PUERTA DEL PRÍNCIPE.- Ambiente con sabor a despedida

0
435

Pocas caras conocidas se dieron cita en la corrida de toros de Miura que ponía el punto y final a la Feria de Abril de este año; el AVE comenzó a funcionar desde por la mañana. Sólo la presencia del sevillano Morante de la Puebla, que casi como es habitual llegó acompañado de su amigo Antonio Barrera, llamó la atención. Los vendedores de los alrededores de la plaza se quejaban del menor negocio debido a los tres días sin toros.



¡Almohadillas a un euro, oiga! Qué el suelo está muy duro.
FOTO: Javier Martínez.

Francisco Mateos.-

     Se acababa la Feria y se notaba. En los aledaños a la plaza de toros gestos de despedidas y muchas manos estrechándose en señal de "hasta el año que viene". El AVE debió funcionar todo el día a marchas forzadas, porque pocas caras famosas se hicieron notar a la entrada de los toros para ver la corrida de Miura, para la que se anunciaban a tres clásicos ya en este día de domingo de farolillos: El Fundi, Juan José Padilla y Javier Valverde.

     Muchos de los corrillos de aficionados y taurinos se entretenían en intentar vislumbrar a los que serán elegidos con los distintos premios de los jurados, que comenzarán a sucederse en los próximos días. "El triunfador de la Feria es Manzanares -comentaba un aficionado veterano-, que es el que mejor toreo ha hecho y, además, el de más gusto del aficionado sevillano". Otro le hacía una puntualización: "Pero la mejor faena fue la de Miguel Ángel Perera,


Antonio Barrera llegó a ver la de Miura
en compañía de Morante de la Puebla.
FOTO: Javier Matínez.

que se la jugó de verdad y logró imponer su ley. Una faena maciza". En fin, que el libro de los gustos que diría aquel está en blanco y doctores tiene la iglesia y gente cualificada los jurados para saber elegir a lo más destacado de lo poco destacable que ha existido.

     No se perdió la última corrida de toros de la Feria de Abril el sevillano Morante de la Puebla, que ha asistido como espectador en varias corridas, más la que asistió como protagonista, ya que su segundo paseíllo fue uno de los tres festejos supendidos. Vino acompañado por el también torero sevillano Antonio Barrera, su amigo desde hace años pero convertido ahora en su auténtica sombra tras llegar a un acuerdo el de La Puebla con su suegro para que le apodere esta temporada.

     Morante acaparó miradas y fue muy solicitado para hacerse fotos por parte de curiosos y aficionados. Amable, el de La Puebla accedió a fotografiarse con


Una fotografía que no beneficia la imagen de toreo:
dos puntilleros intentando acabar con la vida del toro.
FOTO: Javier Martínez 

quien se lo solicitaba. Llegaba José Antonio vestido con su particular estilo de las últimas temporadas, con camisa llamativa y el pelo muy abierto, recogido con coleta.

     Las seis y media se acercaban y los vendedores de cachivaches de los exteriores de la plaza se lamentaban del balance ferial. "Las tres corridas suspendidas nos ha quitado mucho negocio, no nos hemos recuperado". Tampoco los 'reventas' estarán contentos, porque no pudieron colocar a precio de oro las entradas que tenían para dos de las corridas estrellas del ciclo, que fueron suspendidas por la lluvia. En fin, que al final parece que ni hubo mucha diversión ni tmpoco mucho negocio. En los exteriores de la plaza, claro…

NOTICIAS RELACIONADAS:

Dejar respuesta

veinte − 2 =