Una exposición sobre el mundo de Cossío se inaugurará en Río Grande de Sevilla

0
639

Del 4 al 29 de febrero se podrán ver objetos personales del erudito de la Lengua Española relacionados con el mundo de los toros y de la literatura. La íntima relación de José María de Cossío con la Generación del 27 marca las pautas de esta exposición monográfica que intentará describir la estrecha relación de la cultura con los toros de aquella época.



Retrato de José María de Cossío realizado por Ignacio Zuloaga.

Redacción.-

     Sevilla acoge la exposición 'Cossío, el mundo taurino y la Generación del 27', un homenaje a este erudito de la Lengua Española, amante del toreo y de la literatura por igual, José María de Cossío y Martínez-Fortún, precisamente en el 30 aniversario de su fallecimiento y su vinculación con la Generación del 27, en su 80 aniversario de su fundación. Esta muestra surge de la fusión de las dos pasiones de Cossío, sobre las que reunió una cuidada y variada colección de fondos. Manuscritos literarios inéditos, cartas, libros y revistas, dibujos, grabados, óleos, esculturas, carteles, programas de mano, cerámicas, trofeos, fotografías, regalos y curiosidades sobre ambos mundos y sus conexiones invadirán próximamente el Salón de Exposiciones del restaurante Río Grande, en la calle Betis de la capital sevillana.

     No se trata de una exposición sobre toros exclusivamente, aunque indudablemente el ambiente taurino inundará las paredes de la Sala de Exposiciones. No es así y por este motivo quienes decidan visitar la muestra se sorprenderán ante la variada y cuidada selección de piezas recopiladas entre los fondos que Cossío fue reuniendo a lo largo de toda su vida. La exposición-comisariada por Ignacio de Cossío, sobrino de José María, y Mercedes Murientes Fernández -directora actual de la Casona de Tudanca- pretende dar cuenta de la inestimable riqueza cultural que impregnaba los ambientes taurinos de la época; un mundo del que este polifacético personaje era amante y erudito.

     José María de Cossío tuvo múltiples aficiones pero dos, literatura y toros, fueron las más destacadas. De la fusión de estas dos pasiones surge la presente exposición, pues no es ésta, insistimos, una muestra sobre los toros, sino sobre la literatura, poesía y arte bajo una temática común: el toreo. De este modo manuscritos literarios, cartas, libros, revistas, dibujos, grabados, óleos, esculturas, carteles, programas de mano, cerámicas, trofeos, fotografías, regalos y otras curiosidades recreando el despacho de Cossío en su Casona solariega de Tudanca; y una vieja taberna taurina de principios del siglo XX en la Sala de Exposiciones Río Grande de Sevilla.

     Varios son los aspectos que se han pretendido abarcar: por un lado, las figuras del toreo; por otro transportar el abigarrado ambiente repleto de recuerdos y obras emblemáticas de Tudanca. Tampoco faltan elementos puramente festivos, como los carteles taurinos procedentes de distintos puntos de la geografía española que fueron recopilados por la cuadrilla del diestro sevillano Joselito 'El Gallo' y conservados por Cossío; u otros elementos propios de la fiesta, que han sido cedidos por los herederos de Cossío y plaza de toros de Santander.

     El recorrido se inicia como una puesta en escena cuidadosamente detallada del despacho de estudio y hogar de Cossío que nos transporta a la Casona de Tudanca. Este espacio sintoniza con la taberna ubicada a continuación, creando una recreación que reúne fotografías de amigos mobiliario, carteles de la época y, que nos envuelve con su voz siempre presente, un Cossío que recita 'El Llanto de Federico García Lorca' o las 'Chuflillas del Niño de la Palma' de Rafael Alberti. Éstas son ambientaciones encargadas de plasmar dos facetas de la vida de Cossío: el trabajo y el entretenimiento, esto es, la seriedad del estudio y la diversión de las tertulias en la taberna.

     Otra parte importante del espacio expositivo esta dedicado a la series de grabados sobre Tauromaquia de Goya; un guiño especial mediante una depurada exposición monográfica dentro de otra exposición general que culmina con el manuscrito de Fernando Villalón 'De re taurina' en uno de los pasos de la Sala de Exposiciones.

GENERACIÓN DEL 27 Y LOS TOROS

     La figura de Cossío simboliza la unión de dos mundos: el de los grandes poetas y literatos de la Generación del 27-recordemos que en el mes de diciembre pasado se conmemoró su ochenta aniversario- y el de las figuras del toreo de la época. Por este motivo el resto de la Sala están dedicadas a esta vinculación especial y objetos, recuerdos personales, cartas, fotografías y otros elementos meros anecdóticos son los encargados de documentar estas conexiones. Así encontramos un espacio dedicado a Ignacio Sánchez Mejías y en el destacamos 'El Llanto', original y manuscrito dedicado a Cossío, por Ignacio Sánchez Mejías de Federico García Lorca; otro espacio se brinda a la figura de Pepe Luis Vázquez y sus coetáneos, con el poema de Gerardo Diego dedicado a Pepe Luis y el manuscrito de Conchita Cintrón de su obra 'Patio de Cuadrillas'; otro espacio está dedicado a Cayetano Ordóñez y Ronda; en ella encontraremos el manuscrito de 'Chuflillas al Niño de la Palma' de Rafael Alberti; otro espacio estará dedicado a su gran amigo y secretario personal Miguel Hernández en donde se destaca por sui sola las cartas del poeta oriolano a Cossío desde la cárcel rogando su intersección para evitar su pronto fusilamiento; por último encontramos la estancia con las figuras de Joselito y Belmonte. Este último espacio posee un especial interés pues estos dos toreros estuvieron muy vinculados a Cossío: con Joselito y su cuadrilla compartió camino, hotel y restaurantes-como testigo figura Cossío en el billete kilométrico de la cuadrilla en el que se cita a Cossío como uno más del grupo- y tras la muerte del torero hace ahora casi medio siglo de la cogida de Talavera, Cossío se vio inmerso en una etapa de profunda tristeza que le mantendría alejado del mundo de los toros.

     Se expondrá de igual manera la talla de la Virgen de la Esperanza (Macarena) de Joselito adornada con el capote de paseo de terciopelo verde del maestro de Gelves, de la que sintió especial devoción en sus rezos antes de cada corrida durante su carrera. De la misma forma, mantuvo una estrecha amistad con Belmonte hasta la muerte del toreo en 1962.

     Numerosa fue la documentación recabada por Cossío, un legado conservado en su Casona, en Tudanca. Destacadas piezas como el incalculable valor del fondo documental formado por catorce carpetas con los programas y recortes de prensa de las apariciones de Joselito recopiladas bajo las indicaciones del diestro y cedido por la hermana de Joselito y viuda de Ignacio Sánchez Mejías, son exhibidos en la muestra y aparecen igualmente registrados en el catálogo de la exposición que se ha publicado con juntamente con una  segunda edición especial del libro biográfico de José María bajo el título 'Cossío y los toros', realizado por su sobrino el periodista Ignacio de Cossío para la ocasión.

     Además de estos documentos, la serie de grabados de Goya anteriormente mencionada y varias obras de Ignacio Zuloaga, encontramos distribuidas por los distintos espacios obras de significativos pintores e ilustradores del siglo XIX  y XX que buscaron su fuente de inspiración en el mundo taurino: Ignacio Zuloaga 'El Mozo', Dionisio Fierros, Perea, Pharamod Blanchard, Roberto Domingo, Enrique Herreros, Martínez de León, Pérez Machuca y Martín Maqueda son algunos de ellos.

     'Cossío, el mundo taurino y la Generación del 27' es una exposición que versa sobre la vertiente poética y lírica del mundo taurino, de la raza y nobleza de este arte en las artes y las letras, del rigor del estudio patente en el Tratado Técnico e Histórico, de sentimientos, de lazos de amistad entre ganaderos, toreros, críticos, de revivir la fiesta taurina fusionada al entorno intelectual y de recordad, en definitiva, toda una época que marcaría una parte importante de nuestra historia reciente. Todo un privilegio artístico, histórico y documental.

Dejar respuesta

12 − 12 =