?

     O sea, que aquí no ha pasado nada. Los maestrantes darán otra manita de cal este invierno a la Maestranza, la plaza lucirá preciosa en primavera y todos tan contentos. ¡Qué pais, Miquelarena!

*Artículo publicado en 6 Toros 6. / José Carlos Arévalo es periodista y director de la revista taurina semanal 6 Toros 6.

OTROS ARTÍCULOS DE OPINIÓN:

Dejar respuesta

uno × 2 =