El Rey inaugura un monumento ecuestre en homenaje a su madre a las puertas de la Maestranza

0
806

La obra ha costado 324.000 euros y ha sido financiada por Ayuntamiento de Sevilla, Real Maestranza y Fundación María de las Mercedes. Al acto de inauguración también asistió la Infanta Elena, nieta de María de las Mercedes y a quien inculcó especialmente la pasión por Sevilla. El Rey también presidió por la mañana la Junta General de la Real Maestranza. Al finalizar la tradicional corida del Corpus, los toreros fueron recibidos por el monarca en los salones de la Real Maestranza.


Redacción.-

     Apretada agenda la de hoy, festividad del Corpus, de Su Majestad el Rey Juan Carlos I en la ciudad de Sevilla. Por la mañana, a su llegada a la Real Maestranza de Caballería de Sevilla, fue recibido por el teniente hermano mayor, Alfonso Guajardo-Fajardo y Alarcón, quien le hizo entrega del bastón de mando.

     Su Majestad accedió seguidamente al interior, donde fue saludado por la Junta de Gobierno de la Real Maestranza, formada por el fiscal de la corporación, Santiago León y Domecq; el diputado primero, Pedro José de Rojas y Bernaldo de Quirós; el diputado segundo, Javier Benjumea; el secretario de la corporación, Francisco Javier de Solís; los antiguos tenientes hermanos mayores José María Maestre, Luis Manuel Halcón de la Lastra, Álvaro Tulio O'Neill y Manuel Roca de Togores; el archivero, Agustín Mencos; el clavero, Nicolás Coronel; el diputado de plaza, Alfonso Fernández de Peñaranda; y el diputado de música, Enrique de Queralt y Aragón.

     Tras acceder el Rey al Salón Principal, ocupó su lugar en la mesa presidencial y procedió a abrir la sesión correspondiente a la Junta General de la Real Maestranza. Una vez finalizada, Don Juan Carlos mantuvo un breve encuentro con los caballeros maestrantes asistentes a la Junta.

     Por la tarde, el Rey y Su Alteza Real la Infanta Elena presidieron el descubrimiento de un monumento dedicado a Su Alteza Real la condesa de Barcelona, María de las Mercedes. El pasado 14 de mayo de 2008 tuvo lugar la ratificación de la firma de un convenio de colaboración entre el Ayuntamiento de Sevilla, la Fundación Doña María de las Mercedes y la Real Maestranza para la financiación del monumento, una estatua de bronce de 3,40 metros de altura, y que muestra a la condesa de Barcelona a lomos de un caballo, vestida de corto y tocada con un sombrero de ala ancha.

     El importe de la escultura ha sido sufragado por el Ayuntamiento de Sevilla, la Fundación, la Real Maestranza y la Junta de Andalucía, que desean "rendir tributo a la condesa de Barcelona, que sintió una especial predilección por Sevilla y la Fiesta de los toros, y así lo manifestó siempre que tuvo oportunidad". El autor ha sido el artista sevillano Miguel García Delgado.

     La Fundación Doña María de las Mercedes, cuya presidencia de honor ostenta Su Alteza Real la Infanta Doña Elena, se constituyó en diciembre de 2006, por iniciativa de la Confederación de Empresarios de Andalucía y la Junta de Andalucía, con el propósito de honrar los valores que la Corona representa, como garante de las instituciones democráticas y piedra angular de la tarea de estabilidad y defensa del Estado, así como difundir la obra cultural de Andalucía y sus aspectos sociales y económicos, destacando su relación con los países de habla hispana.

     A su llegada a la Real Maestranza poco antes del comienzo de la radicinal corrida del Corpus, El Rey y la infanta Elena fueron recibidos por el delegado del Gobierno en Andalucía, Juan José López Garzón; el alcalde de Sevilla, Alfredo Sánchez Monteseirín; el teniente general jefe de la Fuerza Terrestre del Ejército de Tierra, Virgilio Sañudo; el consejero de Presidencia de la Junta de Andalucía, Gaspar Zarrías; el cardenal arzobispo de Sevilla, monseñor Carlos Amigo; el teniente hermano mayor de la Real Maestranza; y el presidente de la Fundación María de las Mercedes, Santiago Herrero.

     Después de ser saludados por los miembros de la Corporación Municipal, la Junta de Gobierno de la Real Maestranza, los patronos de la Fundación, los promotores del monumento y el equipo autor de la escultura, tuvo lugar el descubrimiento de una placa conmemorativa. El Rey recibió seguidamente, de manos del teniente hermano mayor, el bastón de mando. A continuación, el Rey y la infanta Elena mantuvieron un breve encuentro con los patronos de la Fundación, a cuyo término se dirigieron al Palco Real para presidir la tradicional corrida del Corpus.

     Tras la interpretación del himno nacional dio comienzo el festejo, en el que el rejoneador Diego Ventura y los matadores Curro Díaz, Salvador Vega y Alfonso Oliva Soto -que tomaba la alternativa- lidiaban toros de la ganadería de Gerardo Ortega. Una vez finalizada la corrida, con la interpretación del himno, su Majestad y su Alteza Real mantuvieron un encuentro con las cuadrillas, las familias de los caballeros maestrantes y el resto de asistentes, lo que puso el colofón a los actos.

Dejar respuesta

catorce − 7 =