La Maestranza elige un polémico cartel para anunciar la temporada 2008

0
1151

El cartel, un óleo sobre papel, es original de Miquel Barceló. El pintor ha elegido la imagen de un toro poco proporcionado boca abajo que está atravesado por una gigantesca flecha, como cayendo muerto a plomo. La imagen inspira cierta crueldad y nada tiene que ver con el ensalzamiento de la belleza y la verdad de la Fiesta de los toros.


El cartel original para la temporada 2008.

Francisco Mateos.-

     La Real Maestranza de Caballería, con su teniente de hermano mayor al frente, Alfonso Guajardo-Fajardo, ha presentado esta mañana el cartel que anunciará los festejos de la temporada 2008 en la Real Maestranza. El cartel es original del artista Miquel Barceló, que ha usado técnica de óleo sobre papel. La presentación ha corrido a cargo del crítico de arte Juan Manuel Bonet. Además, la presentación de esta obra ha contado con la presencia de los dos representantes de la empresa Pagés, Ramón Valencia y Eduardo Canorea.

     La obra traerá polémica. De hecho, desde que la Maestranza reorientara los carteles de la temporada de la mano del desaparecido Juan María Maestre en la búsqueda de autores contemporáneos de reconocido prestigio pero que, en ocasiones, nunca hayan tocado el tema taurino ni conozcan la propia idiosincracia de esta Fiesta, varias de las obras han levantado más de una crítica. El de este año, sin duda, será el que más críticas levante.

     Barceló ha plasmado la imagen de un toro escasamente proporcionado, con patas muy alargadas y que recuerdan más a las de una arácnido que a las de un toro de lidia, que se encuentra boca abajo y que está completamente atravesado por una gigantesca flecha. La imagen del toro atravesado por la gigantesca y desproporcionada flecha tipo 'sioux' de los indios del Oeste, como cayendo muerto a plomo, inspira pena y crueldad. El crítico Bonet reconoció en la presentación que la obra levantará polémica y el propio teniente hermano mayor maestrante, aunque muy discretamente, reconoció que la institución maestrante es un poco avanzada en la elección de los carteles.

     El cartel es de obligada inserción por parte de la empresa Pagés en cada uno de los carteles que se anuncien a lo largo de la temporada en Sevilla, con lo que cada vez le ponen más difícil a la empresa lograr 'enganchar' nuevo público, obligada a anunciar los festejos bajo una imagen cruel que seguro provocará lógicos rechazos y alentará a los antitaurinos. De hecho, más parece una imagen exagerada de las que suelen sacar en sus logotipos algunos antitaurinos que una lámina de ensalzamiento de la belleza y verdad de la Fiesta.

Dejar respuesta

veinte − 12 =